Un operario del Ayuntamiento de Garrovillas de Alconétar dice que no les avisaron de que, tras las fiestas, aún había un morlaco en un chiquero
Esta semana no se habla de otra cosa en Garrovillas de Alconétar. El pasado domingo se terminaron las fiestas patronales de esta localidad cacereña y, tras varias jornadas de diversión, el lunes se presentaba como el día perfecto para descansar. Después del ajetreo llega la calma. Sin embargo, esta vez eso no se ha cumplido. El culpable ha sido el toro sobrero de los festejos. Para muchos un morlaco al que se puede apodar como ‘el olvidado’.

Nueve de la mañana del lunes, 20 de agosto. Dos operarios que trabajan para el ayuntamiento de la localidad entran en el toril que da acceso a la plaza en la que se celebran los festejos. Abren la puerta con llave y se sitúan en el distribuidor de chiqueros, los compartimentos donde se encierran a los morlacos. Cada uno de ellos tiene dos cerrojos. «Mi compañero Daniel se asomó por la verja que hay entre la pared y la puerta tras bromear conmigo sobre la posibilidad de que se hubieran olvidado un animal. Tras mirar, allí lo vio. Fuimos a guardar herramientas y a limpiar y nos encontramos con un toro», relata David Díaz, uno de los operarios. «Nos quedamos blancos y nos fuimos. Luego llamamos al encargado y a la concejala de Festejos y no volvimos a entrar», añade.

Lo cuenta con ayuda de su padre y su hermano. Todavía tiene el susto metido en el cuerpo. «Podía haber sido una desgracia. A ellos nadie les había avisado de que ahí todavía estaba el toro sobrero», comenta Jesús Díaz.

Este hecho, que finalmente se ha quedado en una anécdota, se ha convertido en el protagonista de los grupos de la aplicación de mensajería WhatsApp entre los vecinos del pueblo. También se habla de él en las redes sociales y el alcalde del municipio, Cándido Javier Gil, ha aclarado lo sucedido. «El toril estaba cerrado con llave en sus puertas exteriores y el animal estaba en su chiquero con las cerraduras perfectamente echadas. Un trabajador ha entrado con el propósito de dejar unas herramientas en el corral de distribución que hay a la entrada. Lo primero que ha hecho es comprobar, a través de la mirilla, si el toril estaba libre o por el contrario había algún un animal. Comprobado que efectivamente se encontraba allí el toro descargado la tarde antes, avisó a la concejala de Festejos y al encargado, que procedieron a cerrar de nuevo. Poco después el toro ha sido embarcado y retirado por la empresa».

Cándido asegura que «no es cierto que varios operarios estuvieran haciendo tareas de limpieza en el toril, ni que las puertas estuviesen abiertas, ni por supuesto que se haya producido ningún encuentro fortuito con el animal, que en todo momento ha permanecido en su chiquero tranquilo y ajeno». En lo que sí coinciden es que el toro disponía de bebedero, paja y pienso.

Lo que está claro es que la polémica está servida. Hay vecinos que dicen que el toro sobrero suele permanecer en el toril una tarde tras las fiestas, pero no toda una noche. En el caso de que así sea, siempre con conocimiento de la Guardia Cicil o la Policía y un operario del ayuntamiento. Otros tildan el hecho de «simple anécdota».

Fuente https://www.hoy.es/extremadura/guardar-herramientas-limpiar-20180824220203-nt.html

1 comentario

Denuncian el olvido de un toro en las fiestas de Garrovillas

Los vecinos de Garrovillas de Alconétar denuncian el olvido de un toro en su cajón el pasado domingo, que los operarios encontraron a la mañana siguiente. Las fiestas de San Roque, que se desarrollaron del martes 14 al domingo 19, incluían festejos taurinos todos los día. El domingo, la empresa organizadora trajo un toro más de los necesarios, pero olvidaron llevárselo de vuelta.

El lunes por la mañana, los operarios encargados de la limpieza de la zona escucharon un ruido dentro del cajón donde se colocan los toros y, tras abrir uno de los cerrojos que tenía, descubrieron que ese toro «sobrero» seguía allí. Vecinos y operarios denuncian el peligro que supuso que el animal permaneciera allí durante toda la noche, ya que nadie tenía constancia de que seguía allí y podría haberse escapado. La puerta del cajón donde se encontraba tiene únicamente dos cerrojos, por lo que, denuncian, la seguridad era mínima.

Fuente http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/caceres/denuncian-olvido-toro-fiestas-garrovillas_1109295.html

Deja un comentario