#101856
cañita
Participante

Al final siempre pagan los mismos, los mas debiles, las clases mas humildes y desprotegidas, algunos despues de tantos años en el sindicato, ahora da que pensar, si defendiendo a los obreros o de pelota del patron. Porque ahora en un problema que afecta muy de cerca a unas trabajadoras de nuestro pueblo que les va en ello su PAN, ni las escucha y lo que es peor es que no saben como hacer para despedirlas, las estan desprestigiando corriendo por todo el pueblo que eran unas incompetentes y que tenian todo abandonado y muy sucio, cuando de todos es sabido del seguimiento que hace de esta residencia la asistenta social, ademas de la presencia constante del medico y el ATS. estos son los que se llaman socialistas con carne del Partido Socialista Obrero Español, asi le brilla el pelo al PSOE.

El señor Saponi se ha ido antes de terminar el contrato que finalizaba en junio, las empleadas que allí estaban tenian contrato de terminacion de servicio hecho por el mismo, ¿esto que quiere decir?, El señor saponi les hizo un contrato a las empleadas que duraria mientras los pisos tutelados estuvieran con ese servicio, claro esta que el señor Saponi no ha despedido a las empleadas puesto que el servicio se mantiene.

Ahora al hacer una nueva contrata, el interesado en contratar los servicios de los pisos tutelados al tener conocimiento del contrato de las empleadas les ofrece el puesto pero empezando de cero, sin liquidacion por parte de Saponi puesto que el no las ha despedido, las empleadas renuncian a perder su antiguedad, y la empresa se echa para atras en la contratacion de los servicios de los pisos.

Esto hace perder los nervios al alcalde y les dice que sus servicios en los pisos han terminado en dicho dia, las empleadas se marchan a las doce de la noche quedando los piso sin guardia y teniendo que hacer guardia el policia de turno durante toda la noche, al dia siguiente algunas de las empleadas del Ayuntamiento tienen que hacerse cargo de la alimentacion y limpieza del habitaculo. Las trabajadoras se ponen en contacto con sus abogados y este les dicen que no abandonen los pisos y que vuelvan a sus puestos de trabajo y que aguanten allí hasta que sean expulsadas por el alcalde o las fuerzas de seguridad.

Las trabajadoras tiene una carta en su poder que hace referencia a los articulos del estatuto de los trabajadores donde se refleja que ellas son legitimas dueñas de sus puestos de trabajo aunque cambie de empresa, carta que al parecer el señor alcalde se niega a leer y se marcha de alli con toda la corporación socialista, para despues mas tarde mandar al municipal a que desalojen los pisos las manifestantes, alegando alborto y peligro de integridad fisica para los allí residentes, el agente municipal al llegar allí se encuentran que dichas manifestantes estan sentadas tranquilamente y charlando sin que ello conlleve peligro alguno a los allí residentes, el agente realiza un parte en el que no ha observado nada de alboroto ni peligro para las personas, seguidamente hace presencia el sargento de la guardia civil, preguntando que ocurria y al ver lo que pasaba se fue sin ningun problema y se lo comento al alcalde, anunciando este que se denuncián por alboroto y peligro para las personas residentes, por lo que la trabajadoras hacen lo mismo por mentir y acusarlas de alborto y de provocar peligro a las personas del centro, y de momento se han sacado unas plazas para cubrir esos puestos hasta diciembre.

Que podemos esperar de la mala gestión de un alcalde que encima cobra por ello y dice ser Socialista y obrero, cualquiera tendria mas sensibilidad con las trabajadoras y vecinas, que seguro que le votaron para que hoy este empoltronado con su buena paga que seguro tambien que es mejor que el sueldo que tenia en su anterior trabajo. Esperemos que las desgracias de los demas no nos resulten indiferentes y que los garrovillanos nos solidaricemos con las trabajadoras de nuestro pueblo y no olvidemos lo que hacen estos individuos cuando vuelvan a pedirnos nuestro voto.

Todos presumimos de Socialistas y Obreros pero a la hora de la verdad miramos para otro lado como han hecho con las trabajadoras de los pisos tutelados.