Inicio » Generales » La Laguna » Cuentista

El cuentu del gaspachinu

Garrovillas de Alconétar Foros Generales La Laguna Cuentista El cuentu del gaspachinu

#107659
saavedra
Jefe de claves

Me manda el Santo Patrón un cuento para que los leáis durante las carnestolendas ya que él no puede bajar a la tierra durante este tiempo de lujuria, pecado y divertimento. El cuento es el siguiente:  

“Cuenta la leyenda que el murciélago fue el ave más bella de la Creación. El murciélago al principio era tal como lo conocemos hoy y se llamaba biguidibela….biguidi=mariposa y bela=carne….el nombre significaba algo así como mariposa desnuda.

Un día subió al cielo y le pidió al Creador plumas, como había visto en otros animales que volaban. Pero el Creador no tenía plumas, así que le recomendó bajar de nuevo a la tierra y pedir una pluma a cada ave. Y así lo hizo el murciélago, eso sí recurriendo solamente a las aves con las plumas más vistosas y de colores. Cuando acabó su recorrido el murciélago se había hecho con un gran número de plumas que envolvían su cuerpo. Consciente de su belleza, volaba y volaba mostrándola orgulloso a todos los pájaros. Agitaba sus alas ahora emplumadas, aleteaba feliz y con aire de prepotencia. Una vez, como un eco de su vuelo creó el arco iris. Era toda su belleza. Pero era tanto su orgullo  que la soberbia lo transformó en un ser cada vez más ofensivo para con las aves. Cuando el Creador vio que el murciélago no se contentaba con disfrutar de sus plumas, si no que las usaba para humillar a los demás, le pidió que subiera al cielo, donde también se pavoneó y aleteó feliz. Aleteó y aleteó mientras sus plumas se desprendían una a una, descubriéndose de nuevo desnudo como al principio. Durante todo el día llovieron plumas del cielo. Desde entonces nuestro murciélago ha permanecido desnudo, retirándose a vivir a cuevas y olvidando su sentido de la vista para no tener que recordar los colores que una vez tuvo y perdió”.

Hasta aquí el cuento, lo que sigue ya es de mi cosecha.

Aquí termina este relato ficticio del cual se puede sacar una moraleja, la dejaré al libre albedrío para que cada cual saque su conclusión, así yo no tendré remordimiento de conciencia de haber dirigido vuestros pensamientos.

Para apoyar mi conclusión os pondré algunas notas aclaratorias, las cuales no tienen porqué ser compartidas.

Se le atribuye a Heráclito la frase sobre cierta característica humana “la ?????? hay que apagarla mejor que al fuego de un incendio”.

La RAE la define como “apetito desordenado de ser preferido a otros o también, como cólera e ira expresadas con acciones descompuestas o palabras altivas e injuriosas”.

Quien la practica suele tener la sensación de que las reglas del juego son distintas para ella que para el resto, suele justificar cualquier acción suya, sea positiva o negativa; el grado de contemplación propia le hace menospreciar a los demás no solo con lo que dice, sino también con como lo dice, y con lo que hace.

Si esta persona tiene que justificar algo que le han pillado, achaca la culpa a quienes les piden cuentas.

Otro rasgo propio de ellos es que la sociedad la estratifican de arriba abajo olvidándose de los laterales. Suelen defender que ellos no están ni a la derecha ni a la izquierda, e incluso que no son políticos, pero en caso de tener que casarse prefieren a unos y mancillan a los otros.

El “gaspachinu” del cuento aparte de tener la característica de fumar, quedó desnudo porque tenía exceso de soberbia.

 

 

Julio Saavedra Gutiérrez