#107283
saavedra
Jefe de claves

Comu bien sabis el jechu consistía en una refilera de muchachus y el más valienti -que solia sel el mah grandinu se ponía delanti y los otrus tenian que jadel lo mismu que él, unu de los peligrus que más se usaba era saltalsi los bolichis de lah canterías de la laguna y aluegu lo que se le ocurriera a c’unu

Pero estu de los juegus tien una connotación temporal, o sea queka estación del añu tenía sus propius juegus; por ejemplu en inviernu y cuandu habia braseru en las cashas se solía cogel una latina o boti de lata y con unus kachinus de picón o zaragalla del braseru se le metía un cachinu de pimientu picosu y comu toitas las puertas estaban abierta por la parti de arriba, se metia el boti o la latina en la casha que se tenía comu objetivu y al ratu estaban tous tosiendu comu si estuvieran tisícus, a esu se le llamaba jadel el teji-teji. Por esi mesmu tiempu se solia dal el din-din y la cuestión era buscal normalmenti la casa de alguna moza de la partía y como toas la puertas tenían el cerroju pol fuera se el ataba un jilu negru y desde la esquina de la calli se tiraba del iju y ¡hala a dar la monselga a los padrid de la muchacha!. Unos de los objetivus de la mi partía era (con perdon por usar su nombre) en ca tio «parrinu» y comu el hombre era un poco poeta cuandu salia corriendu detras de nusotrus siempri nos regalaba algún versu propiu que nos ponía comu se di ahora a parir.

Prometo seguir.

salud,