Inicio » Generales » El político » TOMA DE POSESION

…. y en conclusión

Garrovillas de Alconétar Foros Generales El político TOMA DE POSESION …. y en conclusión

#102611
pinomosquitu
Miembro

Al resto de garrovillanos sólo haceros un resumen de lo mucho que se tiene que oír en radios y televisiones públicas:
De cada 100 euros que paga un catalán al Estado, éste le devuelve 76.
De cada 100 euros que paga un extremeño, le devuelven 160.
En 1998 cada catalán pagó 2.960 eur. Lo que representa el 20.84 % de lo recaudado por el estado español. Mientras que cada extremeño paga 495 eur. Lo que representa un 0.6 %.

Durante el periodo 91-96 cada catalán recibió 974 eur. En concepto de inversión por parte del estado, mientras que por el mismo concepto cada extremeño recibió 1.454 eur.

Todo esto dicho con el correspondiente choteo, ya que se hace público en programas de humor de la Televisión Catalana, al estilo del Sr. Buenafuente cuando estaba en TV3.
Todo aquel nacionalismo que nos repugnaba cuando el dictador, se da hoy en Cataluña a diario. Lo único que cambia es que es en versión catalana y predisponiendo a los cortos de entendederas en contra de lo español. Se coarta la libertad de expresión. Nunca se oirá una crítica en contra del gobierno catalán. Se persigue oficialmente el castellano. No existe colegio público ni privado donde pueda escolarizarse a un niño únicamente en idioma castellano. Costumbres tan arraigadas en el resto del pais, como son los toros, aqui se prohiben y se tachan de bárbaras al igual que aquellos que las practican. No existen las pequeñas capeas en las fiestas de los pueblos.
Se aboga por la excisión de las selecciónes deportivas. Se pretenden hacer selecciones nacionales catalanas, cuando equipos como el Barça F.C. alinean solamente a tres españoles ( que no catalanes) en su once titular.
Mientras esto ocurre, los grandes patriotas extremeños, al estilo del amigo Kiko, silban “els segadors” con las manos en los bolsillos, mirando hacia otro lado y sin que se les caiga la cara de vergüenza de oír como ponen a parir a sus paisanos y no dicen ni mu, y aquí no pasa nada.
La culpa de todo: cañita y yo.