Algo de historia

Portada del libro de la Hermandad de San Antón

Si bien podría decirse que la fundación y los festejos se pierden en el devenir de los tiempos, sí se tiene constancia de documentos desde 1915, quien entre otros consta el que fuera un personaje popular y realzó la fiesta en su momento, nos estamos refiriendo a  Guillermo Rodríguez (tío Guillermo “Mandaera”). La fiesta “in illo témpore” se celebraba el mismo día de la festividad del santo, 17 de enero, en los últimos tiempos se pasa al fin de semana anterior o posterior más próximo, con el fin de dar más participación a todos.

 

 

Copla alusiva a Guillermo Mandaera (popular)

Este año los muchachos

no van a tener escuela,

que le ha “echao” la vacaciones

tío Guillermo Mandaera

Mandaera, Mandaera,

no creí que tanto fueras.

 

Las novenas y La Junta

Interior de la ermita de San Antón.

En los primeros días de enero ya huele a pólvora en Garrovillas, son los hermanos de San Antón Abad que llaman con cohetes a la novena en honor del santo, las novenas se solían celebrar siempre en su ermita, situada en el popular barrio de “canta ranas”, en algún tiempo por aquello de las cuestiones iglesia/estado se celebraban en la cercana ermita de la Soledad, otras veces en la Iglesia de San Pedro y en la actualidad se desarrollan en Santa María de la Consolación, no suele faltar una novena dedicada a los hermanos fallecidos en el año.

Después, el primer acto civil es el que se conoce como “La Junta”, a ella suelen asistir la mayoría de los hermanos y es en la que se suele hacer la entrega del bastón de mando del Mayordomo saliente al nuevo Mayordomo, se aprovecha para echar alguna que otra arenga por parte de los asistentes, y en la que no faltan las emociones; este año asumió la Mayordomía José Pedro Durán “Pericupolea”; también se reparten las actividades que tienen que hacer los hermanos para que la fiesta salga todo lo bien que se merece. Hace algún tiempo en esa Junta que se celebraba con algunos días de adelanto de los festejos, se aprovechaba para encargar lo necesario para la fiesta y los hermanos solían comprar artilugios de bromas que eran los prolegómenos de los carnavales.

La víspera

El sábado por la mañana de la celebración se juntan los hermanos, normalmente en la Plaza, con el fin de comenzar el pasacalle, acompañado de charanga y cabezudos, se visitan los bares y es típico en los últimos tiempos hacer una visita al “llano de las monjas” en casa de Epi y José, donde son bien recibidos y agasajado con gusto y con placer, poniendo mesa en la calle donde no faltan las patateras, el pellejo crudo de cerdo, las aceituna y para el “bebercio”, en la puerta del comercio, vino y cerveza, los refrescos están prohibido por aquello del frío y estar a la sombra.

El sábado en la Laguna

El pasacalle suele recorrer la mayoría de bares y tabernas del pueblo, para terminar en La Laguna desde donde se irá a lo que se conoce como Centro Social para tener una comida de Hermandad; esta comida anteriormente se solía hacer en casa del Mayordomo.

Haciendo historia sobre la jornada de víspera no podemos dejar de nombrar a Antonio Beades “el componeol”, aquel hombre que con una gran tambora y al ritmo de 4/4 acompañado con el soniquete de “pon, pon, la tambora de San Antón”, recorría las primeras horas de la tarde por las calles del pueblo recogiendo a la chiquillada, cual flautista de Hamelin, para llevarlos a la glorieta y hacer una lumbre con el objetivo de que no se destemplara el pellejo del instrumento, esperar a los hermanos que habían salido de mañana en la “viajera” a la estación de ferrocarril del Río Tajo a esperar al tamboriles que venía de Riolobos, el tamborilero que estuvo viniendo muchos años y que su hijo en alguna ocasión también lo hizo, era conocido como Santos el tamborilero

Copla alusiva a Santos el tamborilero (popular)

Santos el tamborilero

hombre de mucha alegría,

que no deja de tocar

ni de noche ni de día.

Que bien toca, que bien toca,

para que bailen las mozas.

Una vez los hermanos en el pueblo se recorría las tabernas y pocos bares que había para terminar en la Plaza junto a la minaría.

En la actualidad después de la comida de Hermandad se celebrar festejos taurinos a base de vaquillas a las que caso no se le hace mucho, es más el objetivo de compartir una charla y una copa con quien quiera, ya que no es restrictivo, para nadie que quiera asistir.

La minaria

A continuación, sin faltar la charranga, la comitiva se dirige a La Plaza para dar fuego a la minaría, que hoy está exquisitamente preparada, pero que tiempos atrás se hacía con las cosas viejas que los vecinos querían quemar.

Termina la jornada del sábado con el baile de Hermandad, en otros tiempos el baile se solía realizar el mismo día del santo y era costumbre animarlo con “papelines, serpentinar y matasuegras”.

 

El domingo de la celebración

Ensalada de moruja

La jornada del domingo comienza de temprano, a primera hora de la madrugada se reúnen en casa del Mayordomo la charanga y los que han sido capaz de levantarse para comenzar despertando al vecindario a base de los cohetes, la música y la jarana que provoca la comitiva; se suele visitar a aquellos hermanos que invitan a los “dianeros” a pasar por sus casas, donde son recibido y agasajados con todo tipo de dulces, bebidas espiritosas y no tanto; en los últimos tiempos, y por aquello de la resaca y lavar un poco el gaznate, se suele poner escabeches de bollos de patatas y ensaladas de moruja.

Bendición de los animales

Ducha rápida, cambio de ropa y a misa; la misa se celebra en la ermita del Santo, suele ser cantada en la actualidad por algún coro local, antiguamente era costumbre que durante la Consagración el tamborilero interpretara el himno nacional. También se ha incorporado en los últimos tiempos el rito de la bendición de los animales por parte del sacerdote, que se realiza a la puerta de la ermita, en algún tiempo también se desarrolló en La Plaza, a la altura del Poste de Cabildo.

Finalizada la bendición al ritmo de charanga y cohetes en el cielo, la comitiva se desplaza a La Plaza para realizar diversos juegos infantiles: rotura de puchero, trepar a la cuerda, subir a la cucaña…, todo eso mientras los adultos se refrescan el gallibero; esto también han cambiado con el tiempo, recuerdo haber visto a Ángel “el Curtis” hacer subir globos de aquellos que se impregnaba un algodón con alcohol para que subieran, unos sí, otros salían ardiendo antes de coger vuelo, también era asiduo el darse churros con chocolates entre dos voluntarios con los ojos vendados, lo que conseguía que se pusieran perdido antes el regocijo del personal.

Juegos infantiles en la Plaza

Nuevamente al centro social para pinchar algo rápido y a renglón seguido volver a la ermita para sacar al santo en procesión.

Como la mayoría de los “procesionados”, hoy en día se hace sobre un artilugio con ruedas para evitar el tener que cargar con la imagen, aquella que en tiempos se sacaba a hombros, en alguna ocasión, por falta de devotos, algún hermano tuvo que poner su coche, un seat 600, para que se pudiera realizar la procesión.

Procesión

El recorrido, que yo tenga conocimiento, es el más largo de todas las procesiones que se desarrollan en la localidad, pasa por la mayoría de las calles, donde los hermanos, y no hermanos, entregan las ofrendas que posteriormente serán sacadas a subasta. En el artilugio que porta al santo se van colgando y colocando las dádivas entregadas, es imagen también pintoresca el ver a ciertos hermanos con una bolsa o limosnera pidiendo una voluntad para el santo, tampoco puede faltar quien ofrece las papeletas para la rifa de la “cochinina”. La procesión es amenizada con la charanga que hace jornadas intensivas. En otros tiempos las ofrendas se solían llevar en unos cestos de mimbres que dejaba el que fuera mi padre.

La procesión finaliza en La Plaza, y es introducida la imagen en el Corral de Comedias para realizar la consabida subasta de todo lo que el santo ha recibido durante su procesionar por las calles del pueblo.

El objetivo de la subasta, como es de imaginar, es el conseguir recursos económicos para la realización de la fiesta, por aquello de que los hermanos tienen una cuota de 5 € al año, lo que para los tiempos que vivimos es  algo escasa, si contamos que quienes contribuyen con esta cuota tienen derecho a la comida del sábado, al pincho del domingo, y al acceso a las vaquillas, amén del baile y asistir a todos los actos que se organizan, incluido el derecho a asistir a la gira que se celebra cuando el tiempo lo permite.

Subasta del dúo Chatojo

La subasta que en su día se celebraba en las inmediaciones de la ermita, por aquello de la comodidad y de las inclemencias del tiempo del mes de enero, han pasado a desarrollarse en el referido Corral de Comedias, ya que los asistentes están sentados y a cubierto, además con la gran entrega de ofrendas el tiempo se ha prolongado, también como consecuencia de darle algo más de tiempo a los subastadores, que actualmente la realizan, a jugar con las apuestas de los postores; los lotes suelen salir a cantidades irrisorias y van subiendo hasta que se pronuncia el “buen provecho haga a su postor”, a continuación lote nuevo.

Terminados los lotes, se realiza la rifa de la “cochinina”, buque insignia de la Hermandad, y algún que otro regalo del que se hayan vendido papeletas para ello.

Finalmente por los hermanos más allegado, o “del assa” -como se suele decir por estos lugares- la imagen es trasladad a su ermita, siendo un momento emotivo el de la despedida, y no faltando nunca el “¡Viva San Antón Bendito!”, al que se le añade tantos ¡vivas! Como ocurrencias tenga el personal.

 

Personajes y anécdotas

Muchos son los personajes populares que han convivido con la festividad de San Antón Abad en Garrovillas de Alconétar, siempre se tuvo un concepto equivocado de que eran lo que se conocían como “la Hermandad de la bota”, por aquello del estar siempre el pellejo con vino, pero no es menos cierto que nunca hubo motivos para hacer algún reproche a la Hermandad, a la celebración y a sus componentes.

Gira de sanantoneros de principio de los años 60 del siglo pasado, entre otros están Diego Paquino, Mandaera, Alfren, Módene, Valle, Domingo Pino, el Curtis…

Este que suscribe, siendo niño, tiene recuerdos de cuando mi abuelo materno: Antonio Gutiérrez “Sabol” hacía las migas el día de San Antón e iba a comer a casa toda la familia; de aquella época eran sanantoneros de pro, Antonio “el albardero”, Cornelio Cortés “Cachucho”, después aparecieron tío Guillermo Mandaera, “El Chisti”, “el Pelao”…; la siguiente hornada fue la de mi padre y compañía: Diego “el de la porcelana”, Paquino “Chinato”, Josafat, Antonio García –quien hiciera durante muchos años la subasta con un gracejo particular-, Natalio, Eugenio García, Florencio “El chato”, Ángel “el Curti”, Valerio Suárez “el sastrinu”, los hermanos Módenes, Moisés Valle, Gregorio Gutiérrez “Tarugo” quien puso el seat 600 mencionado para que saliera el santo en procesión…; a estos les siguieron los hijos mayores de ellos: “El Chisti hijo”, Leandrín “Carea”, Andrés “El sastri” -que será en la actualidad de los mayores- conjuntamente con Jesús “Frejón” el del carrinu, Luis Cordero “el Jherreru”…; también en esta etapa hay que nombrar a quien durante

Fernando “Chupón” haciendo la subasta

mucho tiempo hizo la subasta con su particular visión de la misma, me refiero a mi querido vecino Fernando Hurtado “Chupón, aquel que se ponía los origüelos en la camisa limpia mientras miraba a la su Lola para que cogiera el lote que él quería,  terminaba con el “buen provecho jhaga a su postól”.

Copla a Fernando Hurtado “Chupón” Inmemoriam (JSG)

Este año y to’ los años

mientras dure san Antón,

se ha de tener un recuerdo

pa’ el que llamaban chupón.

¡ay! chupón, ¡ay!chupón

tú ya estás con san Antón.

 

En los últimos tiempo y sumándolo a la actualidad hay un elenco de personajes que desde la Junta Directiva están innovando los actos y dando vida a la celebración, han restaurado la ermita y cambiado alguna cosa que parecía inamovible, pero que lo están haciendo estupendamente, a mi entender, de entre ellos y por orden jerárquico hay que nombra a Jesús Ramos Molano  “Canana” –Presidente-; Mario Durán García -Secretario; Fernando Jiménez “el Chatinu”, José Merino, José María Martín “Carea” Benjamín Cebrián, Joaquín Sánchez “Chenchino”; José Ramón Rodríguez, Paco González, Jesús Flores, los hermanos Marcos Macías –Anselmo y Fernando; Cristian Valle…; otros sanantoneros asiduos por aquello de venirle de familia son: Jesús Valle, Jesús Domínguez, Santiago Molano, Pedro Martín, Ramiro Valle…, y el que esto subscribe. A la vista de la chiquillada que ha acompañado este año todos los actos de los sanantoneros, la Hermandad tiene el futuro asegurado.

Joaquín Gardía y Julio Saavedra sanantoneros y quintos

No quiero perder la ocasión sin nombrar a las sufridas “hermanas” de San Antón que aunque no rezan como tal, ya llegara ese tiempo, sin su labor la fiesta no sería ni la mitad de lo que es, también mencionara, a parte de los ya dicho, a quienes han realizado la subasta en los últimos tiempo, “Boroy”, Salvador Hurtado “Chupon” y los dos últimos años al dúo “Chatojo” Fernan “el Chato” y Jesús “el Rojo”; y tanto y tanto anónimos, y algún olvidado por lo que pido perdón, que participan en la fiesta y siempre están dispuesto a decir un ¡Viva San Antón Bendito! Para todos ello mi reconocimiento.

 

 

Copla del 2005 siendo Mayordomo Fernando Jiménez “El Chato” (JSG)

Nunca tuvo esta hermandad

mayordomo con más dotes,

en todas la fiesta está

y en los toros en el bote.

Cojonudo, cojonudo

eres el número uno.

Coplas al Mayordomo de San Antón 2014 José Ramón Rodríguez (JSG)

 Este año el Mayordomo

del divino San Antón,

vive en la calle Naranjo

de nombre José Ramón.

Ay Joserra, ay Joserra,

Nos vas a dar mucha guerra.

Copla del 2016 al Mayordomo Jesús Ramos “Canana” (JSG)

Este año el Mayordomo

de este divina hermandad,

tres mujeres tiene en casa

como coño va a mandar

¡Ay! Jesús, ¡ay! Jesus,

que bien te lo montas tu

Copla al mayordomo de 2018 José Pedro Durán (JSG)

Este año en san Antón

vamos a tener buen día,

comeremos buen jamón

y tendremos alegría.

¡Jose Pedro,  Jose Pedro

saca vino del pellejo.

La cochinina de San Antón

 

Fotos: Wifredo López, Domingo Macías, Sonia Hurtado y JSG. Para verlas en otra pestaña picar sobre ellas.

Julio Saavedra Gutiérrez

0 comentarios

Deja un comentario