#110200
emlora
Participante

El jueves santo del año pasado los subarrendatarios que explotaban el mesón detectaron un atasco en los desagües y después de hacer algunas acciones para solucionarlo por ellos mismos ante la imposibilidad de hacerlo llamaron a un equipo especializado que solucionó el problema de manera provisional.

El trabajo realizado por los subarrendatarios consistió en hacer varias catas en el suelo en el recorrido de las tubería de desagüe hasta una arqueta ciega que hay debajo del suelo del comedor en la esquina suroeste en la parte de mesas para comensales. No pudieron solucionar el atasco dada la cantidad de materiales existentes en las tuberías (curiosamente lo que más había era arena con piedras algunas de tamaño considerable, también había lo que lógicamente debe haber en un desagüe de aguas residuales atascado) por lo que se vieron en la necesidad de llamar al equipo de limpieza (jueves santo con comidas encargadas y con el ayuntamiento cerrado por fiestas hasta el lunes siguiente). Cuando se desatascó más allá de la arqueta de la red general, el técnico del equipo dijo que volvería a suceder puesto que los atascos eran causados por problemas de la red pública que aseguró no apropiadas por ser la de aguas de lluvia de la carretera y tener poca pendiente y arquetas inadecuadas.

Días después comunicamos al ayuntamiento lo sucedido solicitando el abono de los gastos efectuados en el desatasco. Un mes después volvimos a solicitar el abono. A día de hoy estamos esperando la liquidación de ese abono (281,05 euros del equipo de limpieza y 60 euros del albañil). Poco después, antes de las elecciones locales, fue cuando el alcalde prometió arreglarlo (a partir del 13 de junio, dijo).

En septiembre los subarrendatarios que explotaban el restaurante, ante la próxima finalización del contrato deciden prorrogarlo un año más pero ponen como condición que se solucionen los problemas de los desagües y de entrada de agua de lluvia. Con esa intención nos dirigimos de nuevo al alcalde, el 29 de septiembre de 2015, solicitando una reunión. Días después se vuelve a atascar la arqueta de la red general con el consiguiente atasco de los desagües del restaurante. Igual que la vez anterior, pero en esta ocasión se hace cargo de los trabajos de desatasco y su coste el ayuntamiento.

El día 16 de noviembre de 2015 a medio mes de la finalización del contrato de subarriendo, ante la renuncia de los subarrendadores a continuar por no haberse solucionado los problemas y la falta de respuesta del alcalde, decidimos volver a solicitar la reunión comunicándole que en cuanto finalizara el contrato de subarriendo se cerraría el establecimiento hasta la solución de los problemas previo cobro por nuestra parte de los gastos que se derivasen del cierre (luz, agua, seguros, etc.) y de las facturas pendientes del primer atasco de casi un año antes.

Ahora si obtenemos respuesta escrita y dice, que ha solicitado a la oficina de gestión urbanística de la mancomunidad un informe sobre los problemas de construcción, que ha efectuado resolución de delegación específica en un concejal de su grupo para todo lo relacionado con esa dependencia municipal y que el establecimiento tiene todas las autorizaciones correspondientes y mientras no se demuestre lo contrario no existe motivo de cierre.

continúa…

María Luisa Vecino