#109190
Facundu
Miembro

Cándido Javier Gil Pizarro Ayer el Ayuntamiento aprobó la puesta en marcha del anunciado plan de inversiones con cargo al superávit de 2013. La ley de estabilidad presupuestaria obliga, a todos los ayuntamientos de España, a dedicar el superávit, si lo tienen, a pagar deudas, si las hubiere. Garrovillas no las tiene. En segundo lugar a amortizar operaciones de endeudamiento pendientes, que no tenemos, y en tercer lugar a pagar a proveedores si es que se les debe. No es el caso de Garrovillas. Si todo eso está hecho, y aun así existe superávit, la ley permite dedicar ese dinero a inversiones, pero con una característica importante: han de ser “financieramente sostenibles”.  De esta forma se han propuesto. En una primera fase, obras por valor de 183.166 € que serán ejecutas en su totalidad por personas de Garrovillas, y con materiales servidos por empresas locales. Le sucederá una segunda fase a la que se han destinado casi 80.000 €.  A tal efecto se ha creado una bolsa de empleo en la que todo el mundo se ha podido inscribir, que es pública, y que lo seguirá siendo durante toda su vigencia para control de todos. Una vez que el pleno lo ha aprobado, el próximo lunes día 2 comenzarán las obras para las que se han contratado veinte personas que se suman a las que ya trabajan con distintos programas. De esta forma el Ayuntamiento realiza obras en beneficio de todos, empleando a sus vecinos con dinero procedente del superávit. Nunca, en los años anteriores se había hecho algo similar, a pesar de quienes se empeñan en decir que la situación del consistorio era buena. No lo era. Pero la ley permite más cosas, permite que los ayuntamientos como el nuestro, que cumplen con los principios de estabilidad presupuestaria, con la regla de gasto, y que no incurren en morosidad, retribuir a sus alcaldes sin el límite que le correspondería por el del número de habitantes que tengan. El Ayuntamiento de Garrovillas, por decisión del alcalde, un servidor, ha renunciado a ese privilegio, y seguirá sin cobrar. Un saludo. Cjgil.