#105161
orwell
Miembro

   Se olvidan los emigrantes hispanos que llegaron  a Europa  o Norteamérica huyendo  de las democracias de Pinochet, la Junta Argentina, la Nicaragua de Somoza, la Cuba de Batista todas ellas bendecidas por el vecino del Norte.

   Los gobiernos de ideas totalitarias (China, Unión Soviética, la Alemania de Hitler,… podéis añadir bastantes),  nunca  han respetado a las minorías ya sean étnicas o intelectuales.

   Cuándo los pueblos son explotados todo va bien,  se ponen los gobernantes fieles a   los explotadores, el problema se plantea si estos pueblos quieren acabar con los explotadores y ser ellos dueños de su propia riqueza. Inventarán  guerrillas,  dictadores,  bloqueos  y un sinfín de martingalas para  asfixiar a estos díscolos países y  vuelvan al redil de la explotación. Llenarán folios enteros de delitos contra los derechos humanos, y muchos serán ciertos.

   En este  país sabemos muy bien lo que es la emigración, muchas veces a la fuerza; a través de  la historia se han perdido en el exilio muchas mentes muy brillantes. Los españoles que profesaban otra religión que en sucesivas oleadas tuvieron que abandonar sus casas, los afrancesados que querían un país más moderno y se equivocaron de bando, los liberales del siglo XIX que tuvieron que huir del absolutismo, los exiliados  de la Guerra  Civil, los emigrantes de los años 60 que fueron a buscar el pan a los grandes ciudades y últimamente los exiliados del país vasco huyendo del terrorismo. Las ideas totalitarias o la mala gestión económica de los gobernantes siempre han echado a mucha gente de sus hogares.