#108492
liberal
Miembro

Vamos a ver. Desde que llevo escribiendo en estos foros, y ya hace de ello bastante tiempo, intento imponerme ciertas normas que creo contribuyen a la calidad del debate y no a que se conviertan en un diálogo de sordos, que es con frecuencia lo que sucede. Principal motivo este de que cada vez sienta más pereza al ponerme a hilar una serie de razonamientos sobre el tema que se esté tratando en cada momento, y tienda a abandonarlos. 

Una de estas reglas es tratar de ceñirme al tema del que se habla. El hilo que he abierto trata el problema, normalmente preocupante, pero en la situación actual angustioso, de tener unos pequeños reinos de taifas en los que unos reyezuelos infames se niegan a tomar las medidas necesarias para contener el déficit y se declaran en situación de abierta rebeldía contra el gobierno central. Todo esto cuando nuestros socios europeos tienen la vista puesta en España, y nos estamos jugando nuestra credibilidad como país, nuestra pertenencia al euro y, el bienestar de, al menos dos generaciones. Esto no es opinión. Son hechos contrastables.

En este contexto de emergencia nacional, nos salen los gobernantes separatistas de una de estas regiones amenazando con romper la baraja y dejar de contribuir al esfuerzo común como hacemos el resto de los españoles. Eso sí, después de que se les rescate con nuestro dinero, porque da la casualidad de que los nacionalistas catalanes, de derechas y de izquierdas, se las han ingeniado para quebrar las cuentas de la región históricamente más rica de España, entre otras razones por malgastar el dinero en la creación de su "estadet", y ahora no tienen ni para pagar los hospitales. Aunque, claro está, siempre les queda el recurso de echar la culpa a "Madrid". 

Otra de las normas que intento seguir es no soltar alegremente afirmaciones que no puedo sostener con hechos o datos. Dice Crazy que en España "se considera que la unidad nacional ha de estar basada en la centralización del gobierno". Siguiendo ese razonamiento, habrás de concluir que desde hace 30 años se ha estado atentando contra la unidad nacional,, porque  con el cuento de "acercar la administración al ciudadano" lo único que se ha hecho es dejar en manos de las autonomías un número cada vez mayor de competencias, resultando curioso que, si seguimos el abracadabrante pensamiento de Crazy, en España queremos la centralización y, por eso, cada vez hemos ido creando un estado más descentralizado. Pero que la realidad no nos estropee la propaganda.

No, vamos a ver, lo que se ha demostrado es que descentralizar las competencias y ponerlas en manos de los caciques de las autonomías solo ha servido para crear clientelas políticas en las regiones no nacionalistas, para financiar el separatismo en las nacionalistas y, en cualquier caso, para mantener una administración que, a la vista está, es insostenible, porque no es ya que no queramos, es que no podemos pagarla.

Dices que en España se considera que la unidad nacional ha de ser unidad cultural. ¿Y en qué te basas? En nada. Porque si algo ha caracterizado el mundo de la cultura en España es, aparte de una decadencia imparable, ha sido la exaltación de las diferencias entre las distintas regiones de España, el provincianismo más obtuso y el aldeanismo más iletrado, sufragado generosamente por la satrapía de turno, por la cuenta electoral que le tenía al político de turno. Pero, ¿cómo puedes decir que en España se pretende una especie de uniformización cultural centralista, cuando en las regiones con lengua propia, se ha perseguido con saña al idioma común de todos, llegando incluso a multar por rotular negocios en español y a impedir que los alumnos puedan recibir clases en el idioma común? Si en el País Vasco una organización separatista y proterrorista ha pedido un censo de la gente que hable en español, supongo que como paso previo para ponerles una estrella amarilla en el hombro e introducirlas en un campo de concentración.

Y, por último, llegamos al esperpento. Resulta que Esperanza Aguirre, que es liberal, y ha mostrado su admiración por los sistemas de gobierno británicos y estadounidenses quiere convertir España….. ¡¡¡en China!!! que es una dictadura comunista, y tú, Crazy, que te has definido como comunista en varias ocasiones, quieres que España sea…. ¡¡Estados Unidos!! que es un país liberal donde el Partido Comunista está prohibido. Asombroso.

Por último, una pequeña nota histórica.

En los primeros años del cristianismo, tras el Concilio de Nicea, la mayor parte de las tierras cristianas estaban bajo el dominio de Bizancio. En la corte del emperador, las mentes más brillantes del imperio pasaban el tiempo inmersas en complicadísimas discusiones teológicas cuya utilidad oscilaba entre el cero y la nada. Entretanto, surgió una amenaza, el Islam y, desde Arabia, los musulmanes ocuparon las tres cuartas partes del imperio en escasos cien años, mientras en Constantinopla se entretenían en asuntos tan cruciales como la naturaleza de la transubstanciación (conversión del pan y el vino en Cuerpo y Sangre de Cristo). Quizá conozcáis la expresión "discusiones bizantinas"; pues este es su origen.

Podemos estar todo el tiempo como aquellos dos conejos de la fábula discutiendo si los que los perseguían eran galgos o podencos, pero el hecho central es que, o nos ponemos todos manos a la obra o, más al hispánico modo, podemos tomar el camino del sálvese quien pueda. El problema es que, por esa vía, ahora no se salva ni Dios.