Inicio » Generales » La Laguna

GARROVILLAS: “LA NUIT”

Garrovillas de Alconétar Foros Generales La Laguna GARROVILLAS: “LA NUIT”

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicaciones
  • #18077
    kupiu
    Jefe de claves

    “No recuerdo a qué hora llegué ayer, no recuerdo cómo vine a casa, no recuerdo…”

    Bien podrían ser reflexiones puestas en boca de Segismundo, en La vida es sueño de Calderón, pero la realidad es que no provienen de un sueño; mas bien de una pesadilla, una pesadilla que se repite noche tras noche, a lo largo de todos los fines de semana…

    Sueño, pesadilla… Aunque ambos en la misma fuente beben y del mismo manantial fluyen, son distintos. Pero el problema de diferenciarlos, escapa al lógico razonamiento que se plantea a la mañana siguiente. ¡¡Recuerda!!

    Sí, algo recuerdo… todo comenzó como una noche cualquiera, de una semana cualquiera, un viernes, que puede ser un viernes cualquiera…, porque al fin y al cabo, tanto da viernes que sábado, y se vera por qué. Los inicios arraigan en un pequeño bar…un refresco, naturalmente, pues la noche apenas acaba de extender su manto. Tiempo habrá para algo más fuerte. Se deja pasar el tiempo, charlando o callado, pues temas triviales, todos los días se escuchan. La ansiada hora ha llegado. Sí, el botellón. A nuestra zona de siempre. Con frío, calor, lluvia o viento, tanto da, ya que lo importante es beber.

    Las copas destilan su amargo veneno, mientras debatimos, reflexionamos y creemos que vamos a arreglar el mundo. Siempre lo he dicho: en ese momento es cuando algunos hombres se vuelven dioses, y yo soy uno de ellos. Un aura de ingenio nos envuelve, y otro largo trago para aprisionar  este mágico momento. Naturalmente, no se engañen, ya que no todos los botellones son iguales. El botellón acabóse, a la discoteca.

    Sí, allí también se bebe, y bastante además. Se baila hasta que se considera que es hora de cerrar. Luego, los recuerdos son confusos, envueltos en una neblina de misterio, tejida por la misma Circe. ¿A dónde ir?. De eso no se tiene la menor idea, ya que de ese momento en adelante, todo va al inconsciente, al vacío, a la nada…

    Despierto, o eso creo. Lacerantes dagas atraviesan mi cuerpo y en mi mente tormentas rugen, como si mi nave entre Escila y Caribdis hubiera pasado. El crudo despertar, me devuelve al patético mundo real. Otro día más para tachar en el calendario, de otro  mes que a otro año pertenece de  otro siglo por añadidura.

    Aunque los hombres cambien, las ideas perduran, y quizá así reflexionara alguien, a la sombra de alguna divina estatua; alguna estatua del mismo Re, que había salido victorioso una noche más de la lucha contra el mal, encarnado por la serpiente Apofis, en su viaje por los infiernos. Y cada noche, una nueva Apofis, a la cual tenemos que vencer…

    Deseo que el sol su rostro oculte, y que llegue la noche, para volver a beber…

     OudeiV

     

        Extraido del numero 207 de diciembre de 2001 del periodico Alconetar.  

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.