#109874
emlora
Participante

Las ovejas negras son muy escasas y se saben ser participes involuntarios y obligados de una farsa donde prima la hipocresía, los prejuicios y otras lindezas que hacen que el rebaño se asocie por afinidades. A gusto o disgusto, las negras, hacen lo mismo con lo que las relaciones entre unas y otras no existen salvo raras veces. Suelen ser unos animales, las negras, muy díscolos y sus relaciones con el pastor, tensas, viendose sometidas algunas veces ya que el pastor va acompañado de una jauría de seres bien adiestrados que pegan unos mordiscos terribles. De no ser por esto el pastor no podría someterlas ya que estos ovinos oscuros son de gran entendimiento e ingenio, y muy amantes del libre albedrío.