#106550
liberal
Miembro

Tres años antes de morir, Beethoven padeciendo una sordera total, celebrará su vida con estas palabras:

“Hace 54 años, mi madre acudió al médico. Se encontraba en el segundo mes de embarazo y su marido era alcohólico. Tenía afección sifilítica y uno de sus hijos era retrasado mental. Además, en la familia había varios sordos. El médico decretó la interrupción del embarazo, pero mi madre se negó. Siete meses más tarde nací yo. Hoy, en 1824, en Viena, estreno mi novena sinfonía, mi canto personal a la alegría de vivir”. Ludwing Van Beethoven.

Yo citaba a un doctor francés, que bien pudo dar el dato erróneo en el programa de televisión, o, quizá, ser mal traducido. Sólo traté de citar una posibilidad para hacernos reflexionar a todos. Por cierto, yo copiaré, pero cuando copio cito la fuente. No todos pueden decir lo mismo.