#108662
San Roque
Miembro

Me viene últimamente en muchas ocasiones a la memoria, aquel cuento del lobo que para acercarse al rebaño se vestía con una piel de cordero y cuando estaba entre ellos, se transformaba en el más feroz de todos los predadores con intención de destrozar a los que él entendía que tenía que eliminar. Viene a cuento este cuento (perdóneseme la redundancia) por la transformación del quien cuando estaba en la oposición siempre que tenía que intervenir derrochaba una buena verborrea y con ánimo de querer llevar el debate más sosegado que quien Presidía los Plenos; entiendo que para dejar clara la diferencia entre la preparación, formación y educación de uno para con el otro.

Ahora bien, el opositando asume la Presidencia y se transforma por arte de birlibirloque en el más duro, el más legalista, el más intransigente de todos los Alcalde del mundo mundial. La prueba está en el último de los Plenos cuando la portavoz del partido de la oposición intentaba presentar el sentido urgente de una moción y por una parte desde la Presidencia con su “manu militari” y por otra la poca experiencia de la exponente se convirtió lo que podía haber sido un paseo militar para el Sr. Alcalde si hubiera consentido que la presentara y posteriormente con los votos de su formación más lo del Partido que todo lo calla y todo lo otorga (véase las intervenciones de los dos portavoces de los dos partido de Gobierno) le hubieran echado para atrás y no hubiera valido de nada la moción. Pero resulta que su ego no le permitía ni tan siguiera a la novata portavoz de la oposición y su manojo de nervios que hiciera una defensa mínima de lo que quería, que era simplemente presentar una moción de urgencia.

Hay que reconocer que el Sr. Alcalde tiene una buena pluma y que aprovecha excelentemente en el blog de la PSDG para a la más mínima sacar los colores a la oposición, le da igual que los concejales sean los de la actualidad tratándolos de chabacanos, falta de conocimiento, etc. que tirar de tiempos pasados y volver a tiempo de campaña como si estuviera en la oposición. Olvídese señor Alcalde, usted está gobernando y tiene que dar respuestas y no sacar el “y tú más”  y “ustedes que hicieron” y “ustedes no pagaron” y ustedes no terminaron”.

Por cierto, todos nos alegramos que la Obra del Centro Sociosanitario haya visto su fin, pero también sabemos cuándo y quién la empezó; no hace falta ser muy listo para saber que una obra de ese calado debe de ir en fases, y que en función de la duración, uno la puede empezar y otro terminarla, por ejemplo una autopista no se construye de noche a la mañana, entonces casi seguro que quien pone la primera piedra no la inaugure, le repito nos alegramos que esté terminada, pero reconozca que usted no la empezó.

Ya he dicho que se le da muy bien escribir, pero reconozco que me molesta la muletilla esa de “no tengo mucho tiempo porque entre otras cosas tengo que trabajar al mismo tiempo que ocuparme del Ayuntamiento……”; no quiero yo cambiarle su forma de tocar la célula sensible de los demás, pero reconozca que si está ahí es por voluntad propia, y por otra parte me parece de poco dialogante cuando alguien envía un mensaje al blog, no se publica por que no le es favorable y luego lo cita a su despacho suponiendo por adelantado que no irán “porque para eso hay que tener algo de lo que ustedes carecen”, me parece a mí que esta frase es poco acertada , verdad.

Termino, no quiero que se entienda esto como algo personal, sino como distinto punto de vista; que alguien saldrá a defenderlo, seguro que sí, que lo pongo aquí por dos razones: la primera porque me parece un medio mucho más libre, con el peligro que eso encierra de bajo seudónimo poder pasar los límites de la buena educación, espero que no se produzcan, y segundo porque seguro que si lo enviara al blog de la PSGD no se publicaría y además me citaría a su despacho y es que yo trabajo en fines de semana, que es justo cuando parece que es cuando me puede recibir en el Ayuntamiento.

Como entiendo que desde el puesto de Alcalde se puede hacer didáctica le dejo con la frase de un personaje que yo admiro y no sé si usted también, puede que sí:

“La buena didáctica es aquella que deja que el pensamiento del otro no se interrumpa y que le permite, sin notarlo, ir tomando buena dirección.”

Enrique Tierno Galván