#104365
MI
Miembro

Un triste episodio de nuestra historia. Los soldados franceses que se rindieron en Bailén al señor Castaños (el mismo que posteriormente pasó a cuchillo a la población de Donostia) acabaron confinados y abandonados en la isla balear de Cabrera. Hubieron de recurrir al canibalismo para poder sobrevivir. Menos de la mitad regresaron a Francia acabada la guerra.