#104972
orwell
Miembro

   Una vez más aparece el rostro despiadado  del poder sin límites; al adversario político (enemigo) hay que destruirlo y aniquilarlo, y donde más le duele,  su familia, su propiedad. Hay algo más infame

   “Las personas de ideas prefijadas,  influenciadas  por  las corrientes políticas del momento, incapaces de ver más allá y de reflexionar de lo que ocurre a su alrededor”,  aún nos queda el sentido de la solidaridad  ante las injusticias cometidas por el poder contra algunos de nuestros vecinos y sentimos esas agresiones como auténticos  mazazos  a la libertad y patrimonio de las personas de este pueblo por parte de unas personas cuya máxima es:

               El que no está conmigo está contra mí.

   “Jefes de Estado, de Gobierno, Ministros, Diputados y Senadores de las democracias, juntos con Alcaldes, Diputados y Delegados, es decir, la nueva clase dominante, ejercen el poder antiguo  con un estilo nuevo y disfrutan de privilegios que, aunque sutilmente disfrazados, superan en muchos casos a los de emperadores, reyes, gobernadores, sátrapas y clérigos del pasado. La lista de privilegios del poder político parece interminable; autoridad desproporcionada, inviolabilidad, inmunidad, dinero público sin control, protección policial, acceso a información reservada, uso de recursos públicos, apoyo jurídico, liderazgo, servidores, vehículos, residencias, secretarias…”

     Un saludo y que todo se resuelva felizmente para vosotros.