#109200
Lady L
Miembro

Señor alcalde :

 

Si en un nuevo ejercicio de modestia como los que suele regalarnos cada dos por tres dice usted que ha hecho del rigor un estilo de vida (como decía Millán, el de Martes y Trece, « me meo toa »), ¿por qué se limita a comentar sólo lo que le conviene? Desde luego le reconozco la gracia cuando dice « No voy a entrar en desgranar los discursos de algunos portavoces y gentes de partidos, porque eso es un compendio. Mejor fíjense en este ejemplo sacado de alkonetara. ». Eso, eso, mejor fíjense en este ejemplo, y sobre todo no vayan a fijarse en todo lo que estos días se ha escrito en este foro. Se han evocado aquí situaciones muy concretas, auténticamente vergonzosas. ¿Quién da ahora la callada por respuesta ?

Pues yo, que me he tomado la molestia de contestarle largo y tendido a esa pregunta que tanto le obsesiona, esperaba de usted una respuesta medianamente formal, echándole narices, como las que tuvo para atreverse a mandarme un mensaje privado. Así que desde hoy, para pedirle educadamente que me conteste, le haré un homenaje, para que vea que no hay inquina, citando su frase más memorable : ¿qué hay de lo mío ?