#107753
liberal
Miembro

Sirva esta breve intervención para agradecer los elogios, de todo punto inmerecidos, que mis escritos suscitan. La verdad es que algunos lográis ruborizarme, pero no voy a negar que es gratificante saber que existen personas que comulgan con tus puntos de vista.

Pero igual que agradece los halagos, una persona noble, algo a lo que yo aspiro a parecerme, debe reconocer los méritos de los adversarios, que no enemigos, que dialécticamente suponen un esfuerzo intelectual muy de agradecer. en estos tiempos en los que las dificultades y las crisis exacerban y maximalizan los pensamientos políticos de cada cual, convirtiéndose el dogmatismo en una dificultad para el debate, y un vicio en el que, pese a todo, unos y otros caemos con excesiva facilidad.

No quiero en modo alguno arrogarme el papel de moderador del debate, pero te pediría humildemente, amigo Crazy, que acortaras la extensión de tus escritos. No dudo de tu capacidad, acreditada por otra parte, de escribir párrafos de igual o mayor amplitud, pero, por ejemplo, este último no ha recibido contestación por mi parte porque si tuviera que contraargumentarlo, la extensión de mi exposición sería tal parrafada, que nadie de los habituales lo leería.

Sé que no soy en absoluto ajeno a la culpa en la creciente extensión de los textos en estos foros, pero pido que nos ciñamos a unos límites más razonables, pienso por ejemplo en los escritos del amigo Tuco, en aras a un mayor dinamismo de los mismos.

He estado viajando estos últimos días, y no he encontrado el tiempo suficiente para seguir con el debate, pero intentaré encontrarlo en los próximos días.