#109892
tábano
Miembro

Señor Cándido Javier Gil Pizarro, alcalde de Garrovillas de Alconértar, trata usted de tontos a los que le doran la píldora al tratar de confundirlos otra vez con argumentos falsos, maipulados y ya muy manidos, y la verdad que no están, la mayoría de ellos, con usted porque le adoren si no porque les interesa y el día que usted no les sirva, que será pasado mañana, le darán una patada en el trasero. De tontos no tienen nada asi que no pierda el tiempo en tratar de engatusarlos que ahí no estais ninguno engañado.

Puse lo de ilegalidad entre comillas para que cualquier persona inteligante comprendiera que es usted un sirvengüenza que disfraza sus intereses, bastardos y vengativos, de interés público. La ilegalidad es cambiar la cláusula de un contrato que obliga a abrir un bien municipal unos días y horas determinadas de manera arbitraria, abusiba y desastrosa en lo económico (copio y pego de otro contrato anterior sobre un servicio distinto). Fue aprobado por el pleno y el pleno lo puede revocar pero si se lleva a él. Este impresentable no lo consultó con nadie y guiado por su caracter maligno y vengativo lo denegó de manera miseráble y misógina.

Maria Luisa Vecino González