#108595
liberal
Miembro

Llevo mucho tiempo sin escribir en la página, por diversos motivos. Uno de ellos es que no soporto los intercambios de reproches vacíos que se escupen en línea y media con muy mala uva, con poco conocimiento, mucho sectarismo y, eso sí, bastante poca vergüenza.

También influye el hecho de que aquellos que hemos mamado desde pequeños una cierta idea de la seriedad, de la honorabilidad de las personas, del respeto a la palabra dada y de otras costumbres que están en retroceso, tal vez porque algún iluminado ha decidido que constituyen usos fascistas a desechar, estamos bastante cansados. Cansados de ver en televisión, oir y leer la cantidad ingente de soplapolleces, tonterías, barrabasadas, estupideces, agresiones a la inteligencia y politiquerías baratas de carácter variado que, a diario bombardean nuestras retinas, percuten nuestros tímpanos y, lo peor de todo atacan nuestro sentido común. Por todo ello, este escrito no serán unas líneas amables y pido perdón por adelantado por su tono.

Muchos que durante años combatimos, en la medida de nuestras posibilidades, con la palabra y con argumentos, las políticas entre estúpidas en lo intelectual, sectarias en lo ideológico y suicidas en lo económico (a las pruebas me remito) del gobierno anterior, acudimos a las urnas para dar al Partido Popular una mayoría suficiente como para darle la vuelta a este país como a un calcetín. Para cambiar el modelo de Estado, la Ley Electoral y la política económica que ha llevado a España a una de las mayores crisis de su historia.

Pasados nueve meses escasos de rajoyesco gobierno, tengo que decir, con todo el dolor de alguien que ve su confianza traicionada, que el Partido Popular me ha defraudado. ¿Y por qué? Porque para realizar la cirujía que España requería, se necesitaban votos y se los dimos. Pero también se precisaba valentía. En ese aspecto, ¡ay!, no hemos tenido suerte. Ha arribado al poder una casta de populares acomplejados que, con la mayoría más absoluta y el poder más grande que jamás urna alguna concedió a ningún político español, ha demostrado que las ilusiones de cambio sólo encubrían sed de poder, hambre de poltrona, mas ninguna idea y, menos aún, rastro de algún principio. Caterva emasculada de gente avergonzada de sí misma que sólo busca el perdón del progresismo, y que sufren un a modo de orgasmo ideológico cuando algún medio de la izquierda los tilda de moderados. Mantienen un Estado insostenible,  chollos y mamandurrias y para ello han subido impuestos por encima de lo que pedían los comunistas. "Los hemos descolocao", han llegado a decir. Hasta aquellos que seguimos día a día el secuestro y tortura de Ortega Lara, hemos observado avergonzados como este gobierno, en una continuación lamentable de la política de apaciguamiento de Zapatero con los etarras, concedía un tercer grado a su torturador como paso previo a su suelta. 

¿A qué viene todo esto dentro de este hilo, se preguntarán? Quizá a nada, pero sirve como desahogo y medida de higiene mental para alguien que, como yo, está harto de soportar este piélago de indecencias. 

Lo cierto es que, aunque muy tenue y a lo lejos, se veía una luz al final del túnel. Nos quedaba Esperanza. Esperanza Aguirre. Si Mariano acaba fracasando, podemos confiar en ella. Política machacada de manera inmisericorde por esta izquierda antipatriótica que sólo vale para arruinar reputaciones. Mujer que, como no podía ser de otra manera, también sufrió los apuñalamientos por la espalda de aquellos de su partido que buscan el perdón por existir entre las sábanas de El País. Bajo su mandato Madrid ha alcanzado las mayores cotas de prosperidad de su historia. Se ha convertido en la región más rica de España, hasta el punto de que hoy se puede mirar con suficiencia desde la capital de España hacia aquellos que mostraban su riqueza como prueba irrefutable de supuestas superioridades raciales y trampolín para sus deseos de independencia subvencionada.

Después de Esperanza, Madrid puede presumir de tener una de las mejores redes de Metro de Europa. Ha abierto hospitales, escuelas, ambulatorios. El hijo de cualquier trabajador puede hoy en Madrid matricularse en una escuela bilingüe donde aprenderá inglés y disminuirá la distancia con los centros privados. Eso es acortar las distancias entre ricos y pobres. Además, en una España endeudada hasta las cejas, con comunidades pidiendo rescates porque están literalmente en quiebra, todo eso se consigue con las cuentas públicas más saneadas de España…. y bajando impuestos.

Hoy Madrid es el único sitio de España donde se crea empleo. Y lo sé por experiencia.

Como consecuencia de todos esos logros, ha sido la persona más vilipendiada de España. Campañas de sindicatos, indignados, y oposición rupestre deseando su muerte han jalonado su mandato. Porque en este penoso país, la envidia hacia los que logran algo parece ser la única fuerza que mueve las conciencias. También porque hablaba claro, no se escondía y les decía a la cara todos los días a los políticos de la izquierda, que se creen con el monopolio del progreso humano, de las buenas intenciones y de la preocupación social, que no tienen ningún motivo, ni uno solo, para sentirse moralmente superiores a nadie.

Bueno, pues ya la hemos perdido. Felicidades a todos ellos.

Yo no tenía pensado escribir, hasta que me encuentro con que una persona a la que aprecio, como es Kupi, publicándome la nómina de Esperanza Aguirre. 

Mira Kupi, yo comprendo que, dada tu cercanía conyugal al partido de la rosa, los excluyas convenientemente de todos tus ataques a los políticos, pero …¿qué pretendes con eso? Pues no otra cosa que excitar la envidia, pecado capital atávico, de los que vean esa cantidad y estén pasando estrecheces. Esperanza Aguirre gana casi 6000 euros al mes…. Mira, Kupi, eso lo gana un mando medio de cualquier empresa importante sin que lo amenacen de muerte cada día diecisiete veces. Querido, si todos los políticos de España con el poder de Esperanza Aguirre, pudieran presentar una gestión económica como la de ella, 6000 euros serían una propina. 

Porque dime, Kupi, ¿has publicado tú el sueldo de Rodríguez Ibarra, o la pensión máxima que fue a pedir y le concedieron por dar clases en la universidad ¡¡durante 2 cursos!! hace más de 30 años? ¿Has publicado tú el sueldo de Rodríguez Zapatero o su pensión, después de 8 años de desgobierno que han dejado a la juventud sin futuro, la economía destrozada y a España como un solar? ¿Publicarás el sueldo de Cayo Lara? ¿Publicarás el sueldo de Llamazares? No, el de Aznar ya sé que lo publicarías gustoso.

Te voy a dar un ejemplo que también puedes publicar. La Declaración de Patrimonio de Manuel Chaves. ¿Sabes cuál era el sueldo de Manuel Chaves en 2009? Pues ganaba 14.000 euros más al año que E. Aguirre ahora, es decir 86.000 euros por tener a Andalucía a la cola de España en todos los indicadores. Bueno, pues con ese sueldo, cuatro años de ministro de trabajo (1986-1990) y diecinueve años de Presidente de la Junta de Andalucía, el tío tiene la desfachatez de declarar poco más de 60.000 euros de patrimonio total. ¿Excita esto tu celo persecutorio? Espero que sí.

En fin. Que nos vamos cansando de ciertos apoliticismos o antipoliticismos asimétricos.

 

Un saludo.