#110092
tábano
Miembro

Sostengo desde hace tiempo que la situación económica del ayuntamiento es precaria y que más pronto que tarde tendremos serios problemas para hacer frente a las obligaciones contraídas.No se trata de desprestigiar a la institución, ni a quien la dirige, si no de poner de manifiesto un juicio basado en un somero y riguroso análisis de los datos que conozco y lo que sé de lo que acontece.El acta de arqueo correspondiente al cambio de corporación dice lo que había en la «caja del ayuntamiento» al  cierre de ejercicio (581782,05 euros el 13 de junio). No dice nada respecto a la situación económica del ayuntamiento en ese momento.Para saber el estado aproximado de las cuentas municipales tenemos que empezar por la casilla del haber, que debe haber alrededor de 150000 euros y provienen de: Del superávit a 31 de diciembre de 2014 que el alcalde dijo en el salón de plenos que estaba gastado o comprometido presupuestariamente prácticamente en su totalidad (6000 euros quedaban creo recordar fue la cifra ofrecida) . Y del presupuesto de este año del que nos han informado que al cambio de corporación estaba cumplido en un 42% que traducido a dineros supone un superávit provisional anual de alrededor de 150000 euros.En el debe tenemos algunos contratiempos surgidos, bien por falta de planificación o bien por peores razones, como los problemas en la piscina municipal, los sobre-costes de las obras de los planes de diputación, indemnizaciones que habrá que hacer conforme vayan saliendo las diversas sentencias de los procesos judiciales en marcha, etc., etc.. También habrá que proveer para otras contingencias negativas que pudieran surgir, como el más que posible déficit de las fiestas de San Roque.Es posible que a muy corto plazo no podamos cumplir escrupulosamente con la ley de estabilidad presupuestaria, con la regla de gasto y con los principios de buen gobierno esperados.Posiblemente será necesaria una operación de tesorería pero no por tener una oposición que se opone a todo, que no es el caso, o para tener liquidez por la falta de simultaneidad entre gastos y pagos e ingresos y cobros, si no para tapar los agujeros que lógicamente tarde o temprano se tenían que evidenciar dada la gestión injusta de los gobiernos presididos por Cjgil. E. Lozano