#109831
pulgacojonera
Miembro

Como cuenta la historia. Antaño como saben casi todo los Garrovillanus había un@s fantasma que en las calurosas tardes de los meses de julio y agosto vagaban con sus todos terrenos y sus carros enganchados, eran silenciosus y se movían por las ermitas, puentis y conventos, la historia dice que esas piedras y joyas ahora. Adornan grandes chimeneas, patios etc… De grandes chalets, casas y majestuosas casas de campos. Es una historia qué cuentan los más ancianos y si es cierta, me pregunto yo y muchos vecinos, porque no se pone en marcha yaaa una investigación si es cierta dicha historia? Ahora qué esta de moda el convento por su alumbrado creo que sería necesario que lo expoliado vuelva a su sitio qué es donde tien que estal.