Inicio » Generales » El político

La conciencia del homo sapiens

Garrovillas de Alconétar Foros Generales El político La conciencia del homo sapiens

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 32)
  • Autor
    Publicaciones
  • #16636

    Conciencia dormida o egoistas sin conciencia. Que poca sensibilidad en algunas ocasiones y que derroche en otras, segun conviene. Aborto SI, pena de muerte No, Toros SI, aborto NO, pena de muerte SI, Toros NO, cambio climatico SI a ver si se funde tanto listo adiestrado.

    #105974

    todavia los hay que no entienden las cosas si no es con el catolicismo, lo de las ovejas descarrias, etc, jejeje  y el cambio climatico, ande yo caliente y el que venga detras que jarrei. Y algunos empeñaos en conducir al rebaño aun que sea a palo limpio. Porque los hay que han nacido pa vivir en la selva como un mono sapiens, vivir pol la jeta y a los demas que le den.

    #105975
    Isabel la Católica
    Participante

    Desde luego lo que hay que ver, aborto SI muerte a los toros NO. Venga ya.

    #105976
    anónimo
    Miembro

     más bien todas, las mujeres que interrumpen su embarazo lo hacen, con más o menos conocimiento, de forma voluntaria. Todavía estoy por ver un toro que vaya de manera voluntaria a la plaza.

    #105977
    Isabel la Católica
    Participante

    Atendiendo a lo que me dice de la mujer voluntaria, deberá tener en cuenta que No se aborta por la voluntad del feto, si no por voluntad de la mujer. Lo mismo que el toro no va a la plaza por su voluntad sino por la del hombre. En los dos casos es un sacrificio, con la diferencia de que el toro ha vivido cuatro años disfrutando de la vida y el feto que podría tener toda una vida por delante no ha tenido la oportunidad de nacer.

    #105978
    anónimo
    Miembro

    Como es omnipotente debe de tener sus razones para permitir el aborto quirúrgico y el espontaneo, la muerte por hambre de 30000 niños diarios y el adoctrinamiento en falacias y estupideces del resto.

    #105979

    Muerto el perro se acabo la rabia. Esa es la formula, unos aplican la pena de muerte a delincuentes para quitar  problemas a la sociedad y otros se quitan de problemas y responsabilidades matando inocentes. Y resulta paradojico que los mismos progres que defienden el aborto libre, estan en contra de la pena de muerte. No soy capaz de entenderlo. ¿No seria mejor esterilizar a todas las hembras y reproducir la especie de forma artificial? todo se andara progres del mundo….

    #105980
    k2
    Participante

     Por dios bendito, como podeis, meclar, los toros, con los seres humanos, y la pena, de muerte, con el aborto, los animales, como los toros, los creo DIOS, para nuestro disfrute, bien, comiendo su carne , bien toreandolos, con un trapo. no estoy de acuerdo en que lo, piquen y le dejen, la piel como un colador la pica deveria estar, prohibida, en todos los festejos.

    pero el aborto, es un ser humano y una niña menor de edad, que no sabe siquiera , aque  se enfrentan, ya esisten muchos medios, anticonceptivos, para evitar embarazos. no deseados, lo que no an disfrutado nunca , nuestras abuelas , y madres,que pasa, que la mujer tiene, menos, valia que un toro, señor donde estamos, llegando.aborto si ,solo cuando la madre, corra, peligro, o se sienta incapaz

    de tener, ese hijo, pero no ponerlo ,todo tan facil ,y que una niña pueda abortar, sin que ni sus, padres lo sepan , lo dicho el aborto, solo en casos, de peligro fisico o psiquico de la madre lo demas, es un asesinato  … la pena de muerte solo esiste en algunos estados, de america, y no es lo mismo matar a asesinos, y violadores que , afetos, de tu propia sangre  .saludos. ,k2    Feliz Navidad 

    #105981
    evo41
    Participante

    Me acabo de enterar que DIOS tiene un abono en el tendido 7 de las ventas.

    #105982
    evo41
    Participante

    De progres o retrogrados, es solo cuestión de sentido común.

    ¿Abortar?:¿no es matar?. ¿Pena de muerte? :¿matar por haber matado, o haber matado por matar?.¿Cambio climatico?. Evidente, ¿álguien lo pone en duda?. ¿Toros?."Un individuo vestido de payaso tortura y martiriza hasta la muerte un animal" (ska-p) .

    La conciencia de homo sapiens.

    #105983

    ¿Prhibido prohibir? ¿censura?

    ¿quienes somos? ¿a donde vamos? 

    Lo que si esta claro, es que los hay que tienen muy claro como tenemos que ser, que tenemos que hacer, donde podemos y no podemos ir, para tenernos contraolados en todo momento. ¿Que libertad tenemos si nos tienen controladas nuestras nominas para castigarnos segun sus leyes?, leyes   hechas a su medida y conveniencia.

    #105984
    www
    Miembro

    Creo en la amistad que no pide, da.

    Creo en el amor sin condición.

    Creo en la humildad del que sabe ganar,

    Creo en el honor sin uniformes ni Dios.

     

     

    No creo en un altar que salve mi fe,

    ser honesto es mejor que un cielo lleno de himnos.

    No creo en un líder que dirija mis pies,

    mi rey es mi voluntad, mi patria mi hogar.

     

    Sé que existe un lugar mas allá entre las estrellas

    donde nacen los versos que yo nunca pude encontrar,

    donde el alma de a luz, y al parir de ella nazcan besos

    con labios de esperanza, yo creo en ti, creo en mí.

     

    Sé que existe un lugar donde hallar un beso perdido,

    donde nacen los sueños y maman oportunidad.

    Donde hacerte el amor sea morir dentro de tu cuerpo,

    creo en una caricia, creo que existe ese lugar.

     

    Creo en la pasión ella es mi voz,

    creo que al final te encontraré.

     

     

    Mago de oz

    #105990

    el cuervo Una vez, al filo de una lúgubre media noche,

    mientras débil y cansado, en tristes reflexiones embebido,

    inclinado sobre un viejo y raro libro de olvidada ciencia,

    cabeceando, casi dormido,

    oyóse de súbito un leve golpe,

    como si suavemente tocaran,

    tocaran a la puerta de mi cuarto.

    “Es —dije musitando— un visitante

    tocando quedo a la puerta de mi cuarto.

    Eso es todo, y nada más.”

     

    ¡Ah! aquel lúcido recuerdo

     

    de un gélido diciembre;

    espectros de brasas moribundas

    reflejadas en el suelo;

    angustia del deseo del nuevo día;

    en vano encareciendo a mis libros

    dieran tregua a mi dolor.

    Dolor por la pérdida de Leonora, la única,

    virgen radiante, Leonora por los ángeles llamada.

    Aquí ya sin nombre, para siempre.

     

    Y el crujir triste, vago, escalofriante

    de la seda de las cortinas rojas

    llenábame de fantásticos terrores

    jamás antes sentidos.  Y ahora aquí, en pie,

    acallando el latido de mi corazón,

    vuelvo a repetir:

    “Es un visitante a la puerta de mi cuarto

    queriendo entrar. Algún visitante

    que a deshora a mi cuarto quiere entrar.

    Eso es todo, y nada más.”

     

    Ahora, mi ánimo cobraba bríos,

    y ya sin titubeos:

    “Señor —dije— o señora, en verdad vuestro perdón

    imploro,

    mas el caso es que, adormilado

    cuando vinisteis a tocar quedamente,

    tan quedo vinisteis a llamar,

    a llamar a la puerta de mi cuarto,

    que apenas pude creer que os oía.”

    Y entonces abrí de par en par la puerta:

    Oscuridad, y nada más.

     

    Escrutando hondo en aquella negrura

    permanecí largo rato, atónito, temeroso,

    dudando, soñando sueños que ningún mortal

    se haya atrevido jamás a soñar.

    Mas en el silencio insondable la quietud callaba,

    y la única palabra ahí proferida

    era el balbuceo de un nombre: “¿Leonora?”

    Lo pronuncié en un susurro, y el eco

    lo devolvió en un murmullo: “¡Leonora!”

    Apenas esto fue, y nada más.

     

    Vuelto a mi cuarto, mi alma toda,

    toda mi alma abrasándose dentro de mí,

    no tardé en oír de nuevo tocar con mayor fuerza.

    “Ciertamente —me dije—, ciertamente

    algo sucede en la reja de mi ventana.

    Dejad, pues, que vea lo que sucede allí,

    y así penetrar pueda en el misterio.

    Dejad que a mi corazón llegue un momento el silencio,

    y así penetrar pueda en el misterio.”

    ¡Es el viento, y nada más!

     

    De un golpe abrí la puerta,

    y con suave batir de alas, entró

    un majestuoso cuervo

    de los santos días idos.

    Sin asomos de reverencia,

    ni un instante quedo;

    y con aires de gran señor o de gran dama

    fue a posarse en el busto de Palas,

    sobre el dintel de mi puerta.

    Posado, inmóvil, y nada más.

     

     

    Entonces, este pájaro de ébano

    cambió mis tristes fantasías en una sonrisa

    con el grave y severo decoro

    del aspecto de que se revestía.

    “Aun con tu cresta cercenada y mocha —le dije—,

    no serás un cobarde,

    hórrido cuervo vetusto y amenazador.

    Evadido de la ribera nocturna.

    ¡Dime cuál es tu nombre en la ribera de la Noche Plutónica!”

    Y el Cuervo dijo: “Nunca más.”

     

    Cuánto me asombró que pájaro tan desgarbado

    pudiera hablar tan claramente;

    aunque poco significaba su respuesta.

    Poco pertinente era. Pues no podemos

    sino concordar en que ningún ser humano

    ha sido antes bendecido con la visión de un pájaro

    posado sobre el dintel de su puerta,

    pájaro o bestia, posado en el busto esculpido

    de Palas en el dintel de su puerta

    con semejante nombre: “Nunca más.”

     

    Mas el Cuervo, posado solitario en el sereno busto.

    las palabras pronunció, como virtiendo

    su alma sólo en esas palabras.

    Nada más dijo entonces;

    no movió ni una pluma.

    Y entonces yo me dije, apenas murmurando:

    “Otros amigos se han ido antes;

    mañana él también me dejará,

    como me abandonaron mis esperanzas.”

    Y entonces dijo el pájaro: “Nunca más.”

     

    Sobrecogido al romper el silencio

    tan idóneas palabras,

    “sin duda —pensé—, sin duda lo que dice

    es todo lo que sabe, su solo repertorio, aprendido

    de un amo infortunado a quien desastre impío

    persiguió, acosó sin dar tregua

    hasta que su cantinela sólo tuvo un sentido,

    hasta que las endechas de su esperanza

    llevaron sólo esa carga melancólica

    de ‘Nunca, nunca más’.”

     

    Mas el Cuervo arrancó todavía

    de mis tristes fantasías una sonrisa;

    acerqué un mullido asiento

    frente al pájaro, el busto y la puerta;

    y entonces, hundiéndome en el terciopelo,

    empecé a enlazar una fantasía con otra,

    pensando en lo que este ominoso pájaro de antaño,

    lo que este torvo, desgarbado, hórrido,

    flaco y ominoso pájaro de antaño

    quería decir granzando: “Nunca más.”

     

    En esto cavilaba, sentado, sin pronunciar palabra,

    frente al ave cuyos ojos, como-tizones encendidos,

    quemaban hasta el fondo de mi pecho.

    Esto y más, sentado, adivinaba,

    con la cabeza reclinada

    en el aterciopelado forro del cojín

    acariciado por la luz de la lámpara;

    en el forro de terciopelo violeta

    acariciado por la luz de la lámpara

    ¡que ella no oprimiría, ¡ay!, nunca más!

     

    Entonces me pareció que el aire

    se tornaba más denso, perfumado

    por invisible incensario mecido por serafines

    cuyas pisadas tintineaban en el piso alfombrado.

    “¡Miserable —dije—, tu Dios te ha concedido,

    por estos ángeles te ha otorgado una tregua,

    tregua de repente de tus recuerdos de Leonora!

    ¡Apura, oh, apura este dulce nepente

    y olvida a tu ausente Leonora!”

    Y el Cuervo dijo: “Nunca más.”

     

    “¡Profeta!” —exclamé—, ¡cosa diabolica!

    ¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio

    enviado por el Tentador, o arrojado

    por la tempestad a este refugio desolado e impávido,

    a esta desértica tierra encantada,

    a este hogar hechizado por el horror!

    Profeta, dime, en verdad te lo imploro,

    ¿hay, dime, hay bálsamo en Galaad?

    ¡Dime, dime, te imploro!”

    Y el cuervo dijo: “Nunca más.”

     

    “¡Profeta! —exclamé—, ¡cosa diabólica!

    ¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio!

     ¡Por ese cielo que se curva sobre nuestras cabezas,

    ese Dios que adoramos tú y yo,

    dile a esta alma abrumada de penas si en el remoto Edén

    tendrá en sus brazos a una santa doncella

    llamada por los ángeles Leonora,

    tendrá en sus brazos a una rara y radiante virgen

    llamada por los ángeles Leonora!”

    Y el cuervo dijo: “Nunca más.”

     

    “¡Sea esa palabra nuestra señal de partida

    pájaro o espíritu maligno! —le grité presuntuoso.

    ¡Vuelve a la tempestad, a la ribera de la Noche Plutónica.

    No dejes pluma negra alguna, prenda de la mentira

    que profirió tu espíritu!

    Deja mi soledad intacta.

    Abandona el busto del dintel de mi puerta.

    Aparta tu pico de mi corazón

    y tu figura del dintel de mi puerta.

    Y el Cuervo dijo: “Nunca más.”

     

    Y el Cuervo nunca emprendió el vuelo.

    Aún sigue posado, aún sigue posado

    en el pálido busto de Palas.

    en el dintel de la puerta de mi cuarto.

    Y sus ojos tienen la apariencia

    de los de un demonio que está soñando.

    Y la luz de la lámpara que sobre él se derrama

    tiende en el suelo su sombra. Y mi alma,

    del fondo de esa sombra que flota sobre el suelo,

    no podrá liberarse. ¡Nunca más!

     

    Edgar Allan Poe (Boston, 1809 – Baltimore, 1849)

    #105985
    anónimo
    Miembro

    El grupo de los primates es grande y diverso, con un poco más de 280 especies, sin contar las especies fósiles. Los primates varían desde el gorila de montaña con 170 Cm. de altura y 200 kilos, hasta los 24 a 38 gramos y 12,5 Cm. de los lémures ratón de Madagascar; Desde los inadvertidos tarseros del sudeste asiático hasta los cosmopolitas seres humanos.

    Los sapiens somos pues una especie animal del género homo de la familia hominidos de los primates. Resumiendo: Un mono desnudo.

    Al formar sobre este punto juicio relativo al hombre, debemos estudiar con algún detenimiento la clasificación de los simios. Esta familia ha sido dividida…en el grupo catarrino…y en el grupo platirrino… Ahora bien, el hombre, sin género alguno de duda, por su dentadura, por sus orificios nasales, y varios otros respectos pertenece a la división de los catarrinos…. Resulta pues en consecuencia que el hombre es una rama del árbol simio del Antiguo continente…”

    Admitiendo que los monos antropomorfos formen un subgrupo natural y siendo el hombre tan parecido a estos animales, no sólo en todos aquellos caracteres que le son comunes con todo el grupo catarrino, sino también en otros caracteres peculiares, como ausencia de cola y de callosidades, y en su aspecto general, podemos inferir que un miembro antiguo del subgrupo antropomorfo diera origen al Hombre”

    Charles Darwin en “El origen del hombre”

    ¿a donde vamos?: a corto plazo al paro y al trapicheo, a medio plazo a la edad media y más después a la nada.

    #105986
    evo41
    Participante

    Que leis a esti hombri. Peru si esti hombri escribia siempri emboeciu pol el gotele y se ponia pol las nochis desajinau.

    "La verdadera locura, quizas no sea otra que la sabiduria misma, cansada de descubrir vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente decision de volverse loca"

    (Heinrich Heine)

Viendo 15 publicaciones - del 1 al 15 (de un total de 32)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.