Vista aérea del casco urbano

Real Audiencia

Continuando con la síntesis anteriormente publicada como Parte I sobre lo que se recoge en el Interrogatorio de la Real Audiencia de Extremadura en el año 1791, y que comentábamos que toda ella sería tan extensa y farragosa de entender, voy a poner los últimos puntos que en el citado Interrogatorio se recoge.

Igual que en la anterior ocasión quiero anteponeros que Garrovillas tiene muchos y mejores conocedores que yo de este asunto de archivos históricos, e incluso que se ha publicado sobre el asunto bastantes documentos pero yo me atrevo a ponerlo a vuestro conocimiento sucintamente.

Profesionales y otros trabajos

Estafeta de correo

El correo se compone de un administrador y conductor. Se reciben las cartas los lunes y viernes y salen los mismos días. El familiar de la Inquisición que reside es de número, siendo la guarnición militar de treinta y seis milicianos del Regimiento de Plasencia no incluyendo entre estos a los cabos ni sargentos, veintidós soldados y un oficial del Regimiento de Voluntarios de Aragón y veintiséis del Regimiento de Cataluña con otros oficia es, conviviendo estos últimos con el administrador del dueño temporal.

Juramento hipodrático

 Al médico se le pagan doscientos ducados de propios y cada vecino se ajusta con el pagándole según puede (esto estuvo vigente hasta entrado el siglo XX y se conocía como “las igualas”). Hay dos cirujanos, dos boticarios y tres albéitares, sin salario.

 Las cosechas principales son de trigo, cebada y centeno, por las que se pagan diezmos. Percibe por entero el duque de Frías como conde de Alba de Liste, las siguientes cosechas: uva, zumaque miel, cera de castra y de enjambre, queso de oveja y cabra y de todo género de ganado.

 Fue considerable en otros tiempos el producto de los pinares hallándose actualmente sin madera los montes por ser tiernos los arboles, procurando su conservación por la utilidad que producen árboles, procurando su conservación por la utilidad que producen. Y en la actualidad ni se conservan y casi ni se explotan los pinares.

 Las huertas se riegan con aguas estancadas y en ellas se crían legumbres de las más comunes que se consumen en el pueblo. Sus árboles más corrientes son la higuera, ciruelos, manzanos y emparrados, de lo que pudiera haber mucho más si no fuera por la desidia general de los vecinos, estando algunas de estas huertas distantes de la villa, con vallado y casa. Se sigue como en aquellos tiempo, e incluso alguna especia ha desaparecido.

 Orografía y su aprovechamiento

 Por su término corren los ríos Tajo y Almonte, afluente este del primero por el sitio llamado Barcas de Alconétar. En el Almonte hay pesca de anguilas, orihuelos, peces y pardillas, siendo en el Tajo la de albures, sábalos, lampreas y carpas. Muchas de estas especies desaparecidas por lo que todos sabemos.

Situación de Garrovillas respecto al Tajo.

 No se aprovechan sus aguas para riego, por lo difícil del terreno siendo la pesca libre en todo tiempo en el Rio Tajo, no ocurriendo lo mismo en el Almonte, por secarse en verano. No se observa la veda lo que resulta gran perjuicio su abuso. Las dichas barcas e Alconétar son propias del duque de Frías, capaces de transbordar carruajes de gran peso.

 Entre las riberas que forman dichos ríos hay vestigios de la antigua villa de Alconétar, de la que se conserva su castillo que sirvió para defensa de aquel paso, hoy despoblado, en el que solo existe una venta propia del dueño temporal de esta villa, destinada para trajinantes. Esto pasó a otro estado, por lo menos humedad no le falta.

 Hay otra barca en el llamado paso de La Luria, yendo hacia la Ciudad de Coria, que sirve solo para el paso de ganado lanar, para el que se forma un puente de barcas,

Mapa antiguo de la Provincia de Cáceres

 Hay dos molinos de aceite y se está construyendo otro, pertenecientes todos a particulares, haciéndose actualmente el aceite de pie. Las aceñas que hay dentro de la jurisdicción con dos molares cada una son propias, una del cabildo eclesiástico y otra de don Felipe Paredes y consorte. En los arroyos de Bejana (debe referirse a Rejana) y El Morisco hay ocho molinos, siete situados en este último, que solo sirven de invierno que son de los que se surten otros muchos pueblos. Hay trece hornos de cocer pan, también de particulares. (Me informan que algún molino se ha intentado rehabilitar, pero…)

 Abunda el acebuche y olivo silvestre, de los que no se reparten, especialmente en las dehesas y caídas del Tajo, que tienen una legua y media de largo por una de ancho.

 En ellas hay olivares en los que se pudiera permitir su injerto a cualquier vecino, con lo que se fomentaría mucho más esta cosecha de la que no se paga diezmo.

 La caza en este término es poco abundante, no observándose las reales órdenes ni castigarse su transgresión, matándose algunos lobos y muchas zorras, por las que se paga. El número de colmenas es de mil ochocientas que labran a la flor del tomillo, cardo, retama y otras, no fomentándose más este ramo a causa de las quemas de montes y raterías que en ellas se experimentan. Las cabezas de ganado son catorce mil lanar, el que experimenta disminución; cabrío, dos mil; cerda, mil cuatrocientas, y de vacuno, entre mayores y menores, dos mil cabezas. A mi criterio en este apartado posiblemente se haya ganado.

Telar

 Se nota decadencia de vecindario en estos últimos años, atribuida a la ruina de la fábrica de paños de esta villa, abandonada por dedicarse la gente a la agricultura por conceptuarlo más honroso y a que dicha fabrica tomo mas incremento en el lugar de Torrejoncillo, cuyos paños se venden con el nombre de Garrovillas. Una prueba de la situación en la que nos encontramos, la desidia y la falta de iniciativa de particulares.

Otra de las causas que se supone motivo de esta decadencia, es la marcha de muchos vecinos a la villa de las Navas, donde fijan su residencia, cuyo vecindario en poco tiempo aumento considerablemente, ya que su situación permite el aprovechamiento de pastos en los baldíos comunes de Alcántara, La Mata, Brozas, Garrovillas y Villa del Rey.

Hasta aquí lo recogido, sucintamente, en el Interrogatorio de la Real Audiencia de Extremadura en el año 1791.

0 comentarios

Deja un comentario