#110229
cesar
Jefe de claves

Por la mañana temprano

Sale el arriero,

Por el campo oscuro

De aquellos senderos.

Solo un hatillo

Es su compañía,

En busca del pan

Sustento del día.

No tiene fronteras

Que le aprisionen,

Para él, los campos…

No tienen lindones.

Todos son veredas

Todos son caminos,

A campo travieso

Sin rumbo , ni tino.

Me trae  escobas

De amargas retamas

Leña de encinas

Con olor a jara.

Él hace picón,

Busca cliadillas,

Espárragos y morujas

Cosas muy sencillas.

Que la dulce esposa

Va pregonando..

Por calles o plazas

Vendiendo ligera.

Así es la vida

Del pobre arriero,

Ganándose el pan

Bajo estos cielos.

Asta que un día

Por campos  y caminos,

Le cortan el paso

Alarmes de espinos.

Que los hombres  siembran

En postes de hierro,

Cortando la vida

Del pobre arriero.

Ya no sale al campo,

A hacer lo que hacia

A ganar el pan

Para cada día.

Ya  no va pregonando

Las cosas sencillas

Su dulce esposa

En mi garrovillas.

Y el pobre arriero

Esta muya apenado,

Abandona su tierra

Donde se ha criado.

 

T.P.v.