#107423
SHARON STONE
Miembro

     

 

Tan fácil como que si TODOS ordeñamos la vaca, nos quedamos sin leche.

 

El despilfarro es tan escandaloso y obsceno que asusta y repugna a los ciudadanos decentes. 

Se trata de que los tiempos demandan AUSTERIDAD, y que aquí somos incapaces de gobernar sin los bolsillos llenos.

Por supuesto  que lo primero es suprimir altos cargos que viven como virreyes, rodeados de una corte que incluye servicios de prensa, asesores, coches oficiales, dietas y presupuestos generosos. Prefieren arrebatarles el dinero a los ciudadanos antes que reducir ministerios, coches oficiales, corrupción, comisiones, tarjetas de crédito, enchufados y subvenciones que ordeñan a diario las finanzas del Estado.

Pero existen otros gastos ADEMÁS DE… que también son criticables y prescindibles.

Y puestos a  añadir más despilfarros, y como la lista es interminable, me voy a meter con las SUBVENCIONES A LOS PARTIDOS POLÍTICOS.

Para el Consejo de Ministros no existe la crisis, ni las congelaciones, ni el pensionazo, ni la austeridad. Hace unos días autorizó la cantidad de  82.354.480 euros destinados a las formaciones políticas con representación en el Congreso de los Diputados, en concepto de financiación ordinaria, a cargo de los presupuestos generales del Estado. En total, los partidos políticos, van a recibir la nada despreciable suma de 82.354.480 euros. Y dentro de poco, con motivo de las elecciones municipales, recibirán mucho más.

Esto es un abuso de poder, ya que en las principales democracias del mundo los partidos se financian con las cuotas de sus afiliados y con donaciones transparentes y controladas.

Lo cojamos por donde lo cojamos, no tiene desperdicio. Esto  se llama MALA GESTIÓN DEL DINERO PÚBLICO, a parte de sinvergonzonería.

Y no creo que dé igual el partido que gobierne. A veces, en la Historia, la alternancia es buena por sí misma, aunque un idiota suceda a un inepto.