#110042

que mientras haya personas conflictivas en la política local no se puede acabar la crispación por mucho que lo deseemos. La rabia nace de la impotencia que produce la injusticia, al ver como alguien que ha consentido la humillación y la vejación en un medio que creó expresamente para eso y nadie como usted haya dicho nunca nada al respecto. Aquí en esta página hay muchas pruebas gráficas y sonoras del comportamiento de su líder, de sus mentiras, engaños y agravios, y aún así la gente ha mirado para otra parte, han tragado y le han votado.

“No me preocupa tanto la gente mala, sino el espantoso silencio de la gente buena”. Martin Luther King