Europa celebra este 2018 el año del patrimonio. En este sentido el potencial de Extremadura es inmenso, aunque muchos de los monumentos que salpican el mapa corren peligro de desaparecer. Para evitarlo la Junta intenta llegar a acuerdos de cesión con los de titularidad privada. Acaba de conseguirlo con el convento de San Antonio de Padua, en Garrovillas de Alconétar.Y trabaja para hacer lo mismo con la ermita de San Jorge en Cáceres.

convento

El Monasterio de Montecelli, fue fundado en 1.399 por los religiosos que acompañaron a San Francisco en su viaje por España y 700 años después amenaza con derrumbarse para siempre. Forma parte del medio centenar de monumentos en peligro incluídos en la Lista Roja de Hispania Nostra en la región. Un mapa salpicado de olvidos.57 en total. 31 de ellos esparcidos por la provincia de Badajoz. Y el resto, 26, en la de Cáceres. La ermita de San Jorge es otro ejemplo.Fue construida en el siglo XV para los habitantes de la Torre de los Mogollones.Y, aunque conserva una colección de frescos únicos, está apunto de ahogarse por falta de cuidados.Es de titularidad privada y son sus dueños los responsables de mantenerla, pero desde Hispania Nostra Extremadura insisten en que a pesar de que tengan la obligación de conservarlo, los poderes públicos no pueden eximirse de su responsabilidad de control.

La Junta se hace con la propiedad del convento.

 

0 comentarios

Deja un comentario