Inicio » Generales » La Laguna

Cuentos ehtremeñus

Garrovillas de Alconétar Foros Generales La Laguna Cuentos ehtremeñus

Viendo 10 publicaciones - del 1 al 10 (de un total de 10)
  • Autor
    Publicaciones
  • #363
    kupiu
    Jefe de claves

    Me he encontrao rebuscando por la red una lista de cuentos extremeños recogios por Moises Marcos Desande a Francisca Garcia. Son un rato curiosos y a mas de uno le daran ganas de leerselo a los mas chiquininus. Hay va el primero, mañana mas.

    EL ZAPATERO Y EL LABRADOR

    Erasi que érasi un zapateru y un labraól. El zapateru teni’un cochinu, y el labraól un jabál. La cochina se empic’al jabál y le jadía (hacía) dañu, y el labraól se lo dijo’al za-
    pateru pa que jidiese cuidiau, y ehti le prometió encerral a la cochina. Una beh el labraól cogi’a la cochina y le coltó lah orejah y el rabu, y ehcribiend’un papel le jid’un agujeru y
    se l o colgó del pehcuez’a la cochina. El animal entr’en casa y el zapateru ley’el,papel que idía: «Alabau sea Dioh muehtr’amu lah orejah y él rabu pol allá loh queamuh–Id’el amu
    del güeltu. Que si buelbu p’allá–Boy a pagál con el cuelpu.»

    #101321
    kupiu
    Jefe de claves

    EL BAILI

    Erasi que eran doh amigah, la una casá y la otra ib’a a casalci. La sortera combió a la boa a la casá -¿ Bendrah al baili? -No. -¿ Polqué ? -Polque no tengu mangah-diju la casá. Antoncih el maríu que la ehtaba oyendo le dis: -Bendi la puaera (podadera) y tendrah mangah. Buelb’a combialla y le jah la mehma pregunta, y le dig : -No -¿ Polqué ? -Porque no tengu cuelpu. Y ba le dis el maríu : -Poh bend’el puón (podón) y comprat’el el cuelpu. Pol telcera beh la combía, y le contehta: -No, polque tengu que masál , y el maríu : –Anda bait’al baili, que yo masaré pol ti. El maríu cogió la jarina y le echó agua, y comu no sabía lo que tenía qu’echalli, le echó mucha’agua y le queó la masa branda. Ba y jué al baili, y biendu bailal a su mujel, ba y le dis 1o que le pasaba: -Con la manga de la puaera . Y el cuelpitu del puón. Aquello que m’entregahtih mu branditu me queó. Y la mujél le contehtó, sin dejal de bailál: –Echali jarineti.–Dáli con el puñeti.–No l’echih agüeti.–Y te saldrá dureti.

    #101322
    hamlet
    Jefe de claves

    Hola kupy ¿que tal?
    Con tu permiso copio los cuentos a la biblioteca, (si quieres) tu mismo puedes seguir añadiendolos allí y mantenerlos de una forma más ordenada y duradera.
    Hay bastantes cosillas en los foros que merece la pena rescatar pero por falta de tiempo…
    En fin, espero que vaya todo bien y a ver si con un poco de suerte nos vemos en el womad.
    Salu2

    #101323
    kupiu
    Jefe de claves

    LA SEÑORA Y EL MEDICO

    Cayó una señorona enfelma y mandó a l a criá llamál al meícu. Cuando la bió el meícu a la señorona, ba y le dih:-¿Qu’ha comíu? -Comí unah tribiñah–Me se par’en el crisól–Medolió la media naranja-Y me tembrarun lah columnah. El meícu, que no entendió naita, le dih a la criá que le ehpriqui aquello, y la criá le dih : –La señora comió unah soporrah–Le par’en en la barrogorra-Le dolió la cabezorra–Y le tembrarun lah patorrah.

    #101324
    kupiu
    Jefe de claves

    MARIQUITA LA DEL COHTAL

    Eran doh amigah que un día de fiehta pensarun il al baili. La una era mu golda y la otra mu delgainina. Se arre
    grarun con loh mejorih trajih que tenían y la mah delgá le dis a la otra: ¿Qué jaré p’a ehtal mah galbosa? Y le dih la otra: -Cog’un cohtal y metitilu dembaje de lah enaguah. Un modu (mozo) que bibía enfrenti lo oyó y jué al baili y la sacó a bailal idienduli: -Bamuh a bailal, María la del cohtal. Ella, con mucha guasa, p’a que no se enterara la genti le c o n t e h t a : — P o h no me dió la gana de quereltil’emprehtál.

    #101325
    kupiu
    Jefe de claves

    EL CURA DEL PUEBRU Y LA CRIA

    Un cura tenía un ama de llabih y cogió pa selbil’a una criá pahtora. Un día qu’ehtaba jadiendu de comél, el gatu s’arrim’a la lumbri y se quem’el rabu y salió de juitiva (huyendo). La criá emprecipió a dal bodih (voces), idiendu (diciendo): -Lebastisi, señól cura–Del pan de Sansebastián (cama)–Se ponga loh chilrruh milrruh (medias)-y tamien loh carabitatih (zapatos)-Que el señól caza loh ratih (gato)-Lleba la eleganciá en el rabu (lumbre)–Y si no eh pol la prójima muehtra (ama de llaves)–Se quema la chiribitaina (chimenea). La ama del cura apagó la chimenea que ehtaba quemándusi, que, si no, se quema toita la casa.

    #101326
    kupiu
    Jefe de claves

    LA PIJOTERA CRIA DEL CURA

    Un cura teni’una criá mu pijotera, que cuandu su amuno ehtaba delantri le daba paliqu’al sacrihtán, al monacillu a touh loh moduh (mozos) que habi’en el puebru. Un día que bin’el sacrihtán de la feria de benbel una baca, ehtaba palrrandu con él,cuando bein beníl al cura y la criá lo meti en la tinaja del pan. Otru día palrraba con el monacillu y bie’el cura y lo metén la jadena. Otru palrraba con el pianihta , bi’en el cura, y ba y metí dembaju de la chimenea al probi pianihta. El cura se había pelcatau de toitu. Un día de fiehta entró en misa, y bella entral el cura y enseguía emprecipió a cantal: –Entri María la compuehta, que mi dineritu me cuehtá. Y le contehta el monacillu: –En la,tinaja del pan, me quisihtih ajogal. Y le replic’el olganhta: -Y ya pagué máh que n inguno–Que me quemé lah naridih (narices) y e1 culu.

    #101327
    kupiu
    Jefe de claves

    EL TONTO QUE SE CASÓ CON LA HIJA DEL REY

    Eras’un rey que tení’una hija, y, cuand’era mu moza, quisu casala, y prometió casala con el hombri que le echara un aceltiju que naidi l’atinara. Un tontu s’empeñ’en bestial al rey y a la princesa, poru la su genti quisierun jadelli (hacerle) que no juera. Pol fin salió con la suya el tontu, y bale dih al rey: –Tolta mat’a Mira (perra)–Mira mat’a treh (tres vuervos que se le posaron a la perra para sacarle los ojos y, riñendo unos con otros, se cayeron en la fuente y se haogaron)—Tiré lo que bí (un pastor que tiró a .una liebre preñada que iba corriendo y la mató)—Maté lo que no bí (lebratillos en el vientre de la madre)–Comí calní (carne) pol nacel (los lebratillos)–Cocía con palabrah del Espíritu Santu (porque entró en una ermita y cogiendo el misal que vió en el Altar lo quemó para asar la liebre)–Bebí agua que n’ehtaba en el cielu ni en la tierra (agua de la lámpara del Sagrario)–Y bi llebal, un muelt’a doh bibuh (vió río abajo a un burro muerto sobre el que iban posados dos cuervos). Y craru, comu naid’era capah de atinal ehtuh enreuh qu’el tontu me truju, poh el rey no tubo mah remediu que cumpril su palabra, y la casó con el tontu. Y aquí s’acabó mi cuentu y mi casamientu, j i d ‘ u n (hice) joyito y le meé dentru.

    #101328
    kupiu
    Jefe de claves

    EL LABRAOL Y SUH HIJUH

    Erasi un pairi labraól que teni’un hiju y una hija, y al moril leh entregó pol toa la jerencia un mulu y una baca. Loh doh jelmanuh (hermanos) bibierun mu contentuh ¡ahta que el mozo tubu qu’ils’a sel melital, y al dehpeilsi de la jelmana le diju qu no pasasi jambri, y antih y con antih de pasalla bendiera lo que le jidiera (hiciera) farta. Poh comu le diju estu la jidu. (hizo) farta una beh y bendi’el mulu: Bolbi’el melitál a casa y bió a se jelmana afligía pol la benta d’el mulu, y ba le idi (dice): -No t’apurih, que ya te lo queé y’encalgau, y comu mañan’eh ,feria de B rozah, llebar’a bendel la baca. Y asina lo jidu (hizo). Se malch’a l a feria y’en el rodeu se le acelcarun treh melchanih (tratante), y
    dehpuéh de muchuh regateuh le bendió la baca y se la llebó. El que jadía (hacía) de jefi le dij’al melitál: –M’he queau el mi diner’en la posá, ehpérat’un pocu que boy pol el dineru pa pagali, a y se jué, poru el. melitál dehconfió pol que taldaba en bolbél y jué a la posá y le dih el amu: – – Poh t’han robau, polque en la mi casa n’ay nengún compraol de bacah, poI qu’el que tú idih (dices), entró pol la delantera y salió pol la trasera. Entoncih el melitál salió corriend’en buhca de loh laironih (ladrones), y s’encontró con una bruja que le preguntó qué buhcaba ;- y, al idili lo que le pasaba, ha y le dih la bruja: – – P o h esuh laironih sonin (son) mu lihtuh, y tienin la cueba all’arriba del monti. El melital, se b’a casa y le dih a la jelmana que la baca la bendi’en tren piazuh, y qu’entoabia no había cobra’el primeru, y que le buhcasi pol el pueblo un traji de señorita. Se bihtió con el traji y ehcondió entre lah enaguah un buen belgaju, de toru y con él se malchóal monti, y se pon a lloral, al jefi de loh laironih que la bió le dih: -Soy la hija d’un duqui peldía pol la sierra. Y el capitán de loh bandiuh s’enamora d e la que creía mujel, y mand’a loh laironih al otru cualtu y loh encerr’en él. El capitán de loh bandiuh mandó acohtals’a la muchacha y ello no quería, y ba y le pregunt’al capitán qu’e tan unh aparatuh de jierru qu’había en el suelu, y el capitán le dih: –Poh sonin grilluh pa sujetal pol lah patah a loh que cogemuh jahta que pagan el dineru que le peimuh, y pa que lo beah ponmi un’en loh pieh y otr’en lah manuh. Lo jidu asina y entoncih ba y se lebanta lah enaguah, sac’el belgaju y le dih: –Yo no soy duquesa, ni duquesu, que soy el de baca, y emprecipi’a dali belgajaduh (vergajazos) jahta que le dió un alca llena de moneah de cobri y se jué. A la mañana siguienti loh laironih le preguntarun al capitán que había pasu, y le contó t o u el cuentu. Lleg’el melital a casa y le entreg’a la jelmaná tou el dinero que llebaba pol el primer plazo de la benta de la baca, y se alegró muchu al bel tanto dineru. Al día siguienti le dih: –Buhcam’el traji d’un méicu. Y ba y se lo buhca. Ba y se malcha al monti y allí los laironih, biendu qué era meicu, lo llebaron pa que curas’al capitán. Al bel’el méicu, u que jadía de méicu, le d i h –Uhteh lo que tien eh mal de belgaju de toru. Y se quearun cegañutuh (ciegos) al bel lo sabijondu que era aquel hombri ; y el méicu mandó a loh otruh laironih que jueran al río que ehtaba mu lejuh a que le trujieran un jaci (haz) caunu de jilguera infielnal pa jadel un cocimientu y curar al capitán. Y cuandu quearun loh doh soluh, sac’otra beh el belgaju y emprecipió a dalli zurriuh jahta que sacó una caja de prata llena de moneah y le diju: –Llébatila, que erih máh lairón que musotruh. Cuandu binieron loh otruh se encontrarun al capitán quejándusi y leh contó toito lo pasáu. El melital lleg’a casa y le entreg’a su jelmana el segundu prazu de la benta de la baca, y se pusu mu contenta; y le dih el melital: – – Poh (pues), máh (más) te tengu qu’entregal pol el telcel prazu. Al día siguienti mand’a la jelmana le prepar’un traji de cura, y ba y se lo prepara, y ba y, montandu en un burru, se ju’al monti; lo cual, que bihtu polunuh de loh laironih, le dih que juera a confesal a su capitán, qu’ehtaba mu malinu. Le llebarun al cura delantri del apitán, y ehti, que ehtaba ya ehcamau, no lo quería reconocel; poru loh laironhih lo conbencierun y el cura, u el que adía de cura, mandó a loh laironih al puebru pa que le trujieran loh Sant’Oliuh, polque e l capitán ehtaba mu requetemalu; y salieron corriendu, y cuando quearun soluh, el cura sac’el belgaju y emprecipió a dalli zurríuh y le idía (decía): –Si no me pagah bien l a baca te arrematu. Y sacó una caja llena de moneah d’oru y se la dió, y al benil l’otruh, le idió (dijo) el capitán: –Ehtamuh robauh pol el de la baca, que ha resultau mah lihtu el melital que musotruh. Al día siguient’el melital compr’una guitarra y una bota de binu, y ehtubu toitu el día bebiendu y tocandu jahta que se emborrachó y se jué a la posá y cay’al suelu, y allí se queó dolmiendu la mona. A media nochi llamarun a la puelt ‘ y salió la posaera, y abrí y se encuentra con un hombri que le dih: –Hay algunu que moh puea oil. –No hay mah que esi que ehtá en el suelu mah borrachu que una ua. El melitál alcomenz’a a roncál, jadiéndosi el dolmíu, y entoncih el que golpeó le dih a la posaera que mandasin a la su casa a pol loh muebrih, que robarían al señól cura aquella nochi, y se jué. El milital se lebanta y se ba en ca la guardia cebil, y se lo cuenta toitu, y cuandu llegarun loh laironih, loh prendierum, y aquí s’acabó mi cuentu y mi casamientu, jid’un

    #101329
    kupiu
    Jefe de claves

    BENININU

    Eras’un pairi (padre) y una m a i r i (madre) que tenían un hiju mu chiquininu, mu chiniquinu, comu que había nacíu diun granu de trigu. Un día la mairi lo mandó a llebal la comí’a su pairi que ehtaba arrand’en el Rollu. Jué Benininu y le dis al pairi: –Pairi, béngas’uhte a comel, mientrah yo araré con la yunta. Bin’el pairi y Benininu se queó arando. Pasan pol allí unos pañeruh finuh con unah calgah de pañu, y unu le dis al otru: –Mir’aquella yunta arandu sola (com’era tan chiquininu no lo beían). Y el pairi de Benininu que loh oyó le dijo: –No, no ehtá sola, que ehtá acompañá. -Poh ehtá sola.- Poh ehtá acompañá. –La calga de pañu a que ehtá sola. -La calga de pañu a que ehtá acompañá. Ba altoncih y dis el pairi: -Benitinu canta hiju, canta. –Don, don Benininu bieni–Don, don Benininu ba -Don, don Benininu bieni–La calga de pañu ganá, y ganó la calga. Otro día se ba Benininu a la güelta y ehtaba el pair’arandu y emprecipió a llobel. El pairi se ju’a (fué a) la casa y Benininu se metió dembaju d’una hoja de belza, y el burru qu’ehtaba suertu se comió la berza.

    Acabó de 11obel y el pairi le llama: –Benininu. – -Qué, pairi- –Aond’eh donchitu y le meé drentrutáh. —En lah tripah del burru. El pairi mat’al burru y le’ sacó lah tripas y lah ech’encima de una peña pa que se se-caran y sacál de allí a Benitinu; cuando pasa pol all’una dorra (zorra) y se comió lah tripah y salió corriendu, y Benitinu le dis a la dorra: – C o r r i corri, que cuanti mah corrah peol pa ti. Se cantea la dorra y no bey a naidi, y buelb’otra beh Benininu: Corri, corri, que cuanti mah corrah peol pa ti. Y a la telcera beh dis la dorra: –Poh ehto tien que sel en la mi barriga, boy a tiralmi, de aquella peña arta, a bel lo que teng’en ¡ah mih tripah. Se tiró y se mató. Al pocu tiempu pasó pol allí un pahtol y apenah lo barrunta Benitinu le dih:

    – P a h t o l , sácami d’aquí. –Poh aond’ehtah ? –En lah tripah de ehta d o r r a . El pahtol lo sacó de lah tripah, y entoncih te dis Benininu: -Jahm’un (hazme un) tamborinu de lah tripah de la dorra pa que me baya a gañal la bía piyendu (pidiendo), pol que la mi casa ehtá mu lejuh, y el pahtol le jidu (hizo) el tamborinu. Benininu. se jué pol esuh mundud piyendu con el tamborinu, cuando se le jidu de nochi, y bió una luh mu lejuh, Se acelcó Benininu a la casa y bió qu’era una casa de laironih (ladrones), y emprecipió a tocal el tamborinu y a cantal: Don, don Benininu bien–Don, don Benininu ba–Don, don Benininu bien–Dalm’un cachininu de pan. Salih loh laironih y no encuentran a naidi, polque s’ehcondió detrah d’una piera (piedra).

    A la telcera beh encuentran a Benininu. -Poh que jadih aquí? –Piyendu un cach’e pan. Lo metierun en’un cualtu ehcuru aondi tenían el dineru, y Benininu–se enllenó loh bolsilluh y el tamborinu d’oru. y com’era tan chiquininu se ehcapó pol debajo de la puelt a, y se jué a casa, y jidu ric’a suh padrih. Y sanseacabó el cuentu, y mi casamientu- Jid’un (hice un) joyitu, y le mée drentru.

Viendo 10 publicaciones - del 1 al 10 (de un total de 10)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.