El Grupo Municipal Socialista de Garrovillas de Alconétar (Cáceres) ha acusado hoy al alcalde, Cándido Javier Gil, de saltarse la ley en la elección del representante en la Mancomunidad Tajo-Salor, por lo que ha pedido que se repita el proceso.

Para el PSOE, el alcalde es el único responsable de que el municipio no tenga representante en la Mancomunidad, según ha asegurado en un comunicado.

«No se puede ratificar algo viciado por defecto de forma y lo que procede por tanto no es ratificar sino repetir el proceso de elección de principio a fin», ha agregado.

A su juicio, existe un error en el proceso de elección del representante en la Mancomunidad, de un pleno extraordinario en julio de 2015, por lo que no se puede ratificar ahora, «tal y como pretendía el alcalde», un nombramiento que puede ser considerado «nulo de pleno derecho o anulable, por no ajustarse el procedimiento de elección a la legalidad vigente».

Además, ha pedido que el alcalde «no confunda a los vecinos, que saben que Garrovillas es miembro de hecho y de derecho de la Mancomunidad Tajo-Salor y por tanto todos los servicios y programas están garantizados».

La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Elisabeth Martín, ha registrado hoy en el Ayuntamiento un escrito dirigido al alcalde para que «no vuelva a confundir llamar a la oposición para informarle de lo que ya tiene decidido hacer y averiguar el voto del grupo socialista con consensuar», una «voluntad de consenso» que, a su juicio, no ha mostrado nunca.

Fuente: http://agencias.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=2646331