#107405
SHARON STONE
Miembro

 

Un Senado poliglota y con traducción simultánea es un espectáculo esperpéntico y una ofensa para muchos españoles que no tienen trabajo y pasan necesidades. España que ya ocupaba puestos de cabeza en los vergonzosos rankings mundiales del desempleo, el avance de la pobreza, el blanqueo de dinero, el despilfarro público, el endeudamiento y la corrupción, ocupa a partir de ahora, la cabeza de la lista mundial de paises estúpidos al costear, a pesar de la crisis económica, un servicio de traductores, para que los SENADORES que no sirven para NADA, ni aportan nada útil a la nación, puedan hablar en sus lenguas regionales , aunque luego, fuera del hemiciclo y por los pasillos se hablen en ESPAÑOL, el idioma común, hablado por más de 400 millones de terrícolas. ¡QUÉ BOCHORNO! EN ESPAÑA NO CABE UN TONTO MÁS.