#109739
emlora
Participante

Coincidiendo en el tiempo mi compañera, doña María Luisa Vecino González, asumió el contrato de arrendamiento del bien municipal Mesón el Morisco y al poco tiempo se hizo patente que había serias discrepancias entre el contrato y la realidad en algunos aspectos de equipamiento y seguridad. Se estudió este problema y se buscó una solución consensuada que consistía en ampliar un tiempo el contrato de arrendamiento a cambio de que la adjudicataria asumiera el coste de las inversiones. Las obras se realizaron en otoño de 2011 y en ese momento se le entregó a la arrendataria un justificante del compromiso adquirido por el ayuntamiento y se solucionó por fin hace ahora un año después de aprobarlo el pleno por unanimidad. En este incidente no encuentro ilegalidad alguna pero en el tiempo transcurrido desde el inicio a la solución ocurrieron otros hechos que ahora se han de conocer.