Inicio » Generales » La Laguna

Los puentes de los récords ya asoman

Garrovillas de Alconétar Foros Generales La Laguna Los puentes de los récords ya asoman

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicaciones
  • #39507
    cesar
    Jefe de claves

     

    Puente sobre el río Almonte. El semiarco norte tiene ya 106 metros y el sur, 126. Cuando se junten, serán 384 metros. :: lorenzo cordero

    Puente sobre el río Almonte. El semiarco norte tiene ya 106 metros y el sur, 126. Cuando se junten, serán 384 metros. :: lorenzo cordero

    • Las dos infraestructuras más llamativas del futuro tren rápido ya están ejecutadas a más del 60%
    • Girar el cuello al pasar por los puentes de la N-630 o de la autovía A-66. Es una rutina asumida por algunos de los que conducen con frecuencia entre Plasencia y Cáceres, un trayecto que permite observar algunas de las infraestructuras del futuro tren rápido extremeño. Entre las más destacadas figuran dos puentes de llamativa estampa y dimensiones de récord. Uno salvará el río Almonte, y será el viaducto ferroviario con el mayor arco del mundo. Esa infraestructura de hormigón que va de orilla a orilla tendrá 384 metros, sesenta más que el otro, el que salvará el río Tajo.

     

    Los dos se ven desde la A-66 y la N-630, aunque el punto de vista es más cercano y más bajo desde esta última vía. Ambos viaductos están separados por unos pocos kilómetros, a medio camino entre Cáceres y Plasencia, junto al embalse de Alcántara. En los dos casos, se pueden ver los semiarcos en construcción que soportarán los tableros por los que circulará el tren.

    A primera vista, los dos puentes son muy parecidos, y la imagen que muestran a día de hoy es la de dos estructuras de forma curva, cada una saliendo de una orilla. Con el avance de los trabajos, llegará un momento en el que se unan, formando un semicírculo de 384 metros en el caso del que atraviesa el río Almonte (en el subtramo Embalse de Alcántara-Garrovillas) y 324 en el del Tajo (en el subtramo Cañaveral-Embalse de Alcántara), que tendrá el tercer arco de luz más grande entre los puentes ferroviarios del mundo, según detalló Adif (Administrador de Infraestructuras de Renfe) cuando presentó esta infraestructura. Solo le superarán el del Almonte y el de Dashegguan (China), que suma 336 metros. El de Wanxiam, en el mismo país, alcanza los 420, y el que une las islas croatas de Sveti Marko y Krd tiene 390, pero estos dos últimos son para vehículos, no para trenes.

    El arco del viaducto sobre el río Almonte tendrá 384 metros y será el más largo del mundo para trenes

    «Actualmente, los trabajos en el puente sobre el río Tajo se centran en la construcción del arco», explica Adif, que detalla que «su ejecución se desarrolla desde ambos lados del río de manera simultánea y con medios independientes, situándose su grado de avance por encima del sesenta por ciento». «El viaducto -añade- se encuentra en una fase avanzada de desarrollo, por encima del 77 por ciento de ejecución en cuanto a la construcción del tablero».

    En total, el puente tendrá casi kilómetro y medio de largo. En concreto, 1.488 metros, o sea, medio kilómetro más que el del Almonte (de 996 metros), cuyo arco está ejecutado al 60,42 por ciento. El semiarco norte tiene ya 106 metros, y el sur, 126, mientras que el tablero está construido en un 63,65 por ciento (272 metros en el lado norte y 362 en el sur, o sea, 634 de los 669 que tendrá).

    La construcción de estos dos viaductos obliga a emplear medios auxiliares de gran envergadura, además de hormigones de alta resistencia. En concreto, de 700 kilogramos por centímetro cuadrado en el del Tajo y 800 en el del Almonte, puente cuyo comportamiento dinámico ha sido verificado tras construir una reproducción a escala y someterla a la prueba del túnel de viento.

    En los dos se utilizan también tirantes de acero para sujetar el arco durante su construcción. En la primera fase, esos tirantes estaban anclados a las pilas de hormigón situadas en los arranques del arco, y en una posterior, a dos torres de más de cincuenta metros. Sobre el final de cada uno de los dos semiarcos que acabarán siendo uno solo se pueden ver carros de hormigonado, con hombres trabajando a una altura considerable.

    100 metros sobre el agua

    El arco llega a elevarse más de noventa metros sobre el nivel medio del agua en ese punto del río Tajo y más de cien en el Almonte. En los dos casos, el cauce se ensancha por la influencia del embalse de Alcántara, el más grande de España tras el de La Serena. «El gran arco -explica Adif en referencia al del Almonte, el que será el más largo del mundo- no es una estructura clásica de configuración plana, sino un arco apoyado sobre cuatro verdaderas patas, en cuatro puntos convenientemente separados entre sí, a fin de hacer frente al empuje del viento y a los fenómenos dinámicos originados por el paso de los trenes de alta velocidad».

    Viaducto sobre el río Tajo / JORGE REY

    La imagen de estas dos infraestructura captan la atención de los conductores durante el día, cuando se puede apreciar con mayor claridad, pero también por la noche, debido a la importante cantidad de luces que hay en torno a la construcción, una más en la lista de obras de ingeniería civil señeras con que cuenta el norte extremeño. En los 26 kilómetros de tramo ferroviario que unen Grimaldo y Garrovillas de Alconétar habrá once puentes y un túnel, este último en fase de construcción en la sierra de Santa Marina. Los viaductos se reparten de la siguiente forma: dos en el subtramo Grimaldo-Casas de Millán, otro par en el de Casas de Millán a Cañaveral, tres entre Cañaveral y el embalse de Alcántara, y cuatro entre este último punto y Garrovillas de Alconétar.

    En esta misma zona está también el viaducto de Valdetravieso, que queda pegado a la autovía A-66 a la altura de la salida de Cañaveral, al lado de donde está el radar de Tráfico, uno de los diez que más multas pone en España. Esa infraestructura es fácilmente reconocible por la cantidad de pilares que tiene. Son 33, más dos estribos -en forma de ‘v’ invertida’- justo en el medio, necesario para reducir los movimientos longitudinales del tablero.

    Y unos kilómetros después está el viaducto Arcos de Alconétar, más conocido como ‘puente tuneado’ de la autovía A-66. Su sistema de montaje fue pionero en Europa, y el mote que le pusieron algunos de los especialistas que trabajaron en su construcción se debe a las planchas metálicas que hubo que soldar a lo largo de todo el semiarco, para desviar el viento y así evitar que el denominado ‘efecto túnel’, por el que la estructura se movía de forma espectacular con vientos de menos de treinta kilómetros por hora.

    http://www.hoy.es/extremadura/201503/08/puentes-records-asoman-20150308004536-v.html

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.