Inicio » Julio Saavedra - Opiniones

Recordando, recordando

Con fecha 9 de mayo de 2015 se abría, en esta página web, un hilo para programas y debates de cara a las elecciones municipales que se celebrarían el 24 de ese mismo mes, en ese hilo se publicaron varios comentarios con distintos pareceres y sentimientos, incluso se activó una porra para el resultado del día D, la cual quedó desierta por aquello de no acertar ninguno de los apostantes el resultado final.

Yo también participé con algún comentario, concretamente el día 22 de aquel referido mes publicaba uno bajo el título de: “Programas y opciones”; como comprenderéis no voy a volver a hacerlo porque ya no tendría la actualidad del momento; sí, me vais a permitir poner un retazo de él, más que por las predicciones hechas, por aquello de que al final el tiempo me ha dado la razón, por dos cuestiones: la primera, porque entre los posibles resultados se dio aquel del que yo no vaticinaba buenos augurios de futuro, y la segunda, porque estos se han cumplido; esto que os pongo a continuación escribí en aquel momento:

(…) los Ayuntamiento pequeños, como es el caso, dependen en casi la totalidad de los recursos que luego se gestionan de instancias superiores –Diputaciones y Gobierno Autonómico-; ello hace que si el partido que gobierna el municipio coincide con el que lo hace en la Diputación y en la Junta, los cosa puede ir “miel sobre hojuelas”. También se puede dar la circunstancia que en el municipio gane quien está en la oposición en la Diputación y en la Asamblea, en este caso habrá que saber negociar y a través de unos y otros intentar traer lo máximo posible para la localidad, sabiendo que son panes prestados y difícil de hornear.

La otra posible opción de gobierno municipal es que gane quien no tiene compañeros en ninguna de las Instituciones superiores antes citada por su carácter localista, y que según palabras oídas, “es difícil sacar cosas y gobernar si no se tiene el apoyo necesario desde fuera”. Esto se ha visto y oído durante la última etapa de Gobierno; culpando en algún caso a sus compañeros de viaje; la prueba, en los vídeos que por varios medios se han publicado; cosa que no ayuda en caso de repetirse la actual situación. Mala cosa es esa de ir cerrándose puertas sabiendo la necesidad de dependencia de quienes parten y reparten. Pero quien toca las puertas corre el riesgo de que estas estén cerradas. Complicada sería la situación en este caso (…).

En política lo normal es que se den 100 días de cortesía para que la oposición comience a ejercer como tal. Bien, pasado ya algo más de 16 meses y a la vista de los resultados de los comicios, las preguntas pueden ser las siguientes: ¿ha mejorado el pueblo con el actual Gobierno Municipal?, en este caso sin coalición; ¿se ha conseguido traer algo significativo a la localidad?… No sé si se habrá tocado a las puertas de quienes parten y reparten, pero el resultado es que: el camión de recogida de basura cada dos días y el del medio en el taller, que la Policía Local patrulla sin vehículo, que el cuartel sigue como antes de las elecciones, que a La Plaza no se le reconoce la categoría de BIC, que el convento sigue deteriorándose cada vez más, y en este caso el invierno que nos acecha puede contribuir a su derrumbe cuasi total, que las fiestas han sido un galimatías de programas y actos…, no sigo por no ser catastrofista, pero querer mover el mundo sin apoyo para la palanca me resulta no difícil, sino imposible.

Si aquel Arquímedes pedía el punto de apoyo para mover el mundo, ¿qué no tendrían que pedir otros? Incluso sospechando que tampoco es mucha la ayuda interna.