#105188

-Y digo yo… Lo que haría falta es un gobierno que primase el bienestar real de la población por encima del interés minoritario y descalabrado de la élite económica, y que infundiese algo de cordura y sensatez a nuestros desequilibrados hábitos de consumo, en lugar de dejarlo todo en las descarriadas manos del capital… No sé… Se impone una voluntad política que, fundamentada en la honradez, la justicia, la libertad y la igualdad, repartiera de una vez las riquezas de este mundo entre todos sus habitantes.

-Pero… ¡Que dices!… ¡Eso de lo que tú estás hablando es socialismo del de verdad!

-¡Ay que lapsus! Se me había olvidado que todo eso está ya superado… ¡Mira que soy despistada yo con esto de echarme a pensar!  

 

Siendo malignos, lo canallas, no serian nadie sin su rebaño de tontos útiles o estúpidos necios.