Inicio » Generales » El político » Artículo tristemente divertido

Lo que SÍ hemos visto

#108680
liberal
Miembro

Josep Antoni Duran i Lleida la semana pasada en el Congreso, (de donde cobra una nómina abultadísima por representar, según la Constitución, a TODOS los españoles: los que hablan catalán y los que hablan castellano):

"Es mas, incluso en esta escuela catalana, muchas veces la lengua mayoritaria en el patio sigue siendo lamentablemente el castellan o"

Si esto no demuestra una predisposición de uno de los principales mandamases del partido que ha gobernado, gobierna y gobernará en Cataluña en contra del castellano, será porque a alguno le conviene taparse los ojos. 

En cuanto a la persecución a los niños para que hablen en español en el recreo no hace falta imaginarlo, como si fuera una exageración inconcebible:

La Voz de Barcelona del 15 de febrero de 2011 (http://www.vozbcn.com/2011/02/15/58394/marcados-por-hablahr-castellano/):

 

CATALUÑAUn niño de cinco años, ‘marcado’ por hablar en castellano en un colegio público de Sitges

Una pegatina roja en sus notas advierte de que no ‘participa en conversaciones utilizando la lengua vehicular del centro’.

 

Los padres de un niño escolarizado en un centro público de Sitges (Barcelona) han denunciado que en el apartado de ‘lenguaje verbal’ de las notas con las que se le evalúa, se le ha colocado una pegatina roja en el ítem titulado ‘participo en conversaciones utilizando la lengua vehicular del centro’, porque su hijo, de cinco años de edad, habla habitualmente en castellano, su lengua materna.

El expediente de calificaciones utiliza un sistema por el que se coloca un adhesivo verde, amarillo o rojo para evaluar el nivel del alumno en cada ámbito, algo inteligible para niños de tan temprana edad y que supone una forma de estigmatización, según los padres. “¿Qué he hecho mal, mami? ¿Por qué me han puesto una pegatina roja?”, preguntó el niño a su madre, según recoge Abc.

Ah y esas imposiciones no son privativas de la región catalana. También se dan en comunidades gobernadas por el PP, lo cual tiene, desde mi punto de vista, aún más delito. Lo digo porque luego me llaman propagandista del PP, que nos vamos conociendo, y nada más lejos de la verdad, como puede observarse en mi cuenta de Twitter.

Esto es del diario El Mundo del 10 de septiembre de 2012:

 

Prohibición del castellano

'Algunos niños se esconden en el patio para hablar castellano y que no les castiguen'

 

M. es madre de dos niños de entre siete y once años que estudian en el Colegio Público Puig de Na Fàtima de Puigpunyent. La pequeña, como la madre, se expresa habitualmente en catalán, mientras que el mayor prefiere hacerlo en castellano al igual que su padre. En su casa cada uno habla como quiere, cosa que, denuncia M., no pueden hacer en la escuela, donde según le han asegurado los propios críos en el curso pasado se reprendió e incluso se llegó a castigar a alumnos por hablar en castellano en clase o durante el recreo.

Según explica M. –que prefiere mantener su nombre y el de su familia en el anonimato por miedo a represalias contra sus hijos–, ella misma fue testigo por casualidad de como algunos niños se llegaban a esconder en el patio para hablar en castellano sin miedo a reprimendas. "Pasé por delante del colegio durante el tiempo de recreo y a través de la verja vi a cinco o seis niños en un rincón de la parte trasera del gimnasio. Les pregunté qué hacían allí y me respondieron que se escondían para poder hablar en castellano".

Quien relata estos hechos es una de los padres y madres que denunciaron esta situación a la agrupación municipal del PP después de no haber conseguido nada entrevistándose con la directora del centro, la cual "nos lo negó todo".

La agrupación popular, encabezada por Antonio Deudero, presentó un escrito de denuncia en su nombre ante la Conselleria de Educación del Govern instando a este departamento a investigar estos hechos y el "adoctrinamiento político" al que se somete a los estudiantes.

Entre los padres que se han quejado se cuentan varios de nacionalidad extranjera, algunos de ellos sudamericanos y con hijos que en casa se expresan habitualmente en castellano. "Muchos de ellos están hartos y planean cambiar de colegio como han hecho otros", explica M. para añadir que las charlas en castellano no solo se castigaban con sermones.

Su propia hija toma la palabra para asegurar que un día vio como dos compañeros se quedaban sin recreo por ese motivo. Al preguntar por este hecho a la directora, no obstante, ésta respondió que el castigo se había producido por otras razones.

M., por su parte, no tiene dudas. A quien cree es a sus hijos y según afirma, las reprimendas o castigos no han sido cosa de un día. En la clase del mayor, explica, un profesor aseguró a los alumnos que solventarían sus evaluaciones "con todo suficientes" de no seguir la pauta.

Míriam, una conocida de M. con dos sobrinos –de nueve y seis años respectivamente– en el CP Puig de Na Fátima, asegura que el mayor también ha tenido problemas por expresarse en castellano en el patio dela escuela. M. afirma que tomaron la decisión de comunicar el caso al PP al comprobar que la Asociación de Padres y Madres "no estaba muy por la labor" de denunciar estos hechos.

Por otro lado, ninguno de los padres que se han quejado, afirma, tiene conocimiento de que esta situación se hubiera producido en años anteriores. "Todo empezó el curso pasado. No se por qué pero hubo un cambio".

Podrá argumentarse que son casos aislados, y probablemente sea verdad. Pero hasta donde llega mi conocimiento, la Alta Inspección de Educación del Estado, ni ha abierto expedientes sobre estos casos, ni los responsables han sido expulsados de la función pública, como debería ocurrir por negar derechos fundamentales de los ciudadanos, amparados en la Constitución, en cuatro sentencias del Tribunal Supremo y una del Constitucional.