Inicio » Fiestas locales » Semana Santa

Viernes Santo 2014

Fotografías tomadas durante la Procesión del Santo Entierro. https://old.alkonetara.es/fotografia/garrovillas_desde_el_2003/actualidad_grafica_2014/semana_santa_2014/viernes_san

2 comentarios

PEINETA Y MANTILLA

Vestir la mantilla en un Viernes Santo es una señal de duelo, respeto y luto por la muerte de Jesucristo.

El protocolo dicta la forma de vestir porque -repito- es una señal de duelo , en ningún caso debe frivolizarse con escotes , minifaldas, etc .Desde mi ignorancia quiero pensar que son creyentes las personas que la utlizan y que no aprovechan tal fecha para lucir sus joyas y sus mejores galas.

SEÑORAS CREYENTES, UN POQUITO DE POR FAVOR…PERDÓN  QUISE DE DECIR DE COHERENCIA

Entre Santos anda el juego

Llevaba ya algunas Semanas Santas sin perderme por entre capuchones y bollos de escabeches por distintos motivos de mis dedicaciones y los achaques propios.

Por fin este año he comido “potaji” y “botiborrillu”, he visto “la burrina”, “los capuchonis” y hasta me he permitido el lujo de comer tortilla de “criaillas” y “escabechi con sus correspondientes bollus”, “tou mu ricu”. Esto me da pie para proponer a algún erudito en la materia gastronómica, tan de moda en estos tiempos, que recopilara los platos, dulces, postres…, típicos de la localidad desde enero a diciembre;  ya sé que hay algún que otro trabajo, pero están diseminados en distintas publicaciones, tanto en papel como digital.

Sigo, he disfrutado del buen tiempo, de “La Laguna”, me he dado un “paseíto” por los castillejos, he disfrutado de La Plaza, he asistido como curioso a alguna “proseción”; en definitiva he saboreado la Semana Santa de mi pueblo.

Cierto es que algo cambiada sí que la he encontrado, sobre todo, por los recorridos de las algunas “proseciones”  que yo no conocía sus nuevos itinerarios.

Por lo demás, casi todo igual. Me sale de ojo la diferencia con otras localidades “semanasanteras” (perdón por el palabro) en la costumbre de ir a la “proseción”, en contra de otras como son Cáceres. Jerez de los Caballeros, Sevilla…, donde lo que la mayoría del personal va buscando son ubicaciones para ver los pasos. No, en Garrovillas una parte importante acompaña los desfiles procesionales, cierto es que también los hay que con la mesa y las sillas cogidas en La Laguna se acercan a ver “los pasos”. Tampoco ha cambiado mucho el hecho ponerse “pincho” -entendiendo este término como el ir con buenas y elegantes galas a los actos-, me gusta, como se diría en el facebook ese.

Igualmente he notado que el mal llamado “sexo débil”  nos ha adelantado a los “adanes” por la derecha y por la izquierda; lo digo porque el primer paso de la “proseción” del jueves santo que iba cargado a hombros, era precisamente La Verónica, e iba sobre espadas de su mismo género. Ésta “proseción” me pareció mejor estructurada que en años anteriores; algunos pasos han sumado cofrades, otros se mantienen con los suficientes acólitos para no dejar su cita anual; he visto capuchones que antes no conocía, e incluso la situación de alguna imágenes que en años pretéritos  iban abriendo el desfile y como abandonadas, han sido colocados en lugar, no sé si más apropiado, pero por lo menos, más arropados.

En general, bien lo que se refiere al mundo del culto, creencias y tradiciones, pero claro me sale la vena reivindicativa y a continuación digo:

Entiéndase lo siguiente como aportación positiva, que luego aparece el jaquelyn de turno y me tacha que soy negativo en todo lo que se hace en este periodo político. Pienso que con el fin de unificar algún criterio general de los actos religiosos y procesionales, Garrovillas tiene la suficiente entidad para crear una Asociación de Cofradías en la que estuvieran representadas todas ellas y establecer normas generales sobre todo a la hora de la participación. Por ejemplo: el uso de calzado negro para quienes se vistan de nazareno, capuchón, con túnica, o como se quiera llamar, algún responsable que hiciera seguir cierta cordura en la marcha cuando asisten varios pasos con el fin de evitar las distancias entre unas cofradías y otras, etc… En definitiva, sentarse y organizar. Y todo ello recogido en un programa con las horas de procesiones y cultos propio de la Semana Santa, el recorrido, de dónde salen; se podría ir recopilando información de las imágenes y cada año publicar un pequeño apunte sobre una de ellas que además a mi me han parecido interesante alguna de las tallas, concurso de fotografías…. E incluso me voy a atrever a decir que la ordenación y regulación del tráfico se podría hacer de otra manera que no fuese solamente el papelito en los coches, y acompañar esta medida con señales de tráfico móviles con la leyenda de “prohibido aparcar en esta vía por desfile procesional” o algo parecido,  porque se puede dar el caso de que un propietario de un vehículo lo deje en una calle por la que tenga que pasar una procesión y no se entere que  está entorpeciendo el acto, y de momento no tenemos grúas como en otras poblaciones, ni falta que nos hace.

Vuelvo a repetir para ir terminado, esto último se me ocurre como aportación y como crítica también si se quiere, pero entiéndaseme solo con ese objetivo, aun a riesgo que alguien coja el rábano por las hojas y sabiendo de mis querencias, quiera hacer de estas palabras una oposición cerril y mal intencionada; ahora sí, dejar bien claro que para defender estos mis argumentos no voy a perder un solo segundo, como hacen algunos, en utilizar insultos ni personales ni colectivos, ya que entiendo que cuando se usan los insultos para reforzar argumentos, estos no existen y si una “jhartá” de ditirambos.

Esto que me ha dado por expresar mis pensamientos y mis ideales por mediación de esta web, aunque algunos no se lo crean, no me reporta ni un solo beneficio, más aun, algún que otro desprecio personal y giro de cabeza con tal de no tener que saludarme, que para más inri vienen de quien hizo durante un tiempo su Leitmotiv por un no saludo de su oponente político, allá él. Que de momento lo seguiré haciendo por este medio que algunos dicen estar “prostituido”, pero yo, todavía referente a ese calificativo soy “virgen” o santo según se mire. Aunque sí es cierto que ha decaído bastante la participación escrita, que no así las visitas, ahí están recogidas las entradas, el motivo no se cual es; intuyo que algo tiene que ver con aquello de opinar aquí y rápidamente calificarte, ponerte la medalla y además correr el riesgo de ser proscrito y tratado de lo que uno no es, y claro en una localidad donde nos conocemos casi todos, el personal no está por ser catalogado. A mí y con mi edad esas cosas ya me resbalan.

 

Julio Saavedra Gutiérrez

Comentarios cerrados.