Inicio » Enlaces Garrovillanos

Garrovillas. Un hermoso pueblo cacereño que bien merece ser declarado Conjunto Histórico.

 

A este Post le hemos tenido que cambiar el título porque habíamos incluido a Garrovillas entre los 19 Conjuntos Históricos de la Provincia de Cáceres. Aún no lo es, aunque sí posee dos elementos en el Catálogo de Bienes de Interés Cultural de la Provincia de Cáceres: El Convento de Santo Antonio de Padua y El Puente Mantible.

Hoy os invitamos a recorrer Garrovillas de Alconétar, uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Cáceres y que posee una plaza mayor comparable en belleza  a la de TrujilloZafraLlerena… es decir, una de las plazas más bonitas de España.

Recomendamos ampliar el recorrido acudiendo a la Red Social del Pueblo: https://old.alkonetara.es Allí podréis consultar sus leyendas, personajes, historias… Tienen un montón de fotografías antiguas, ¡es muy entretenida!. Nos ha gustado sobre todo la exposición «30 años bajo el agua» que recuerda cómo eran el Tajo y el Almonte antes de estar embalsados y cómo se trasladó, piedra a piedra, el Puente Mantible, también conocido como Puente de Alconétar.

Para leer sobre las leyendas garrovillanas os recomendamos este artículo. Este pueblo es muy rico en historias y sus pobladores son guardianes celosos de su autenticidad, resulta muy interesante. Tenemos por ejemplo, una afortunada familia encargada de custodiar una de las piedras con la que unos judíos apedrearon al Cristo de las Injurias. También aquella que nos cuenta el milagro que obró San Pedro de Alcántara, cuando cruzó el Tajo andando, de noche y sin darse cuenta.

Puedes visitar también nuestro Tablero de Pinterest dedicado a Garrovillas.

A Garrovillas le falta la frondosidad de bosques serranos que tienen los conjuntos históricos de las comarcas del Norte de Cáceres y la pureza de las aguas de aquellas gargantas. Sin embargo está situada junto a la dehesa de pinos más bonita y sobre un mar interior, por lo que belleza natural no le falta.

De su próspero pasado nos habla la extensión de su término municipal, la presencia en él del único puente, junto con el de Alcántara, por el que los romanos podían cruzar el Tajo en Extremadura, las apariciones en el Quijote de D. Miguel de Cervantes (la Leyenda de Floripes y el Bálsamo de Fierabrás), preciosos restos arqueológicos que se conservan en el Museo Arqueológico Nacional, los Hornos Tejeros, en los que se fabricaban ladrillos y tejas de arcilla y barro, las canteras de granito que aún se explotan, su tremendo rollo jurisdiccional, sus casonas, ermitas, iglesias y conventos.

 

Es en el apartado de los Conventos donde encontramos la nota más triste: El Duque de Alba y Aliste, D. Enriquez, prometió a Santo Antonio de Padua que si lograba escapar de su cautiverio en Portugal erigiría un gran convento en Garrovillas dedicado al santo. Había sido hecho prisionero y condenado a muerte durante la guerra de Sucesión (1475 – 79). 

¡Y así fue! Pero el convento fue desamortizado y como tantos otros abandonado. Ahora es una tremenda y aún bella ruina, Bien de Interés Cultural que en algunas partes está repleta de feísimos graffiti.

En el otro convento, el de monjas de clausura jerónimas, podemos comprar dulces de los más ricos que se encuentran en Extremadura. En su capilla, con retablo barroco, podrás sonreirte al ver la imagen de la Virgen María de la O, con el niño Jesús creciendo en su vientre.

Dos son sus iglesias principales, la de San Pedro y la de Santa María, ambas dentro de la ZEPA urbana de Garrovillas por la gran cantidad de cernícalos primilla que aquí viven. La Iglesia de San Pedro tiene interesantes detalles templarios. Junto a la de Santa María tallaron a modo de homenaje, la figura del pobre monaguillo que tocando las enormes campanas fue lanzado fuera de la torre y murió.

En Garrovillas se pueden comer deliciosas morcillas garrovillanas y también de las cercanas poblaciones de Arroyo de la Luz y Navas del Madroño. Posee una buena oferta hotelera y de calidad, con lindas casas rurales y una hospedería de la Red Autonómica. Como pueblo de la Vía de la Plata y Camino de Santiago que es, Garrovillas tiene además un magnífico Albergue.

Recorremos esta zona preciosa y llena de historia en dos de nuestras Rutas, ¿Quieres venir con nosotros y disfrutarla sin preocuparte de conducir? ¡¡Anímate!!

 

 

 

 

Fuente: https://atcontent.com/Publication/01ovFCgcqv2.text/