Inicio » Generales » La Laguna

Poesias de «El Parrino «

Garrovillas de Alconétar Foros Generales La Laguna Poesias de «El Parrino «

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 56)
  • Autor
    Publicaciones
  • #45351
    cesar
    Jefe de claves

    Poesias de D. Teodoro Pizarro Vecino «el parrino» ,  parte de sus recuerdos y su vida en versos 

    A LA CALLE DE LA CRUZ

     

    Tiene mi pueblo una calle

    Que yo no puedo olvidar,

    Que la quiero y la recuerdo

    Desde el prart de llobregat.

    Calle linda y preciosa

    Toda llena de virtud,

    No hay otra que se compare

    A la calle de la Cruz.

    En ella pase mi infancia

    Y toda mi juventud,

    Mis penas y mis alegrías

    Mi ausencia, y esclavitud.

    En ella yo reclame

    La que es mi compañera,

    En ella perdí a mis padres

    Que me los pidió la tierra

    En ella vinieron mis hijos

    Al mundo de la ilusión,

    En ella le di mi cariño

    Y una buena educación.

    Por eso la quiero tanto

    Y no la puedo olvidar,

    Y vengo a visitarla

    Desde el Prat de Llobregat.

    A sus vecinos prudentes

    De profesión campesina,

    Oliendo a jara y tomillo,

    Olivo, almendro y  encina.

    Calle de cuesta empinada

    Con once metros de anchura,

    Ocho esquinas en su fachada

    Para darle su  hermosura.

    Calle pura extremeña

    Con estilo andaluz,

    De esos balcones colgantes

    Esa, es la calle de la cruz.

    Con sus tiestos y macetas

    De geranios y claveles,

    Jacintos y tulipanes

    Pensamientos y verdéeles.

    A mi calle la comparo

    Sin la vista general

    A la rambla de las flores

    De esta ciudad condal.

    De Sevilla tiene un poco

    Por su vieja tradición

    Al parque de Maria Luisa

    Por la plaza de Colón.

    Por eso a Dios le pido

    Con toda mi gratitud,

    Que a la hora de mi muerte

    Sea en la calle de la Cruz.

    Para ir a descansar

    Aquel lugar verdadero,

    Próximo  a aquella ermita

    Del Cristo del Humilladero.

    Y que pongan en mi tumba

    La insignia de la virtud,

    Esa que tiene mi calle

    Que es la calle de la CRUZ.

     

    T. P.V.

     

     

    #110205
    cesar
    Jefe de claves

    A LA MEMORIA DE PEDRO Y DOMINGO

    DOS GRANDES AMIGOS

        LOS RINQUENAS Yo, me recuerdo con gran cariño,Cosas pasadas, cuando yo era niño.En la bella plaza, de la laguna,Que nos servia de guardería y cuna.Recuerdo un día de invierno ingrato,

    Ver a dos niños rotos y descalzos.

    Que entre sus bracitos…

    Que de cuna servían,

    Tornillos de hierros ellos traían.

    Y en el duro suelo, depositaban

    Los nueve tornillos,

     con los que ellos jugaban.

    Y los trataban con gran cariño,

    Eran un encanto..esos palillos.

    Y así pasaban los ingratos días,

    Unos lloraban y otros reían.

    Y con miseria y esclavitud

    Pasaban la infancia de su inquietud.

    Por que estos niños no tenían consuelo,

    Su dulce MADRE estaba en el cielo.

    Y todo el pueblo, los respetaba,

    A los dulces niños que feliz jugaban.

       T.P.V.

     

    #110206
    cesar
    Jefe de claves

    ¡ ho! Gran  plaza de Colón

    jardín de las maravillas,

    donde florecen la rosas

    del pueblo de Garrovillas.

    Con tu pozo y tu arboleda

     Y tus murallas benditas

    Pareces en los días de fiesta

    El jardín de las delicias.

    Con esa agua pura extremeña

    Que ese gran pozo te ofrece,

    Donde se miran las rosas

    Que en tu jardín florecen.

    Pero un día de radiante sol

    Día de fiesta sereno,

    Allá por abril o mayo

    Cuando el jardín esta lleno.

    De flores que enloquecen

    Con perfume y con aromas,

    Con el cáliz encendido

    Verde el tallo, encarna las hojas.

    Vestía  con elegancia

    Aquel día tu jardín

    ¡ho! Gran plaza de colon

    perfumen de carmesí

    cuando un viento tirano

    asomo por las esquinas

    de la calle principal

    sin compasiones divinas.

    Entro el viento en tu jardín

    Con la furia de un volcán

    Arrastrando por el suelo

    Las rosas mas delicadas

    Y después que las deshoja

    Este viento se retira

    Y se mete en los bares

    Con la lengua muy dañina.

    Rosa que os criáis

    En el jardín del amor

    Hacer resistencia al viento

    Y no os mudéis de color

    Y ese viento tirano

    Que se marche por los montes,

    Y destroce allí las ramas

    De los viejos alcornoques

    T. P. V:

     

    #110207
    cesar
    Jefe de claves

    En un rincón extremeño

    Donde el sol  calienta y calma,

    Donde las brisas azotan,

    Donde la helada hace escarcha

    Donde la niebla enturbia,

    Donde las noches son claras.

    Existen pueblos lejanos

    A considerables distancias

    A unos catorces kilómetros,

    De carreteras secundarias

    Que dejan al caminante

    Huellas de sus largas jornadas.

    Saliendo de esta villa

    Con dirección a las Navas

    Entre los verdes pinales

    Cruzando por la cañada,

    Se encontrara a su paso

    Cosa que aquí son nombradas.

    En la mitad del camino

    Donde el termino de Araya,

    La jurisdicción de dos pueblos

    Se parara a contemplarla,

    Hecha la vista hacia atrás

    Para ver larga explanada.

    Aquel valle tan frondoso

    Aquellas cristalinas aguas,

    Con vertidas en estanques

    Donde las venteras lavan

    Sus ropas blanca y sencilla

    Y de sus amores hablan.

    Todo se encierra en el valle

    Carreteras, huertas y cañadas,

    Con sus árboles y fuentes

    Donde el peregrino para

    Al borde de la nacivera

    Para seguir la jornada.

     

    #110208
    cesar
    Jefe de claves

    A que santo me dirijo

    A que virgen le doy gracias,

    Para decirle a este mundo

    El terror de la venganza.

    Al Dios de la omnipotencia

    Que nos creo de la nada,

    El mundo tiembla asustado

    De tal villanía e infamia.

    Al principio de los siglos

    De nuestra era cristiana,

    Al mundo vistió de luto

    El rey Herodes con su fama.

    Hoy en el siglo veinte

    En nación civilizada,

    Existe un Herodes igual

    Un judas de ventas falsas.

    Las cinco partes del mundo

    De sangre tiene manchada,

    De estos dos inocentes

    Que el mundo entero apreciaba.

    Desde América a Oceanía

    Asia, África y Europa,

    Están llorando a gritos

    El silencio  que reposan.

    Y yo lo que mas me asombra

    Con toda sinceridad

    Que el criminal de tu muerte,

    Sea de tu nacionalidad.

    Banderas a media asta

    Despliegan en tu nación,

    Para respetar tu muerte

    De un crimen y una traición.

      T.  P.  V.

     

    #110209
    cesar
    Jefe de claves

    A MI PADRE

     

    Cuantas veces yo te he visto

    Sentado bajo la higuera,

    Liándote un pitillo

    De las verdes tabaqueras.

    Cuantas veces yo te he visto

    Con la cara llena de rayas

    Por el polvo y el sudor

    De aquella tierra sagrada.

    Cuantas veces yo te he visto

    Empuñando la mancera,

    Caminar tras de una yunta

    En barbechos y sementeras.

    Cuantas veces yo te he visto

    De un pozo sacar el agua,

    Para regar en la huerta

    Las plantas que tú sembrabas.

    Cuantas veces yo te he visto

    En tu lecho suspirar,

    Angustiado por el cansancio

    Del trabajo corporal.

    Cuantas veces  te he escuchado

    Implorar al Dios del cielo,

    Que bendiga tu trabajo

    Que era el único consuelo

    Para el bien de tu familia

     Y toda la humanidad,

    Que el trabajo es la herencia

    De la patria potestad.

    Y pasando los setentas

    No pudiendo trabajar,

    Solicitaste la ayuda

    A la seguridad social.

    Donde te fue concedida

    Como autónomo labrador,

    Trabajador de estos campos

    De nuestro suelo español.

    Pero un hijo de tu pueblo

    Que se daba de cristiano,

    Se convirtió en Caín

    Para matar a sus hermanos.

    Que a veintiséis compañeros

    Trabajadores de la villa,

    Les quitaron el subsidio

    En el pueblo de garrovillas.

    Y yo que te sentí llorar

    Con un llanto de dolor,

    Y entre lagrimas decías

    Que delito he hecho yo.

    No has cometido ninguno

    Hombre honrado sin malicia,

    Solo que diste el voto

    Al partido socialista.

    Pero ya descansas en paz

    Bajo la tierra sagrada,

    Reposa con tranquilidad

    Que no te hizo falta nada.

    Porque Dios sabe premiar

    A los desventurados,

    Y castigar las injusticias

    Aunque los tenga a su lado.

     

    T. P. V.

     

    #110210
    cesar
    Jefe de claves

    Se han perdido tus caminos,

    Se han perdido tus andanza,

    Se han perdido tus promesas

    Virgen santa de Altagracia.

     

    Pero no se pierde tu Fé

    De aquellos que ti te aman,

    De aquellos que ti te visitan

     En peregrinación cristiana.

     

    Atravesando senderos

    Por llanuras y hondonada

    Pisando punzantes abrojos

    Piedras duras mal clavadas

     

    Dejando atrás las tres cruces

    En tus caminos plantadas,

    Pilares donde el peregrino

    Su sed fatigosa sacia.

     

    Pero tu desde tu trono

    A todos miras y nos amas,

    Tanto a los que te odian,

    Tanto a los que te alaban.

     

    Porque llegando el momento

    Momento que nunca faltan,

    En esta tan corta vida

    De fatigas tan sembradas.

     

    Allá cuando estamos en guerra,

    O cuando tenemos sequía,

    Todos de Ti  nos acordamos

    Porque eres la que nos guías.

    Y cuando van al extranjero

    En busca de su fortuna,

    Todos llevan a tu imagen

    Y la ponen en su cuna

    Y cuando a nuestro débil cuerpo

    Una enfermedad arrebata

    Tú  siempre estas presente

    Virgen Santa se Altagracia.

    #110211
    cesar
    Jefe de claves

    Garrovillas patria amada

    Donde vi mi luz primera,

    Por tu arte y señorío

    De Extremadura grandeza.

    Eres pura, eres casta,

    Eres noble, eres bella,

    Eres admirada en el mundo

    Por tus obras y leyendas.

     

    Allá en los viejos barrios

    Donde los restos descansan,

    Tienes ahí a San Pedro

    Catedral de nuestra patria.

     

    Convento de franciscano

    Recuerdos de nuestra infancia,

    Monumentos destruidos

    Por los tiempos del alcázar.

     

    Tienes palacio de almenas,

    Tienes plazas de murallas,

    Tienes ríos de aguas muertas

    Donde los restos descansan.

     

    Murallas de casa Blanca

    Donde el musulmán habitaba,

    Castillos donde Floripe

    A los cristianos salvaba.

     

    Recuerdo tienes de un puente

    Donde el gigante luchaba,

    Donde venció Carlomagno

    A Fierabrás con su espada.

     

    Y en el lejano horizonte

    Hacia el sur de nuestra patria

    Tienes el santuario

    De la VIRGEN DE ALTAGRACIA.

     

    Garrovillas pura y alta

    De Extremadura a la orilla,

    Por eso a ti te bañan

    Con las aguas de Castilla.

    #110212
    cesar
    Jefe de claves

    Adiós ALCONERA adiós

    Dijo un conde con su fama,

    En una prensa española

    Donde ABC te llaman.

    Adiós sin saber porque

    Pero tenia don su palabra,

    Que ala cabo de los siglos es

    Sepultura de tus aguas.

    En la ribera del Tajo

    Donde el Almonte descansa,

    Existen obras muy antiguas

    De épocas muy lejanas.

    Obras que dicen que son

    Romanas o musulmanas,

    Procedentes de hoy en día

    De tierras garrovillanas.

    Ese puente de MANTIBLE

    Murallas de CASABLANCA,

    A donde el rey musulmán

    Con sus hijos habitaba.

    La torre del musulmán

    Donde a los cristianos aprisionaba

    Al buen conde OLIVERO

    El valiente Guim de borgoña      Pero la infanta Floripe

    Según nos dice la historia,

    Enamorada y rendida

    Por un cristiano da su gloria.

    Y traicionando a su padre

    Una noche silenciosa,

    Le dio muerte a BRUTAMONTE

    Carcelero de la fosa.

    Los vistió de musulmán

    Donde salió victoriosa,

    Y GUIZ cumplió su palabra

    Recibiéndola por esposa.

    Adiós Alconetar adiós

    Historias de fantasías,

    Adiós te dijo un conde

    Que algo a EL le dolía.

    Adiós de dice Garrovillas

    Con la cabeza muy alta,

    Que solo nos queda el recuerdo

    De la virgen de ALTAGRACIA

     

    T.P.V.      

    #110213
    cesar
    Jefe de claves

                   Hombres que  me escucháis

     Dispensar mi gran modestia,

    Que yo no tengo carrera

    De sabio , ni de poeta.

    Soy un triste campesino

    Que siempre esta en faena,

    Camino tras un arado

    De mi yunta borriquera.

    Y, cuando mi bestia se cansa

    Del trabajo corporal,

    Cojo el cuaderno y el lápiz

    Y, me pongo a dibujar.

    Unos, los saco al día

    Y, estos con gran placer,

    Lo dedico a una partida

    Que no tomáis ni café.

    En, el pueblo no se donde,

    La provincia, no que cual

    Hay una taberna de socios

    Circulo de gran amistad.

    Hay una mesa citada

    Que, de naipes esta prohibida,

    Donde se dan riendas sueltas

    Unas lenguas corrompidas.

    Hablan del pobre y del rico,

    De, toda la sociedad,

    Del que bebe del que fuma,

    Del que entra y del  que se va.

    Son socios digno de serlo,

    Pobres de espíritu y placer,

    Que, por no gastarse un duro

    No, se juegan “ni el café”.

     

                        

    Y si el conserje tuviera,

    Los hijos que mantener,

    Con los gastos de estos socios

    Barcelona seria con él.

     

    T.P.V.

    #110214
    cesar
    Jefe de claves

    Cuantas veces he pasado

            Con mi cartilla escolar,

    Por la plaza de Colon

    Y me aproximé a tu brocal.

    Cuantas veces he dado la vuelta

    Contando las canterías,

    Que tenia  tu brocal:

    Veintidós; justas tenía.

    Cuantas veces me he asomado

    A ver tus aguas claras y pardas,

    Que hasta los rayos de sol

    Se paran a contemplarlas.

    Cuantos hijos  de tu pueblo

     Se ti se aprovechaban,

    Para hacer la limpieza

    De sus humildes moradas.

    Y, tu nunca te quejabas

    De esa inmensa sangría,

    Que , hasta la ultima gota

    Tú, a tus hijos ofrecías.

    Y, a la edad de un siglo

    De tu humilde existencia,

    Los hijos del siglo XX

    Nos privan de tu existencia.

    ¿qué delito has cometido?

    Que infamia o villanía,

    Para quitar de la plaza

    El orgullo que tenía.

    Si eres “perlita” de plata

    Rodeado de palmeras,

    Y, de árboles silvestres

    Las glorias en primavera.

    Y los hijos de tu pueblo,

    Aquellos que te adoramos,

    Lloraron tu destrucción

    Porque sin se quedaron.

    Porque no hay un solo hijo

    Que se ponga  a tu favor,

    Porque vienen los de fuera

     

     

    Y nos quitan lo mejor.

    Nos quitaron la columna

    El pozo, de la constitución

    La torre de las monjitas

    Y la perla de Colon.

    Adiós pueblo de Garrovillas

    Llorando estoy por ti

    Recordando los objetos

    Que de niño conocí.

    Aquí os pido perdón

    Si faltas he cometido

    Recitando estos versos

    Que tanto me han conmovido.

       

        T. P. V.

     

    #110215
    cesar
    Jefe de claves

    Un día de radiante sol

    Del otoño verdadero,

    En el Prat deLlobregat

    Salí a ver los senderos.

    En compañía de mi esposa

    Por caminos  y veredas

    Por carreteras y canales

    Que conducen donde quiera.

    Salimos al campo airoso

    Que es digno contemplar

    Las riquezas que  rodean

    En el Prat de Llobregat.

    Fuimos a la orilla del río

    Viendo valles muy frondosos

    Campos llenos de hortalizas

    Árboles  frutales y chopos.

    Tendí mi vista al horizonte

    Allá en la lejanía

    Donde mi corazón encierra

    Corrientes de aguas bravías.

    De esa mar tan singular

    De esas montañas sin medidas

    De esa dulce moreneta

    Entre sierras….allí metida.

    Todo lo vi a lo lejos

    Todo me lleno de espanto,

    Todo alegría y placer

    Y los hombres en el campo.

    Yo vi trabajar la tierra

    Con arado y azadas,

    Yo vi las plantas crecer

    Con productos que le echaban.

    Yo vi águilas imperiales

    Que los cielos  me cruzaban

    Con el ruido de sus motores

    Hasta la tierra temblaba.

    Yo vi fabricas inmensas

    De rendimiento singular

    Donde millares de seres

    Trabajando ganan pan.

    Yo vi todas esas cosas

    En el Prat de Llobregat,

    En la juventud ilusiones

    En los viejos tranquilidad.

    Extreméños  y  andaluces

    Castellanos y catalán,

    Viviremos como hermanos

    Cada uno con su afán.

     

    T.P.V.

     

    #110216
    cesar
    Jefe de claves

    En lo alto de  una loma

    Entre verdes olivares,

    Colgado  a los cuatro vientos

    Tiene Sabiote sus pilares.

    Pueblo chiquito andaluz

    De gente humilde y honrada,

    Que lo cuidan y lo quieren,

    Que lo aprecian y le aman.

    Pueblo cargado de historias

    De épocas similares,

    De varias generaciones

    Pasaron por sus lugares.

    Como  así nos los demuestran

    Monumentos actuales,

    Comenzando por la ermita:

    De San Gines de los jarales.

    Y la iglesia de San Pedro

    Obra gótica y romana,

    Con su bóveda y columna

    Y, escudo en su fachada.

    La casa de los mil hombres

    Puerta de villa y tejar,

    Las carmelitas descalzas

    Con su mudéjar fachada.

    Y, la puerta de los santos

    Portito de San Bartolomé,

    Palacio de las Villegas

    Y el de las columna también.

    Tienes además el Albaicin

    Casa mesia, y melgarejo,

    Y también  la de los Leva

    De Sabiote son espejo.

     

     

    Además tienes el castillo

    Para defensa de la villa,

    En  ruinas están sus murallas

    Que , pena de maravillas.

    Y, en entrada del castillo

    Tienes recuerdos lejanos,

    Donde se establecieron luchas

    Entre moros y cristianos.

    Porque este castillo ha sido,

    De varias generaciones,

    Según demuestran sus restos

    En escudos y blasones.

    Todo quedo en la historia

    De este pueblo soberano,

    Solo queda en Sabiote

    Un recuerdo del pasado.

    Pero viven con la Fé

    De sus trabajos cotidianos

    Administran los olivos

    Producto vegetariano.

    Labran sus tierras sublimes

    Cruzando polvo y sudor,

    Para todos los sabioteños

    Que son plegarias a Dios.

    Y, toso el año están

    Haciendo santas promesas,

    Al patrono San Gines

     Que le salven sus cosechas.

    Son gente humildes y cristiana

    Sin divisa de opiniones,

    Que se rompen las ideas

    Por las viejas tradiciones.

    Yo he quedado admirado

    De esta humilde población

    Se reúnen como hermanos

     

    Para su santo patrón.

    Acude el emigrante

    Allá en tierras lejanas,

    Van a visitar Sabinote

    Que San Gines les reclama.

    Acude el forastero

    De otra distinta región

    Castellanos extremeños,

    Catalanes y de Aragón.

    A, este pueblo de Sabiote

    Con historia consagrada,

    Para celebrar la fiesta

    De San Gines de la Jara.

    Adiós pueblo de Sabiote

    Con sus verdes olivares,

    Desde el Prat de llobregat

    Te dedico estos cantares.

    Y a ti Gines de la Jara

    Te lo pide un extremeño,

    Que salves al pueblo español

    Y a todos los sabioteños.

       

        fin

    #110217
    cesar
    Jefe de claves

    Alcántara ciudad soñada

    De grandes romanticismos,

    Del tajo, siempre envidiada

    En  todas épocas pasadas

    Del pagano al cristianismo.

    El Cesar en su ambición

    Quiso ponerte las manos,

    Sobre ti un puente  Trajano

    Dejó grabado en la historia,

    Castillos en su memorias

    Con cadenas que ligaron.

    Hoy en los siglos lejanos

    Franco con su “victoria”

    Vuelve a pasarte a la historia

    Con trabajo de ante mano,

    Sobre el Tajo su pantano

    Para vienes de su “Gloria”.

    Cuatro columnas sostienen

    Murallas de fortalezas

    Doce mayores dan fuerza

    Que a dicha agua detienen.

    Cuatro vertederos tienen

    A los cien metros de altura,

    Con doce metros de anchura

    Dando vista al parabienes.

    Cuatro torres de tomas tiene

    Que, a cuatro turbina sustentan,

    Cuatro motores alimentan,

    Al cuatro de transformadores.

    Doce cables contensores

    Al aire lleva el tendido

    Y, el cuadro eléctrico da el fluido,

    Repartiendo sus valores.

     

    Alcántara ciudad extremeña

    San Pedro Eligio su sitio,

    Y, te vino a bendecir

    La patrona nuestra señora de los Hitos.

     

    T. P. V:

    #110218
    cesar
    Jefe de claves

    Alconetar tu has nacido

    Para ser la mensajera,

    De aquellos hijos queridos

    Que marcharon de tu tierra.

    Y para los que dentro estan

    Llena de amor y esperanzas,

    Dibujando y escribiendo

    Recuerdos de nuestra infancia.

    Esas paginas gloriosas

    De Arrobillas de ayer,

    Recordando viejos tiempos

    Lo que ha sido y lo que es.

    Nos hablan de nuestros tiempos

    De rincones tan sagrados,

    En la pila del bautismo

    Nuestros nombres están gravados

    Nos hablan de nuestras plazas

    De colón y constitución,

    Que en el sueño de la infancia

    Encuentran el primer amor.

    Nos hablan de nuestras fiestas

    De toros y romerías,

    Religiosas y regionales

    Donde el amor florecía.

    Nos hablas de nuestros campos

    y  dulces ganaderías,

    con miserias y con quebrantos

    era el pan de cada día.

    Nos hablan de opiniones

    Enseñanzas y educación,

    De sanidad y de higienes,

    De Extremadura región.

    Nos habla de la política

    Canciones y poesías,

    Noticias y dialectos

    Y de portes de hoy en día.

    Nos hablan de tantas cartas

    Que vienen de ultramar,

    Y de otras que relacionan

    Garrovillas con el Prat.

    Nos hablan de tantas cartas

    Que vienes de ultramar,

    Y de otras que relacionan

    Garrovillas con el  Prat.

    Nos hablan de aquel lugar

    De silencios perfumados,

     

    Donde descansan los restos

    De nuestros antepasados.

    Nos hablan de tantas cosas

    Llenas de amor y esperanzas,

    Y de la madre de todos

    Que es la virgen de Altagracia.

    Por eso tú Alconetar

    Cual paloma mensajera,

    Por los caminos de España

    Nos sirve de noticiera.

    Y cuando llaman a la puetar

    De tu destino moral,

    En  diciendo Alconetar

    Te abren de par en par

     

     

    T.P.V.

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 56)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.