Inicio » Ayuntamiento

2014 Pleno ordinario de julio

6 comentarios

Sobre el pleno

 El último pleno da para mucho, por lo que voy a intentar hacerlo poco a poco, porque son tantas cosas a comentar que me pierdo .

 Los pimeros puntos del orden del día acontecieron normales, como cualquier otro. Pero al llegar al punto de la desafectación de los pisos tutelados, la cosa comenzó a calentarse. Explica el alcalde el motivo de la necesidad de cambiar el uso de los pisos pues se han presentado dos propuestas al plan de empleo estatal dentro del proyecto de creación de empleo estable, y el que ha sido elegido es la restauración de los pisos tutelados para un espacio para la Creación Joven, al que se destinan 60.000 euros en mano de obra. Lo que se vota es la desafectación del uso del edificio por otro acorde al proyecto. El equipo de gobierno está de acuerdo, pero PSOE no está de acuerdo con el uso que se le va a dar al edificio puesto que no ven favorable un espacio dedicado a la juventud al lado de la residencia. El alcalde informa que va a ser un lugar de exposiciones, representaciones, etc etc , en ningún caso botellón ni música a todo trapo.Seguidamente aprovecha la ocasión para recordar  y recriminar que el anterior gobierno por el botellón que se realizaba en aquella zona y que nunca hicieron nada por solventar el problema. ¿ Viene a cuento ?, bueno, pues viene porque lo utiliza una vez más para ridiculizar a los miembros de la oposición, pues no tienen argumentos para rebatir nada, como siempre, ellos tienen un pasado político que sale en cada sesión plenaria y en cada explicación que da el alcalde. La portavoz del PSOE pregunta entonces si le parece bien la zona donde ahora está el botellón, en una calleja oscura,que incita además del alcohol a otras cosas. El alcalde titubea, habla bajo, duda, y finalmente decide que eso no es lo que se está debatiendo, y lo deja para otra ocasión. Genial!!!, es él , el que saca el tema del botellón para acusar a la antigüa corporación, y cuando le pregunta la portavoz dice que no viene a cuento….¿ pues por qué lo utiliza él??. Además, con toda la razón la pregunta que se le hizo, pues si piensa en la juventud, se debería interesar más por ella, intentar ir cambiando la costumbre del botellón, e ir haciendo algo para «redireccionar» el ocio en el pueblo y evitar que menores accedan al alcohol u otras sustancias en un lugar habilitado y consentido por el ayuntamiento.

 Bueno, tras ello, se somete a votación, y al votar el PSOE en contra, les recuerda que han votado en contra de un proyecto de creación de empleo estable por un valor de 60.000 euros. Genial y manipulador otra vez!!!.no, señor alcalde. Han votado a la desafectación del uso de ese edificio y su proyecto de creación joven en ese lugar. ¿ Qué parte no ha entendido?. Quizás hubiera sido más democrático votar en consenso el uso que se le quiere dar a los pisos, y posteriormente buscar las ayudas o subvenciones necesarias para realizar el proyecto, incluso haciendo partícipe a la ciudadanía para decidir entre todos los vecinos, los equipamientos y servicios que consideramos necesarios para el pueblo.. Desde luego, yo no puedo entender que se gaste dinero público en una obra cuyo destino no se tiene claro. ¿ Dónde está el proyecto con el contenido para el uso de ese espacio joven?. Habla de exposiciones , pues tenemos la casa de cultura para ello ¿o hay demasiada demanda para exponer?..Representaciones..tenemos el corral de comedias ¿o también está saturado el calendario?. Bien, pues tendremos un espacio de creación joven, que habrá dado empleo temporal, pero sin plan de juventud.( seguirá..) 

No tengo por costumbre acudir

No tengo por costumbre acudir a los plenos, pero desde que se están publicando en esta página suelo ver algunos y la verdad he visto el último y he sentido vergüenza ajena del comportamiento del Sr. Alcalde. ¡Qué prepotencia! ¡Qué manipulación! y según tengo entendido cuando estaba en la oposición le exigía al anterior alcalde todo el tiempo del mundo para poder hacer sus mítines en el salón de plenos. Y resulta que ahora en cuanto la oposición le mete el dedo en la yaga, la llama al orden, la interrumpe, etc. Es increible. Por lo que he podido escuchar ahora se le hacen largos los plenos, todo lo contrario de su época anterior, que creo que le gustaba extenderse largo y tendido sin importarle lo más mínimo el tiempo que se tardara. ¿será que se está cansando? ¿será que no quiere que le digan delante de gente sus deficiencias e incoherencias como alcalde? Ver para creer.

La ética del idioma

 En esos días es lo que más que aporrear las teclas te apetece leer y sacar conclusiones, he puesto algún resumen de prensa e incluso algún retazo de artículo que me ha parecido interesante. Hoy voy a desgranar lo que a mi modo de ver es una defensa de lo que yo también he hecho mis pinitos; ni mucho menos, ni parecido a lo que hoy he leído en un diario nacional con el titulo que encabeza este mi mensaje y que voy a entrecomillar y poner en cursiva para no confundir al personal. Del citado artículo he entresacado lo siguiente:

En el monasterio de Yuso, en San Millán de la Cogolla, venerable cuna del español, tuvo lugar en mayo el IX Seminario Internacional de Lengua y Periodismo sobre El español del futuro en el periodismo de hoy (…). Como un Cristóbal Colón verbal e intelectual, nuestra lengua se ha adentrado en un territorio sin cartografías seguras: el océano verbal de internet. ¿En qué lugar nos encontramos? ¿Llegaremos a puerto seguro? ¿Nos espera en el futuro una conversación creativa que exprese la realidad, por más compleja que sea, la mejora y la libere (…).

Todos (o casi todos) estamos embarcados en esta travesía. No por casualidad se acuñó el término “navegar” para las operaciones de aventurarse en la Red. Navegamos en ella para comunicarnos con familiares, con amigos reales y virtuales; navegamos para atrapar noticias, curiosidades, imágenes; navegamos para emitir opiniones, para recibirlas, para participar en la plaza pública (…). Pero no nos deslumbremos demasiado con la revolución de la que formamos parte porque, como todas las revoluciones pueden terminar creando monstruos y devorando a sus hijos (…).

No son pocos ni triviales los vicios éticos en los que se incurre en el uso de las redes, ya sea en los comentarios al pie de un texto periodístico o en las interpelaciones anónimas en Twitter, o Facebook(…)

El mar encrespado al que aludo es el llamado “discurso del odio”. Sus armas son muy conocidas, y pueden ser letales. Ante todo, la mentira y la calumnia, cuyo ominoso profeta fue Goebbels: “Repite una mentira mil veces y se volverá verdad”. Contamos, claro, con el recurso de la réplica instantánea en la Red, pero ¿qué ocurre cuando el discurso del odio va más allá, cuando se convierte en una incitación abierta o tácita a la violencia? Sucede cada vez más, el tránsito de la violencia verbal a la violencia rea, Las redes pueden convocar movilizaciones pacíficas, liberadoras; también pueden atizar hogueras.

El discurso del odio no solo se finca en la mala fe. Si así fuera sería más sencillo combatirlo. Se finca a veces en la simple fe, exacerbada al extremo de la intolerancia por los fanatismos de la identidad, ya sea religiosa, racial, nacional, ideológica.

Y por su fuera poco, asociados en ocasiones a esos antiguos fanatismos que han resurgido en nuestros días están los malos hábitos intelectuales. En la Red, es verdad, uno encuentra ejemplos de crítica dura, implacable, irreductible, acaso injusta o arbitraria, pero mínimamente fundamentada, racional. No obstante, lo que por desgracia prolifera es la mala crítica, hija de la mala fe.

Cada categoría merece un análisis de fondo. Está el “doble rasero” para juzgar los hechos, tan antiguo como el Evangelio, que por ver la paja en el ojo ajeno, no ve la viga en el propio. Están (…) las cortinas de humos que ocultan la verdad, las tontas simplificaciones, las absurdas exageraciones, el victimismo paranoico, el tentador maniqueísmo, el ataque “ad hóminem”.

¿Qué hacer frente a esta fauna que enturbia el presente y amenaza el futuro de nuestra navegación? ¿Cómo dotar a nuestra lengua, en el espacio cibernético, de valores tan esenciales como la transparencia, la claridad, la tolerancia y el rigor.

Un remoto bisnieto de España, de aquella España que se llamó Sefarad, anticipó algunas respuestas. Me refiero a Benedicto de Spinoza. Descendía como se sabe de aquellos judíos expulsados de España en 1492, para quienes la lengua española se volvió tan entrañable que la seguirían usando y añorando a través de los siglos. Este filósofo universal que vivió en tiempos similares a los nuestros –tiempos de fanatismo, tiempos de odio- predicaba en sus libros una “enmienda intelectual” basada en el examen “claro y distinto” de las pasiones como vía para comprenderlas y explicarlas, y derivar de ese conocimiento la genuina libertad. Esa es me parece, la cartografía que necesitamos dentro y fuera de la Red: Una enmienda intelectual para nuestro tiempo”.

Hasta aquí extractado lo que ha escrito Enrique Krauze, escritor mexicano y director de la revista Letras Libres. Yo firmo todo lo expuesto; reconozco que un poco extenso, como casi siempre. No solo lo firmo sino que además intento practicarlo, seguro que quienes debieran tomar nota ni lo leerán viendo la firma del mensaje; pero me da exactamente lo mismo, vendrá algún tiempo que alguno no volverán a publicar ignominias, ni a manejar “altavoces” para avivar masas encolerizadas.

 

Julio Saavedra Gutiérrez

A mi man comentau que en el
A mi man comentau que en el ultimu plenu el alcaldi se pusu de mu mala lechi con la oposicion por preguntarli cosas presonalis suyas se sabi algu

Boletin
De tal palo tal astilla, fíjate tu que los del PP nos salen con un boletín penoso, están orgullosos de asfixiarnos a base de impuestos, y de conseguir que el rico sea más rico y el pobre mucho más pobre, vergonzoso. Lo gracioso es qué dicen que han hecho mucho por el pueblo, ( me descogono, por no llorar). Una coalición donde su eminencia se ha reido , se ríe y seguirá riendo de ellos y sus votantes. Acostumbrados a mentirnos como los de la Psdg, con el tema de la famosa Auditoría entre muchas otras cosas. En los plenos patéticos sin revatirle a su eminencia nada, sabiendo que ha faltado la verdad una y otra vez en muchos temas. Los concejales del PP un cero a la izquierda, no hacen nada de nada como el concejal de la Psdg, que bien se lleva el dinero de los plenos sin ensuciarse las manos, como los del PP. Nos dicen que van a arreglar el pozo del cristu, fíjate qué bien qué alegría me da, en vez de pedir perdón a los vecinos por la política agresiva que están haciendo sobre nosotrus, y bajar los impuestos. Prefiero no seguir porqué me cabreu y puedu escribir muchas barbaridares sobri estus señuritus los del pp y Psdg. Ante tou educación, que hay muchus que siguin escribiendu en la psdg sin tenenla. Adiós y con Dios.

Otro cursillo

Estos tiempos atrás ponía un mensaje sobre un cursillo de informática que se iba a impartir en el pueblo; el éxito ha sido calamitoso, solo yo me inscribí, siempre fui el más torpe de la escuela, y todavía parece ser que es así, el resto del personal está sobrado de conocimiento y sapiencia.

Después de pasear durante los últimos días por las calle del pueblo, -unas veces de día, otras de noche, no por ocultarme, más bien por aquello de la “pasmaruta” que estos días se ha dejado caer- y de hablar con bastantes paisanos, he llegado a la conclusión que voy a solicitar al organismo competente otro cursillo. En esta ocasión la temática curricular estará basada en cómo saber diferenciar lo público de lo privado en esta nuesta Región.

Este mismo asunto se lo planteaban a un amigo, quien lo hacía constar en un artículo en cierto diario regional a quien le dieron la respuesta y se quedó “estupefacto”; le propondré que él sea quien lo imparta.

 Ustedes se preguntaran que cómo he llegado a esa conclusión en un asunto con tanta enjundia, además en estos días en los que lo que prima es la diversión y el solaz. Pues intentaré explicarme.

Reconozco que soy un poco (bastante) quisquilla y en la medida de lo posible suelo decir lo que pienso, aunque en alguna ocasión me haya costado algún encono; pero lo que tengo claro es que tengo todo el derecho del mundo a criticar aquello que entiendo que es criticable, sobre todo en lo que se refiere gestión de las cosas públicas.

Cuando critico, en la medida de lo posible procuro no utilizar el ámbito personal, salvo por alusiones y en determinadas ocasiones.

Pues bien, alguien me comentaba durante uno de mis paseos que “¡hombre siendo amigo como eres de….y estas todo el día picando…!”. Fue entonces cuando me vino a la memoria aquello que exponía antes sobre lo público y lo privado y se me ocurrió lo del cursillo, sobre todo para cargos públicos.

Al cursillo deberían asistir aquellos que teniendo responsabilidades públicas se toman la crítica a su gestión como algo personal; también podrían asistir los que perteneciendo al grupo del preboste correspondiente, lo único que hacen en sus carabas es dar pábulo y alimentar el endiosamiento del correspondiente, que no digo yo que no se junten y ocupen la mesa más grande de La Laguna (en otros tiempos éstos criticaban que fueran otros) y seguro que el abajo firmante habrá salido en más de alguna conversación y me habrán puesto como hojita de perejil; lo asumo, pero de ahí a que la relación personal que anteriormente existió se vea deteriorada media un abismo.

Pondré un ejemplo para ir terminando. Tengo un amigo de la niñez/juventud igual que aquel que alguien me refería que se sentía dolido por mi forma de pensar o de criticar una gestión, ese otro amigo y yo en lo referente a cuestiones de planteamientos políticos somos diametralmente opuestos, incluso discutimos, nunca reñimos, y siempre terminamos aprendiendo el uno del otro. Y una cosa tengo clara, si hubiera sabido que solo una letra de mis escritos habría podido distanciarme de la amistad de alguien por el solo hecho de pensar diferente, también la hubiera escrito, porque aquel que se me distancia por mi forma de pensar no merece el ser recordado como amigo que fue, y si quiere seguir siendo tan amigos como siempre.  

No quiero parecer pusilánime, pero desde luego lo que no voy es a dejar de decir lo que pienso y escribir lo que me apetezca; el que quiera que me respete como soy, y el que no le doy dos soluciones: adiós y hasta luego, pero desde luego miedo…, ni a nada ni a nadie, bastantes he pasado ya por cuestiones personales como para amedrentarme por cuestiones ajenas.

Si no vuelvo a escribir hasta después de las fiestas desearos a todos, todos, que lo paséis tan bien como vuestras conciencias os lo permitan.

Julio Saavedra Gutiérrez

Comentarios cerrados.