Inicio » Noticias » Actualidad local

Robo en El Bocaito

Una ola de robos esta sacudiendo al pueblo, si el otro dia anunciabamos el robo en el bar la Avenida, esta noche le ha tocado al Bar El Bocaito, sito en Calle Ramón y Cajal, propiedad de Jesus Lopez (susi) y Mª del Carmen Julián. Los hechos ocurieron la noche del martes 16 a las 12 de la noche, los "cacos" entraron por una ventana que dá a la calle Gabriel y Galán, el botin sustraido a sido la recaudación de las maquinas "tragaperras" y el cambio de la caja registradora, no se han detectado destrozos en el local.

La Guardia civil se ha personado en el lugar para hacer las diversas averiguaciones y así proceder a la investigación de los hechos. Así mismo tambien el almacen de butano sito en carretera de Navas y propiedad de José Alberto Gil, tambien ha sufrido la visita de estos dueños de lo ajeno, sustrayendo botellas de butano, tambien ha sufrido estos hechos El Colorín (el gitano), al cual le han sustraido material de fontaneria como inodoros, griferias, mamparas, etc…, y tambien han aparecido algun que otro coche con las ruedas pinchadas.

2 comentarios

SE TIENE ALGUN INDICIO

de si los causantes en todos los casos (Bar Avenida, Bocaito, Butano, Colorín y ruedas pinchadas) sean los mismos.

En la noticia del robo del Bar Avenida se decía que era una "banda organizada" que había asaltado en otras localidades, pero no creo que se dediquen a pinchar ruedas; y también he escuchado que han sacado combustible de los depósitos de algunos vehículos y sustraído baterías de los coches.

¿Estamos seguros en nuestras casas? Hay gente que tiene miedo, a lo mejor no por lo que nos puedan robar, sino por el susto de que entren en casa, mientras duermes………

Un saludo.

¿A caso les importa a los gobernantes?
La delincuencia no deja de aumentar porque las leyes son insuficientes y la reincidencia es consecuencia del conocimiento de las leyes por parte de los que las incumplen, porque robar menos de 400€ ni siquiera es delito, pero a quien le roba pueden haberle destrozado el trabajo de mucho tiempo y darle un susto que le puede costar la salud. A menudo vemos en los medios de comunicación sentencias indignantes, como si los jueces nos considerasen inveciles que no sentimos.

Comentarios cerrados.