Inicio » Enlaces Garrovillanos

UNA APUESTA OPTIMISTA PARA EL FUTURO DE EXTREMADURA

JOSÉ JULIÁN BARRIGA BRAVO PRESIDENTE DEL CLUB SENIOR DE EXTREMADURA Hace años, muchos años, miles, decenas de miles de extremeños abandonaron súbitamente su tierra buscando otros territorios que les permitieran subsistir o desarrollarse. Algunos, más afortunados, emigraron para formarse en universidades o simplemente para progresar. Es la historia mil veces contada. Aquellos extremeños son quienes, ahora, todavía, pasean sus miradas fatigadas sentados en un banco de una plaza del País Vasco, de Cataluña o de Vallecas, o han vuelto a sus pueblos de origen y se pierden entre recuerdos. Pasaron los años, pero la historia se repite. Miles, decenas de miles de extremeños buscan fuera de los límites de su tierra, si no el pan como sus abuelos, sí su futuro profesional o laboral.

Un centenar aproximadamente de aquellos extremeños de mi generación, de los que emigraron y de los que tuvieron la suerte de permanecer, se han reunido, agrupados en el Club Senior de Extremadura, para pensar en el futuro de la Comunidad y para reflexionar sobre qué hacer para evitar que los jóvenes extremeños de ahora, sin duda los mejor formados de la historia de Extremadura, no se vean obligados a emigrar como muchos de ellos lo hicieron. Y han tenido algunas ideas, después de muchas horas de debates, y las han resumido en un manifiesto, el ‘Manifiesto de Alange’, porque ha sido en este emplazamiento extraordinario donde se reunieron hace solo unos días.

El ‘Manifiesto de Alange’ no es un programa de gobierno, ni una propuesta de modelo económico para Extremadura, ni siquiera un diagnóstico, aunque de todo ello se tratara. Simplemente es una llamada de atención sobre una cuestión principal y evidente: la solución de los problemas de los extremeños corresponde a los extremeños, a cada uno de nosotros, individual y colectivamente. O lo que es lo mismo: la solución no incumbe exclusiva ni primordialmente a las instituciones, es responsabilidad compartida. Es hora de que la sociedad se active y que cada asociación o agrupación de la vida civil, en su ámbito y en su competencia, formule propuestas y proponga soluciones de progreso y de desarrollo. Y además: es necesario tejer programas de colaboración entre las entidades civiles y sociales para desarrollar programas conjuntos.

Durante los debates de Alange quedó clara una idea: ya no sirve el lamento o echar la culpa a los políticos o a las instituciones. Ni siquiera a Madrid, tampoco a Bruselas. Nosotros somos los responsables, a nivel individual y colectivo. La Comunidad tiene recursos suficientes para desarrollarse y para hacer sostenible un modelo de progreso. Hace falta reflexión, debate y propuestas de aquellos que conforman el tejido social de la región. Ojalá pudiéramos despojar de retórica aquella frase del presidente Kennedy y aplicarla al pie de la letra a la situación de nuestra Comunidad: «No preguntes qué puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú por tu país».

El ‘Manifiesto de Alange’ muestra dos preocupaciones principales: el paro de los jóvenes y el papel de la Universidad de Extremadura en el desarrollo de la Comunidad. Se parte del reconocimiento de una realidad dolorosa pero real: a pesar de los progresos registrados tanto en los aspectos sociales como económicos, los principales indicadores continúan situando a Extremadura en los últimos lugares de progreso. Y seguidamente se insiste en el convencimiento de que la responsabilidad para superar esta situación, aunque corresponde en primer lugar a las instituciones políticas de la región, se extiende a toda la sociedad. Y por ello se considerad ineludible y un deber cívico que cada asociación o entidad (desde los Colegios Profesionales a las Fundaciones y entidades asociativas) promuevan acciones de progreso y de desarrollo.

Y, además, los socios del Club Senior de Extremadura elevan a los grupos parlamentarios de la Comunidad su preocupación porque, con frecuencia, las propuestas de solución de los problemas socioeconómicos de la región no se ajustan a planteamientos profesionales, o no en el grado debido. Lo hacen con el respeto institucional debido, pero con contundencia: Extremadura necesita más sociedad civil, mayor implicación social, mayor activación ciudadana. La pasividad o la falta de articulación de la sociedad civil es una de las causas principales de la situación que lamentamos y que sufren muy particularmente los jóvenes en paro. El desempleo de los jóvenes no es solo un problema del presente, sino una grave amenaza para el futuro porque volvería a lastrar el desarrollo y el bienestar de Extremadura.

El Club Senior de Extremadura se ha propuesto un plan de acción para los próximos meses con una iniciativa principal: promover un encuentro entre diferentes entidades sociales de la Comunidad para emprender acciones conjuntas que redunden en beneficio de la comunidad. Somos conscientes de que Extremadura goza de unas oportunidades de desarrollo importante para los próximos años y en modo alguno puede desperdiciar la ocasión que se deriva de su prioridad a la hora de las inversiones europeas. El II Foro de Debates de Alange ha estudiado casi monográficamente la industrialización de Extremadura. Intervinieron en los debates catedráticos de Universidad, empresarios, directivos de empresas, ingenieros de diferentes especialidades, sociólogos, etcétera. Todos coincidieron en las oportunidades de desarrollo que el futuro ofrece. Este será además el tema del III Foro de Debates que se celebrará en las Hurdes el próximo año con un tema monográfico: empresas e iniciativas ejemplares que triunfan dentro y fuera de la región. En el trasfondo de todo, una preocupación y ocupación principal de quienes ya han alcanzado la edad de jubilación: cómo evitar la emigración de los jóvenes extremeños.

http://www.hoy.es/extremadura/201506/23/apuesta-optimista-para-futuro-20150623000654-v.html

1 comentario

Aplaudiendo la iniciativa,

Aplaudiendo la iniciativa, espero que ese Plan de Acción acabe en manos que tengan poder para ejecutarlo. También espero que tenga objetivos cuantificables, medibles en el tiempo, o de otra forma será una declaración de intenciones,  un buen trabajo que mantuvo ocupado durante unos días a personas de gran valía, por experiencia y saber, pero sin capacidad de materializarse en la vida real.

 «la solución de los problemas de los extremeños corresponde a los extremeños, a cada uno de nosotros, individual y colectivamente» nunca mejor dicho; y la base es la educación y con ella el cambio de mentalidad. Generación muy preparada, pero respecto a la Extremadura anterior, sin embargo no destaca respecto otras Comunidades que también disponen de generación muy preparada, se sigue estudiando mucho para aprobar y no para innovar, crear, producir, exportar, comercializar… (menos vender productos extremeños a granel para que otros los comercialicen con sus marcas de otras Comunidades o incluso de otros países (Italia comprando nuestro aceite de Oliva). También habría que pedirle a los políticos que tuvieran un poco visión de largo alcance, por no decir de miras, que supieran ver las oportunidades de progreso que muchas veces pasan por delante y ni se enteran, por desconocimiento o prejuicios; que se dejaran de disputas y odio al adversario político, que eso por aquí se ve mucho.

Felicitar por el artículo a Julián y a César por ponerlo aquí. Estaría bien conocer algo de ese plan de acción que se ha presentado a los Grupos Parlamentarios de la Comunidad. Porque si la clave del cambio está en cada uno de los extremeños no estaría de más que cada uno de los extremeños conociéramos algo de ese valioso trabajo.

He encontrado esto pero no se si es todo lo que hay:

http://www.clubseniorextremadura.es/manifiesto-de-alange/

Gracias y Saludos!

 

 

 

 

Comentarios cerrados.