Inicio » Noticias » Actualidad local

Condenan a un pirómano a estar hasta doce años en el psiquiátrico

En Garrovillas quemó una casa y robó una barca, en Acehúche causó un incendio forestal, en Alcántara desvalijó una casa y en Ceclavín mató a una vaca Ya fue condenado en 1996 a estar en tratamiento psiquiátrico por provocar otro incendio en Garrovillas, e intentar clavar un cuchillo a un guardia civil

Antonio J. M., (conocido como Antonio el Mochuelo), un esquizofrénico de 51 años natural de Garrovillas, fue ayer condenado por el Juzgado de lo Penal a estar hasta 12 años en un establecimiento psiquiátrico penitenciario. Antonio padece una esquizofrenia desorganizada episódica de largos años de evolución. En el mes de mayo del año pasado cometió numerosos delitos en uno de los brotes agudos de su enfermedad, en el que sus facultades de entendimiento y voluntad quedaron prácticamente anuladas. En la madrugada del 25 de mayo prendió fuego a una casa de campo ubicada en el paraje 'La Ballestera' de Garrovillas. Se quemó la casa y objetos que había en su interior como una cama, una cocina de gas, utensilios de cocina, una caldera de cobre, baldosas de gres y numerosos útiles de apicultura. Los daños fueron valorados en 7.870 euros. El 25 de mayo fue al paraje conocido como 'El Peón', a orillas del río Tajo, a 15 kilómetros de Garrovillas y robó una barca valorada en 1.200 euros. A las cuatro de la tarde del día siguiente, con ayuda de la barca accedió a la zona del 'Puntal de las Palomas' de Acehúche. Prendió fuego a la vegetación y las llamas se propagaron con rapidez. Se calcinaron 18 hectáreas de gramíneas, pastizal y escobonales. El incendio costó a la Junta 4.581 euros. En la madrugada del 28 de mayo Antonio se dirigió al paraje conocido como 'Carcaboso de Amores' en Alcántara, y allí robó del interior de una casa de campo: una escopeta de caza, una caja de cartuchos, una pistola pequeña, una pistola antigua, dos navajas, unos prismáticos, utensilios de pesca y prendas de vestir. El 28 de mayo fue al paraje 'Los Álamos' de Ceclavín. Entró en una finca y disparó a una vaca de raza asturiana en la frente y el hemitórax derecho. Mató a la vaca que estaba valorada en 800 euros, y se llevó una perra de raza que valía 400 euros. Antonio fue declarado incapaz en 1995, prorrogándose la patria potestad a favor de su padre. Al morir éste no se encontró a ningún familiar que quisiera asumir su tutela. En el año 2000 se le nombró un tutor, pero éste no es capaz de ejercer un adecuado control sobre él en los brotes agudos de su enfermedad. Hace 11 años Antonio ya fue juzgado hace 11 años, en 1996. Se demostró que en la madrugada del 1 de junio de 1995 entró en la finca 'Huerta Ballesteros' de Garrovillas y quemó tres casetas en las que había corcho, heno y colmenas. Causó daños que entonces fueron valorados en 900.000 pesetas. La dueña es la misma que la de la casa quemada el año pasado. Cuando la Guardia Civil fue a detenerle Antonio sacó de entre su ropa un gran cuchillo, e intentó herir a un agente sin conseguirlo. Entonces se le condenó a someterse a tratamiento psiquiátrico.

SERGIO LORENZO/CÁCERES diario Hoy Digital