Inicio » Julio Saavedra - Opiniones

SALVEMOS LOS PINARES

En más de una ocasión he dicho que no me gusta ni pretendo ser el Pepito Grillo de nadie, aquel personaje que hacía de voz de la conciencia de la marioneta de madera que construyó Geppetto, Pinocho, a quien le crecía la nariz cuando decía alguna mentira.

Tampoco pretendo ser alarmista, pero la vida nos enseña que más vale prevenir que curar, y de esto sí que sé un rato.

Si unimos el material del que está hecho Pinocho, madera, y este último párrafo sobre el «más vale prevenir que curar» no sale un axioma casi perfecto.

Me quiero referir a la situación en la que se encuentran la zona conocida como «los pinaris»,  y lo único que pretendo es llamar la atención por el abandono, en cuanto a protección contra incendios y el peligro que encierra el que en algún momento de mala fortuna se prenda fuego y por las circunstancias en la que se encuentra no haya remedio para ese descosido.

La zona cada vez que paso por ella me da más sensación de abandono; pinos viejos y ajados, ramas tronchadas casi llegando al suelo, pinos nuevos sin limpiar, maleza sin roturar, ni un solo contrafuego, nada más que los caminos que la cruzan en uno y otro sentido; en definitiva «una bomba en potencia».

No conozco si durante la temporada de incendios desde el Ayuntamiento, la Mancomunidad, la Diputación y los propietarios se prepara un Plan para activar en caso de emergencia, pero me da a mí que no, o por lo menos no he oído nunca tal cosa, y pienso que es una zona por su importancia ecológica y forestal que debería preservarse, también por su singular foresta.

Llegado a este momento quiere pedir, aunque sea predicar en desierto, que se adopten por todas las partes interesadas las medidas que se recogen en la Ley 15/2004 sobre la prevención de incendios publicada por la Junta de Extremadura y que al pie pongo el enlace para su conocimiento general, ya que entiendo que las Administraciones y los representantes del pueblo deben tener conocimiento de ello.

Cualquiera puede pensar que a qué viene ahora esta memez, pues bien fácil; existe una máxima en la prevención de incendios que dice que: «los fuegos se apagan en invierno y en primavera», porque es el momento de entresacar, limpiar, arar, crear cortafuegos, roturar.., y llegada la primavera y antes que la hierba se convierta en pasto segar y hacer limpia.

Voy a acompañar esta mi me perorata de hoy con unas imágenes de un pinar donde se aprecia el trabajo para el mantenimiento y prevención de incendios y un montaje con una fotografía de nuestro paisano Fernando Vecino de los años 70/80 y un lema (salvemos los pinares) esperando que nunca tengamos que acordarnos de ello.

http://doe.gobex.es/ultimosdoe/mostrardoe.php?fecha=20040624

 

 

 

 

 

Deja un comentario