Hoy nos hemos topado aquellos que tenemos una alerta en Google con un trabajo sobre nuestro pueblo en una revista especializada en turismo, y aún reconociendo que cualquier información sobre nosotros y nuestro pueblo es siempre bienvenida, la verdad que el reportaje me resulta algo zafio e incompleto.

Está claro que estamos necesitando una Oficina de Turismo con personal preparado para una buena información, con personal que aunque no sea a dedicación completa, sí que esté disponible a demanda.

Tampoco entiendo como tiene que ser uno de los informantes la Directora de la Hospedería, así pasa que de la rica gastronomía local y de recursos que hay en la localidad, nada de nada.

Tampoco entiendo como hace un recorrido por los valores arquitectónicos del pueblo y se olvida de algo que debería estar en primera línea del artículo para su reivindicación y salvación, me estoy refiriendo a nuestro Convento, ni como no se hace mención al Monasterio de la Salud, o a los campos de Villoluengo y su ermita de Altagracia, otro tanto pasa con los azulejos de San Pedro, o con algo que no se le da el valor que en su momento tuvo, como es la traída de agua desde la Atalaya, ni una sola mención a nuestro rico patrimonio natural como los pinares o la fiesta del almendro en flor.

Tampoco una sola mención a las fiestas que enriquecen nuestra localidad, empezando por San Antón, continuando con San Blas, que es el máximo exponente de la indumentaria de la mujer garrovillana y terminando con la cachuela o matanza.

En fin lo dicho, posiblemente a alguien no le llenara mi perorata, pero es que si no lo digo, no es que reviente, pero por lo menos así me he quedado agusto.

Salud,

Acceso al artículo: Artículo sobre Garrovillas

0 comentarios

Deja un comentario