#110091
tábano
Miembro

Es fácil emitir un juicio, más difícil es ser justo. Juzgamos y somos juzgados cotidianamente.Para ser justos hay que contemplar los hechos y las causas que le preceden. También, en mi opinión, las circunstancias de los sujetos juzgados.El hecho viene a consecuencia de otro de junio del año 2011 y fue que el alcalde en base a las atribuciones que tenía concedidas, supongo que por la ley pero sobre todo por la mayoría absoluta, decidió cambiar el régimen de intervención de los portavoces de los grupos políticos en los debates en las sesiones plenarias. Dijo que lo hacía porque el reglamento no decía nada al respecto y era una mera cuestión de orden. Pienso que lo hizo para que el último portavoz en intervenir, antes que él, fuese el de la oposición.El hecho es que el grupo popular presenta una moción con la intención de volver al orden de intervención de los portavoces en las sesiones plenarias a como estaba en la legislatura anterior a la precedente. El alcalde, supongo que para instruirnos, interviene antes que a quién corresponde y dice que «la organización del pleno corresponde al alcalde, así se determinó en la corporación anterior y así lo seguimos manteniendo hasta ahora… …corremos el riesgo de votarla y luego un informe técnico haga tener que cambiarla». Ante estas palabras el grupo popular opta por dejar la moción sobre la mesa hasta tener el informe técnico que la avale.El hecho, concretando, es que el alcalde, en base al mismo argumento, toma una decisión y la contraria. Pienso que no es un fallo de memoria porque la de este hombre es prodigiosa, por tanto, solo puede ser un ejemplo más de la torticera manera de hacer política de Cjgil. Me pregunto, Jeromo, quién en verdad ha venido a la política local a fastidiar.E. Lozano