Inicio » Julio Saavedra - Opiniones

Más sobre lo público y lo privado

Mucho y muy buenas “plumas” han escrito sobre lo que nos cuesta discernir, lo público y lo privado.

Con la creación de los espacios democráticos y la desaparición poco a poco del estado feudal, se ha ido ganando terreno y sabiendo separar lo que es público de lo que es privado, otra cosa es que cuando se administran poderes y herramientas que debieran ser públicas y se tiene un frágil concepto de la distinción entre un término y otro, no es difícil cruzar usa débil línea que los separa.

Uno de los espacios donde más suelen transgredirse estos términos es en el día a día de la utilización de los medios de comunicación, aquellos que deberían estar puestos al servicio de la sociedad y por mor, de estar en manos sin capacidad de consenso, los medios de comunicación públicos, han dejando de ser considerados instituciones con responsabilidad pública para asumir, cada vez más, su carácter de instituciones de interés privado. En ese sentido, su responsabilidad social ha sido subsumida en aras de la búsqueda de utilidad privada.

Además en aquellas sociedades pequeñas y sobre todo en el mundo rural, estos conceptos que deberían ser el sanctasanctórum del día a día, se transgreden siempre en beneficio de quien maneja las herramientas, lo que conlleva al perjuicio del resto de la sociedad.

Y todo esto para decir que, aquello en lo que la competencia es del Órgano Público Local, -Ayuntamiento- que además es el responsable de publicar y poner en conocimiento de la ciudadanía toda publicación que le atañe, unas veces para beneficio y otras menos, por aquello de querer informar solo a una parte de esa sociedad, se publica en una herramienta de las redes sociales, pero en un perfil privado; ¿será para tener a los suyos más y mejor informado que al resto? ¿O es por aquello de tener en la chaqueta otra medalla más?

No es solo patrimonio de los administradores públicos esta confusión de lo público y lo privado, no. Hay quien hace una buena labor en beneficio de la sociedad, cosa que hay que reconocer, pero que en función del momento nos damos más a la colaboración y al ensalzamiento que en otros. Las Asociaciones Culturales, Deportivas, Musicales, etc., desarrollan una excelente labor, pero de ahí a mezclarlas con lo que debería ser la Cultura desde los Entes Públicos, hay bastante variación. Seguro que algunas Instituciones no serían capaz de desarrollar un solo acto cultural sino fueran por los distintos movimientos sociales de carácter privado. La Cultura en nuestra localidad desde los organismos Oficiales, siempre, no ahora, ha estado al albur de las iniciativas de Asociaciones e incluso de personas particulares, no pondré ejemplos porque todos los tenemos en mente.

No es menos cierto que en función de que las arcas estén más o menos repletas, las colaboraciones por parte de los Organismos Públicos suelen ser más o menos espléndidas. Durante los últimos tiempos parece ser que como lo que imperaba era el mantenimiento del déficit público, se han estado guardando en las arcas públicas los remanentes para dar pábulo a quienes los exigían o incluso para boato propio.

Termino, si queremos tener una sociedad involucrada, tendremos que tener gestores que sean capaces de consensuar; sin consenso y quien lo articule, toda sociedad está destinada al ostracismo y la división.