Inicio » Noticias » Actualidad local

Aitor quería vivir

«Aitor quería vivir», ha dicho esta mañana en comparecencia públicaAntonio David Pajuelo Agúndez, el guardia civil fuera de servicio que salvó el pasado sábado a un bebé en Garrovillas de Alconétar. Pajuelo tiene 37 años, es natural de Valdefuentes, trabaja como guardia civil desde 2006 y está destinado en Garrovillas de Alconétar desde 2009. Según él mismo ha relatado, el suceso ocurrió alrededor de las 21,40 horas del pasado día 14, veinte minutos antes de que comenzara su turno de trabajo.

Entonces escuchó alboroto. Una madre se encontraba junto a su bebé de 20 meses, que convulsionaba. La familia venía de celebrar un bautizo. 

El guardia civil montó en un vehículo junto a la madre y el niño, de nombre Aitor, mientras viajaban al centro de salud más cercano, en Navas del Madroño, y durante el trayecto, Pajuelo realizó al bebé un masaje cardiaco. Ahora, el niño se encuentra ingresado en el hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres.

La madre del niño, Ágatha Peco, ha mostrado su agradecimiento al guardia civil. «Mi hijo está vivo gracias a Antonio. Entró en parada, tenía los ojos vueltos y los labios morados y él le hizo la reanimación», ha señalado a este diario.

Fuente: http://www.hoy.es/prov-caceres/201605/17/guardia-civil-salvo-vida-20160517122132.html

 

 

4 comentarios

Un guardia salva a un bebé en Garrovillas de Alconetar

El agente reanimó al pequeño de 20 meses y coordinó el vehículo en el que lo trasladaban hasta Cáceres El guardia civil Antonio Pajuelo, destinado en Garrovillas de Alconétar, salvó el pasado sábado la vida a un bebé de 20 meses que se encontraba en parada cardiaca, según informa la Guardia Civil. El agente, que se encontrabafuera de servicio, reanimó al bebé y coordinó el vehículo en el que lo trasladaron hasta un centro hospitalario de Cáceres.

Fuente http://www.hoy.es/prov-caceres/201605/17/guardia-civil-antonio-pajuelo-20160517085217.html

Antonio Pajuelo salvó la vida a un bebe

«Es la situación más complicada y más crítica con la que me he encontrado como Guardia Civil en 15 años que llevo». Así lo confiesaAntonio Pajuelo, el agente de 37 años que el pasado 14 de mayo le salvó la vida a Aitor, un niño de 20 meses que inesperadamente y de repente sufrió una parada cardiorespitatoria mientras se dirigía con sus padres hacia una casa rural en Garrovillas de Alconétar y tras regresar de un bautizo después de pasar el día.

Pajuelo se encontró con esta circunstancia de manera casual, justo sobre las nueve y media de la noche de ese día cuando precisamente entraba a trabajar en el puesto de Garrovillas para hacer el turno de noche: «Me dirigía al trabajo, escuché mucho revuelo a la calle y vi a la madre con el niño en brazos convulsionando y con espasmos», explica el agente que desde ese momento y a la espera de la llegada de la ambulancia del 112 le realizó las tareas necesarias al pequeño logrando que éste se reanimara. Actualmente, el pequeño permanece en el Hospital de San Pedro de Alcántara en Cáceres, donde le realizan las pruebas pertinentes.

Fuente: http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/provinciacaceres/antonio-pajuelo-guardia-civil-garrovillas-salvo-vida-bebe-es-situacion-mas-critica-he-encontrado-15-anos_938398.html

Comentarios cerrados.

Noticias
Fotos
Menú
Foros
Idiosincrasia