#101395
Anónimo
Invitado

oyi sinvelguenza, que a tí el otru día se te enreaba la lengua y no se te entendía naita. Ibas en tres cilindrus, y te refregastis con el hombru en dos esquinas pol que cojisti la culva antis de tiempu. Que te gusta mas que una ensalá de morujas.
¡¡¡ah!! que se me olvió decilti el otru día, que ya no me dí na el aparatu, que era el casé que se encendía a la misma vez y no mabía dau cuenta.

Tesperu en el almendru, bandíu.