#109027
saavedra
Jefe de claves

Voy a comenzar con una reflexión:

Aquellos que conocimos y leímos “Hoja del Lunes”, que era una de las pocas publicaciones que aparecía “in illo témpore” y era de obligado cumplimiento si querías estar medianamente informado los lunes por aquello del apagón periodístico, o aquellas hojas tan familiar que creo recordar se llamaba “El Buen Amigo” -incluida su famosa fuga de vocales-. Hemos ido adsorbiendo esto de las nuevas tecnologías (y digo yo que no serán ya tan nuevas, pues al principio de los 80 yo hice mi primer curso de ordenador y ya se llamaban así) como poco, seminuevas –igual que los coches, que por muchos años que tengan siempre son seminuevos-. Fin de la cita, perdón de la reflexión.

Que decía que algunos, hemos ido aspirando poco a poco la forma de informar e informarnos; y ni aunque tuviéramos siete vidas como los mininos nos daría tiempo a leer todo lo que algunos quisiéramos.

Uno de los cambios que yo entiendo que se ha producido es la facilidad del “donde dije digo, digo Diego”, ello me trae a colación una noticia que he oído hoy de que cierto Partido Político ha colgado un vídeo en su web criticando una decisión judicial, como ha visto que se le han echado encima, ¡zap! borrón y cuenta nueva.

Esto parece ser que es una práctica demasiado habitual últimamente. Se ponen en las webs y en los blogs cuestiones personales, algunas que no debieran aparecer en público porque se corre el riesgo de denuncia judicial, e incluso otras que aún sin tener importancia aparecen y desaparecen a criterio del “administrador” de la correspondiente herramienta cuan ojo del Guadiana. Claro que el objetivo una vez publicado, está conseguido. Dar carnaza a sus correligionarios. O a lo mejor es que me está empezando a fallar la vista por aquello de Posible Senectud Demencial Grave.

Pues no señores, ante una denuncia judicial, ya pueden ustedes borrar lo que quieran, que como no formateen el disco duro, y aún así, seguro que la policía encargada de los delitos informáticos encontrarían algo. Por lo tanto, pongan y borren, borren y pongan a su libre albedrío, pero en informática como los pulmonados siempre se deja rastro.

Tenía yo pensado publicar esto en esa red social tan conocida, facebook, pero he pensado que a lo mejor por ser tan extenso en mi explicoteo y además siendo el facebook una cosa tan vasta, como que no, lo pongo aquí que ya conocen mis tonterías y mis tendencias.